Kevin Barnes trae a Buenos Aires la diversidad de Of Montreal

Of Montreal
Of Montreal
Alejandro Lingenti
(0)
4 de octubre de 2018  • 21:25

Hace más de veinte años que Kevin Barnes sostiene con obstinación Of Montreal, un proyecto musical que pasó por muchas etapas en términos estilísticos, y también por unos cuantos cambios de formación, hasta llegar a este presente que lo encuentra afilado, con un muy buen disco bajo el brazo - White Is Relic / Irrealis Mood- y un tardío debut en Buenos Aires. Este jueves Barnes pisará, a las 21, el escenario de Niceto para mostrar un repertorio apoyado en el sonido del nuevo álbum, un pequeño tratado de dance funk cargado de sintetizadores, inspirado en la música que monopolizaba las discos de los 80 y condimentado con alusiones nada veladas al desencanto y la paranoia social que llevaron a Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos. "Quise crear un álbum de pop con conciencia política -reafirma el músico de Athens, Georgia-. Canciones de protesta que lucieran a primera vista como otra cosa. Diría que es un disco clandestinamente político. La música pegadiza, bailable, disfrutable a nivel visceral, pero hay una segunda capa más conectada con el intelecto que corre por debajo".

Famoso por sus cíclicas depresiones, Barnes creó a lo largo de su vasta carrera con Of Montreal (quince discos hasta la fecha) una música colorida, infecciosa y mutante que más de una vez cruzó la experimentación psicodélica con la música contemporánea más abstracta. Sus letras, siempre desafiantes, pueden abordar la coyuntura política, la intimidad de los dramas sentimentales e incluso el sexo explícito.

Ecléctico, Barnes también ha coqueteado con la música progresiva, el music hall y el reggae, ha cultivado una imagen deliberadamente andrógina y ha trabajado en sociedad con figuras del R&B como Solange Knowles (la hermana de Beyoncé) y Janelle Monae. Of Montreal fue durante años una de las bandas insignias de Elephant Six, sello clave para entender el indie norteamericano de los 90, impulsor de bandas como Neutral Milk Hotel, The Apples in Stereo y The Olivia Tremor Control. "Fue muy útil e inspirador formar parte de esa escena que se desarrolló alrededor de Elephant Six -admite Barnes-. El papel del sello fue importante, al menos para mí. Aprendí mucho de toda esa gente. Y hoy me mantiene en movimiento el mismo impulso de aquellos años. Me encantan los desafíos, la oscilante sensación de satisfacción y frustración que implica cualquier proceso creativo".

La lista de favoritos de Barnes puede funcionar como una pequeña guía de los sinuosos caminos que ha recorrido su música a lo largo de veinte años: Prince , David Bowie , Joni Mitchell, The Beatles , The Kinks , Os Mutantes, Iggy Pop , Sly & The Family Stone, Grace Jones... Todas esas influencias han permeado en su prolífica obra, amasada durante muchos años en su centro de operaciones de Athens (salvo durante el período en el que vivió en Oslo, luego de casarse con la artista gráfica noruega Nina Aimee Grøttland, y en unas cuantas escapadas a Nueva York). En esa ciudad que para muchos se hizo conocida gracias a la aparición de R.E.M. (y que también vio nacer a The B-52's y Pylon), siguen pasando muchas cosas, asegura Barnes. "R.E.M. fue una gran banda, pero la gente joven del lugar ya está en otra cosa. La banda más popular del momento se llama Cop Gravy. Por suerte, no vivimos tan pendientes del pasado".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.