Suscriptor digital

Qué efectos económicos tendría para Bolivia y Chile la salida al mar con soberanía que reclama La Paz

Las protestas reclamando "Mar para Bolivia" son frecuentes en el país andino.
Las protestas reclamando "Mar para Bolivia" son frecuentes en el país andino.
(0)
1 de octubre de 2018  • 08:12

En la disputa por la salida al mar con soberanía que reclama Bolivia a Chile no solo se han puesto sobre la mesa argumentos jurídicos. Hay también razones económicas que La Paz esgrime cada vez que reclama por tener que utilizar los puertos chilenos para exportar o importar productos desde otras regiones del mundo.

Bolivia habla del "daño económico" que le ha provocado la falta de litoral y hace millonarios cálculos sobre cuánto dinero podría ingresar al país, si tuviera un "puerto soberano".

Este lunes, la Corte Internacional de Justicia de La Haya, en Holanda, emite un fallo sobre si Chile debe o no negociar la salida al océano Pacífico que pide su vecino, que presentó una demanda ante el tribunal en 2013.

Su aspiración es terminar con la "puerto-dependencia" de Chile, considerando que el 75% de su carga utiliza las instalaciones del país vecino. Chile, en cambio, argumenta que la carga boliviana goza de condiciones preferentes en los puertos chilenos, porque así lo establece un tratado de 1904 firmado por las partes que, además de fijar las fronteras, incorporó el requisito del "libre tránsito" de los embarques del país vecino.

Fallo de La Haya: qué efectos económicos tendría para Bolivia y Chile la salida al mar con soberanía que reclama La Paz.
Fallo de La Haya: qué efectos económicos tendría para Bolivia y Chile la salida al mar con soberanía que reclama La Paz.

Las "desventajas económicas" para Bolivia

El argumento de empresarios y autoridades bolivianas es que el desarrollo económico de su país se ha visto afectado por tener que utilizar los puertos chilenos de Arica, Antofagasta e Iquique.

"Anualmente el país pierde la posibilidad de que su Producto Interno Bruto crezca entre un 1% y un 3%", dice Gary Rodríguez, economista y gerente general de Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), en conversación con BBC Mundo.

Eso implicaría, de acuerdo a los cálculos de la organización, una pérdida económica de entre US$400 y US$1.000 millones al año.

Las distintas fuentes consultadas por BBC Mundo hacen cálculos del mismo orden. ¿Pero cómo llegan a esa cifra?

"Bolivia debe incurrir en sobrecostos logísticos para hacer uso de los puertos chilenos", explica Rodríguez. Costos que tienen relación con el traslado de la carga, el almacenamiento, los seguros comprometidos, la estadía de los vehículos o los consumos en el lugar, argumenta.

A eso habría que sumar, dice Rodríguez, los perjuicios por no poder utilizar los puertos chilenos en más de 60 días de paros acumulados en los últimos cinco años, lo que supone una pérdida acumulada de unos US$300 millones. "Si Bolivia tuviera una salida soberana al mar y un puerto soberano, no enfrentaría tales inconvenientes", agrega Rodríguez.

Algo similar plantea Ronald Nostas, presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), quien calcula que el país pierde US$1.000 millones de dólares al año y un 2% de PIB por no tener una salida soberana al mar. "Las barreras que impone a Bolivia la mediterraneidad son múltiples, afectan la competitividad y generan que el costo del transporte de nuestros productos se encarezca más allá del 30%".

El dirigente empresarial, que participó en la delegación boliviana que presentó los alegatos ante el tribunal, asegura que Bolivia está sometida a "los abusos, conflictos internos y la burocracia de la administración de los puertos chilenos".

Arica es el puerto chileno más utilizado por la carga boliviana.
Arica es el puerto chileno más utilizado por la carga boliviana.

¿Qué dicen en Chile sobre el reclamo económico?

"Chile no sabe cómo hacen ese cálculo de perjuicio económico de un 2% del PIB", le dice a BBC Mundo Astrid Espaliat, profesora del Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad de Chile.

"Sacar la mercancía y trasladarla a otro lugar del mundo tiene un determinado costo. Ese costo no cambia, no se cómo puede variar eso en función de tener soberanía o no tener soberanía", agrega. "Ellos quizás están imaginando que tendrían sus propios puertos y que entonces no tendrían que incurrir en los costos de trasladar la mercancía. Pero eso no es así", apunta.

Según señala un documento de la Cancillería chilena, Santiago no impone "gravámenes, aranceles o impuestos a la carga boliviana en tránsito desde o hacia Bolivia".

"La carga boliviana goza de los mismos derechos que la carga chilena y con más ventajas, incluyendo el almacenamiento gratis del cual no gozan las mercaderías chilenas ni la de terceros países", agrega el comunicado.

Para Sergio Giaconi, gerente general de la Corporación de Desarrollo de Arica y Parinacota, "Bolivia paga exclusivamente las tarifas de transferencia de carga en el puerto, que son tarifas internacionales".

"La mercadería chilena, boliviana o peruana que pasa por el puerto de Arica paga la misma tarifa por transferir carga. No hay diferencia", le dice a BBC Mundo Giaconi.

La diferencia está en que "ellos tienen beneficios que nosotros no tenemos, como el almacenamiento gratis de su carga por un año", apunta.

Un aspecto poco conocido es que existen agencias de aduana del gobierno boliviano que operan en los puertos chilenos. "La carga boliviana tiene que pagarle a sus propias agencias aduaneras que operan en los puertos chilenos", explica Giaconi.

Fuentes del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile le dijeron a BBC Mundo que el país ha invertido cerca de US$834 millones en los últimos años para cumplir con el libre tránsito de la carga boliviana en Chile, incluyendo la construcción de obras de infraestructura hechas en el puerto de Arica, el de Antofagasta y en el ferrocarril Arica-La Paz.

La estimación es que Chile asume un costo anual cercano a los US$100 millones al año para que se cumpla el libre tránsito de los productos bolivianos. Y a eso habría que sumar las inversiones en el mantenimiento de carreteras y vías férreas para que transiten los camiones bolivianos hacia los puertos.

"Chile cumple con todas las obligaciones del libre tránsito y eso tiene un costo anual altísimo para Chile", le dice a BBC Mundo Paulina Astroza, profesora de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Concepción, en el sur de Chile.

El 75% de la carga boliviana utiliza los puertos chilenos para entrar o salir del país.
El 75% de la carga boliviana utiliza los puertos chilenos para entrar o salir del país.

¿Pero cómo afectaría a Chile una salida soberana al mar de Bolivia?

Como el gobierno de Chile no considera que existan fundamentos jurídicos para discutir la frontera, tampoco hace proyecciones sobre cómo le afectaría económicamente ceder territorio.

Los analistas consultados por BBC Mundo tampoco quisieron hacer pronósticos sobre ese escenario, porque para hacerlos, "habría que tener al menos un posible mapa de cuál sería el territorio que Bolivia está reclamando, y eso ahora no existe en la discusión", señala uno de los expertos consultados.

"Ellos hablan de acceso con soberanía, pero no están demandando una cantidad específica de kilómetros de costa".

"No todo es por culpa del acceso soberano al mar"

En diálogo con BBC Mundo, Franklin Pareja, politólogo boliviano y profesor de la Universidad Mayor de San Andrés, dice que Bolivia tiene "una perversa dependencia de los puertos chilenos".

Y está de acuerdo con que el acceso soberano al mar permitiría impulsar el crecimiento económico de Bolivia. Sin embargo, advierte que la falta de competitividad de los productos bolivianos se explica por problemas estructurales de su economía.

"No todo es por culpa del acceso soberano al mar. Bolivia tiene que diversificar su producción y avanzar más allá del modelo extractivista exportador". Pero es necesario reconocer, dice el analista, que al tener que usar los puertos chilenos, los productos bolivianos se vuelven menos competitivos en los mercados internacionales.

Por otro lado, hay constantes huelgas en esos puertos que afectan a las cargas bolivianas y que dañan a la economía del país, aunque "no existe un cálculo certero que permita cuantificar con precisión cuánto es lo que pierde Bolivia por no tener acceso soberano al mar".

Con el fallo de la Corte Internacional de Justicia se escribirá un nuevo capítulo en esta disputa que se remonta a 1879, cuando Bolivia perdió ante tropas chilenas unos 400 kilómetros de costa y cerca de 120.000 kilómetros cuadrados de territorio en la Guerra del Pacífico.

Lo que diga el tribunal tendrá repercusiones históricas y políticas que mantienen expectantes a los habitantes de las dos naciones sudamericanas.

Un tratado de 1904 estableció el derecho al "libre tránsito" de las mercancías bolivianas por los puertos chilenos.
Un tratado de 1904 estableció el derecho al "libre tránsito" de las mercancías bolivianas por los puertos chilenos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?