Suscriptor digital

Bueno, bonito y barato: el informe que muestra cómo inmuebles del Estado son alquilados a precios irrisorios

Bueno, bonito y barato: el informe completo de PPT - Fuente: Eltrece

14:59
Video
(0)
1 de octubre de 2018  • 00:18

Bajo el título Bueno, bonito y barato, el programa Periodismo Para Todos , que conduce Jorge Lanata por El Trece, mostró un informe sobre inmuebles que pertenecen al Estado y que son alquilados a precios irrisorios.

"Ese es otro agujero negro por el que se pierde plata para el beneficio de algunos pocos. En algunos casos, firmas muy poderosas que le alquilan al estado a dos mangos. En realidad no son alquileres, son un regalo", apuntó Lanata. En el informe, se pudo ver cómo reconocidos puntos gastronómicos y de indumentaria, entre otros, abonan cánones al Estado a muy bajo costo por mes.

"Me cuesta recordar algún contrato donde yo crea que los intereses del Estado estaban debidamente defendidos", señaló el administrador de bienes del Estado Ramón Lanús a PPT. Y agregó: "Algunos de los ejemplos que tenemos cruzan todo el período desde los 90 hasta hoy, hay contratos que fueron firmados en la época de Menem, otra de De la Rúa, y después de los últimos 12 años del kirchnerismo. La opacidad, la falta de transparencia, con la que se manejaron los bienes del estado creo que es una deuda que tenemos como sociedad con la democracia". Para Lanús, la desidia y la corrupción fueron los motivos principales por los cuales se firmaron estos contratos.

El Paseo de la Infanta, ubicado en la intersección de la avenida Del Libertador y Sinclair, (dentro de los bosques de Palermo) que posee locales gastronómicos, fue uno de los lugares señalados por PPT por pagar un alquiler mensual irrisorio. "Este es uno de los casos más emblemáticos: son 20 locales que han transformado este lugar en un polo gastronómico. Todo este predio es del Estado. Quien se lo alquila al Estado es la empresa Panter SRL, propiedad de Natalia Clarens, hija de Ernesto Clarens, el financista de Néstor y Cristina Kirchner . Ella le paga al Estado, por mes, 250 mil pesos, pero le cobra a cada uno de estos locales un alquiler mínimo de 120 mil pesos por mes, es decir que estamos hablando de una ganancia de dos millones de pesos por mes", explicó el periodista Ignacio Otero.

El administrador de bienes del Estado dijo que se trata de un contrato que venció poco tiempo atrás: "Venían pagando 55 mil pesos y automáticamente pasaron a pagar 255 mil pesos. Nosotros queremos avanzar en el desalojo de ese lugar y poder concesionarlo de manera transparente. Las tasaciones que tenemos del Tribunal de Tasaciones de la Nación, que es el que fija el precio, indica que este lugar vale un millón de pesos por mes".

Otro caso es el de una estación de servicio ubicada en la avenida Juan B. Justo y Honduras. "La empresa pertenece a un hombre que se llama Fazio, tiene un contrato por el cual paga 22 mil pesos por mes", indicó Lanús, sobre la estación de servicio Shell que se ubica en el lugar.

"Cuando hablamos del Hipódromo [de Palermo], cada rincón del Hipódromo es un negocio -un kiosco- distinto. Se pagan cánones irrisorios con contratos que no defienden los intereses del Estado nacional", continuó. Otero contó que, el Tattersall de Palermo, que se ubica dentro del hipódromo, "paga apenas 300 mil pesos por mes" de alquiler. "Alquilar el salón ambientado [para una fiesta particular] sale 480 mil pesos", explicaron en PPT. "[El restaurante] Kansas paga 200 mil pesos por mes cuando nosotros creemos que ese canon no debería bajar de los 2 millones de pesos", agregó Lanús, sobre el local gastronómico que se ubica al lado del hipódromo.

Otro de los lugares que señaló el programa fue el shopping al aire libre Distrito Arcos, que se encuentra en la avenida Juan B. Justo y que posee outlets de las mejores marcas del país. "Le paga al Estado 200 mil pesos por mes. Es administrado por la firma Irsa", detalló Otero. Lanús dijo que, "probablemente, el alquiler valga 10 veces más de lo que están pagando".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?