Suscriptor digital

El emotivo regreso de Candelaria de la Sota a la radio tras la muerte de su padre

La hija del exgobernador de Córdoba agradeció a amigos y colegas por las muestras de cariño en la despedida de su padre
La hija del exgobernador de Córdoba agradeció a amigos y colegas por las muestras de cariño en la despedida de su padre Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Lima
(0)
1 de octubre de 2018  • 09:30

Dos semanas después del trágico accidente automovilístico que le costó la vida la exgobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, su hija Candelaria -periodista y columnista radial de La Red- agradeció las muestras de afecto que recibió su familia en un breve diálogo con el conductor del programa, Luis Novaresio .

El emotivo regreso de Candelaria de la Sota a la radio tras la muerte de su padre - Fuente: La Red

05:19
Video

Novaresio: Hoy se reincorporó Candelaria de la Sota, estamos muy contentos y emocionados. Le pregunté si quería decir algo y me dijo que no, pero sí agradecer a tantísimos mensajes que hemos recibido.

Candelaria de la Sota: Muchísimas gracias a amigos, colegas, gente que se acercó a darnos un abrazo a toda la familia. Fue todo muy conmovedor. Los colegas fueron súper cariñosos. Ha sido muy reconfortante tanto cariño.

N: ¿Cómo está tu hermana Natalia?

DLS: Bastante bien, estamos acomodándonos, tristes pero bien...

Estaba en el velatorio y un señor pasó y dijo muchas gracias José Manuel, golpeó el cajón y se fue, no dijo más nada. Ahí me quedé pensando en cómo le cambió la vida a tanta gente""
Candelaria de la Sota

N: ¡Cómo lo querían a tu viejo! Fueron colas y colas de gente para despedirlo...

DLS: Fue conmovedor. Me emocionó mucho, estaba en el velatorio y un señor pasó y dijo "muchas gracias José Manuel, golpeó el cajón y se fue, no dijo más nada". Ahí me quedé pensando en las millones de veces que él no estuvo en casa, faltaba para nosotras, y la verdad es que si le cambió la vida a tanta gente, no lo hizo tan mal.

José Manuel de la Sota, exgobernador de Córdoba
José Manuel de la Sota, exgobernador de Córdoba Fuente: Archivo

N: Ahí uno se da cuenta, reflexiona en las vidas que uno cambio con las cosas que uno hace. En esos momentos se toma dimensión. Representó algo tu viejo que en este momento es muy vital, que es la posibilidad de sentarse a hablar. Todo el mundo destacaba "yo me sentaba hablar con el Gallego", coincidiendo o no. Y eso no sé si es un consuelo, pero es un alivio.

DLS: Sí, te alivia el dolor. Él se sentaba con todos y escuchaba a todos. Tenía tanta seguridad en lo que pensaba que estaba dispuesto a sentarse a dialogar con otros y estaba dispuesto a cambiar de opinión. Te escuchaba atentamente, las personas inseguras en cambio son necias, no quieren escuchar, se resisten a cambiar sus ideas. El se sentaba convencido de sus ideas. Por eso no generaba enfrentamientos ni odios y se notó en la despedida.

N: ¿Cómo está tu hija Carmela?

DLS: Está bien, contenta con sus amigas en el colegio, planeando su partido de fútbol del sábado, a pesar de la tristeza.

N: Te queremos agradecer que estés acá. Se te quiere mucho y sos una buena compañera, por más que nos traés noticias horribles (risas).

DLS: Fue muy lindo sentir el cariño de todos los colegas y compañeros de la radio. Fue un abriguito al alma.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?