Con Schmid, se van más gremios de la CGT

Juan Pablo Brey, de Aeronavegantes, y Facundo Moyano, de Peajes, dejarán el consejo directivo de la central obrera
Juan Pablo Brey, de Aeronavegantes, y Facundo Moyano, de Peajes, dejarán el consejo directivo de la central obrera Fuente: DyN
Nicolás Balinotti
(0)
1 de octubre de 2018  • 13:05

La renuncia de Juan Carlos Schmid al triunvirato de mando de la CGT abrió una puerta para más salidas. Anunciaron ayer su desvinculación de la central obrera Facundo Moyano y Juan Pablo Brey, de los gremios de Peajes y Aeronavegantes, respectivamente.

Podrían seguir el mismo camino Omar Plaini (Canillitas), Julio Piumato (Judiciales), Guillermo Imbrogno (Aefip) y Roberto Coria (Guincheros). Todos ellos prevén definir su estrategia en sus respectivas organizaciones.

Brey y Facundo Moyano evalúan ahora si se incorporan al Frente Sindical para el Modelo Nacional (Fresimona), el bastión sindical de sesgo opositor que construyeron Pablo Moyano , el bancario Sergio Palazzo y Ricardo Pignanelli, jefe de los mecánicos del Smata. Todos ellos rechazan el liderazgo del triunvirato y presionan para elegir una nueva conducción cegetista cuanto antes.

"Aeronavegantes se va a ir de la CGT. De hecho, ya habíamos dejado de asistir. Mañana [por hoy] me reúno con Hugo Moyano para definir una estrategia a futuro", dijo Brey a LA NACION. Su gremio tiene 3800 afiliados y es el único del sector aeronáutico que por ahora no integra Fresimona.

Facundo Moyano, en tanto, confirmó a LA NACION su salida y la decisión de que su representante, Sergio Sánchez, no asista más a las reuniones del consejo directivo. Sánchez, de hecho, juega desde hace algunos meses en tándem con el nuevo espacio de Pablo Moyano. También se alineó allí Plaini, que fue clave en la reconciliación entre Moyano y Cristina Kirchner .

La intención de fondo de los aliados de Moyano es forzar una renovación en la CGT y que se convoque este año a un congreso para elegir nuevas autoridades. Tendrían el respaldo de algunas seccionales del interior del país.

La misma interpretación sobre el plan de Moyano hacen en la Secretaría de Trabajo, atentos a la nueva configuración sindical y a la conflictividad callejera.

Héctor Daer y Carlos Acuña, los otros dos jefes que se mantienen en la cúpula tras el portazo de Schmid, rechazaron un llamado anticipado de elecciones y aspiran a terminar su mandato en agosto de 2020. Una postura similar conserva hasta ahora el grupo de los "independientes", que integran los estatales José Luis Lingeri y Andrés Rodríguez, y el albañil Gerardo Martínez.

"Ni en pedo [sic] en este contexto nos vamos a poner a debatir el cambio de autoridades. El Gobierno está atado de pies y manos por el acuerdo del Fondo Monetario Internacional y no puede resolver nada, así que tenemos que afrontar juntos este duro momento", dijo un influyente dirigente de la CGT, desestimando cualquier cambio urgente en la conducción.

Ubicado como uno de los jefes de la CGT en representación del moyanismo, Schmid asumió en la cúpula el 22 de agosto de 2016 junto con Daer, del sector de "los Gordos", y Acuña, el alfil de Luis Barrionuevo. Las diferencias entre ellos siempre quedaron al descubierto, incluso el martes pasado, tras la contundente huelga en rechazo del rumbo económico de la gestión de Mauricio Macri. Schmid proponía un endurecimiento inmediato, con otro paro en el corto plazo. Daer y Acuña, de perfiles más negociadores, esperan aún alguna señal del Gobierno para evitar que la sangre llegue al río.

Moyano se refirió ayer a esa difícil convivencia en la cima de la central. "No es una situación cómoda estar en la CGT y no poder ejercer plenamente las decisiones que se están reclamando desde abajo. Evidentemente [Schmid] sentía una incomodidad de estar ahí y por eso se ha retirado", dijo el jefe camionero en Radio La Red.

La incertidumbre en la CGT se acentúa a partir de las salidas en tropa que se anunciaron ayer. Hasta lo reconoció uno de sus jefes. "No tengo una opinión de cómo va a seguir la CGT luego de la salida de Schmid, me enteré ayer [por el domingo] a la noche. Me duele su renuncia, pero yo no lo veía bien, incluso de salud", dijo el barrionuevista Acuña en El Destape Radio.

Schmid presentó ayer su renuncia "indeclinable" a través de una carta documento que envió a la sede de Azopardo 802. Evitó precisar los motivos de su adiós, aunque uno de ellos fue por un pico de presión arterial que lo obligó a internarse de urgencia. Recluido y alejado del trajín gremial, Schmid se mantuvo en silencio y no dio aún explicaciones públicas de su renuncia.

Sectores en pugna

"Los Gordos" y los "independientes"

Héctor Daer, sanidad

Integrantes: tienen la mayoría de congresales para torcer una elección interna en la CGT. Y cuentan de aliado, por ahora, a Carlos Acuña, el alfil de Luis Barrionuevo. Vínculo con el Gobierno: son los sectores que más diálogo y llegada tienen. Negocian para evitar otro paro en 2018

El moyanismo y sus aliados

Hugo Moyano, camioneros

Integrantes: actúan en tándem con la Corriente Federal, que lidera el bancario Palazzo, y con el Smata. Presionan para elegir una nueva conducción en la CGT. Vínculo con el Gobierno: construyeron un frente de sesgo opositor con las CTA y los movimientos sociales

El MASA y el oficialismo sindical

Omar Viviani, taxistas

Integrantes: el Movimiento de Acción Sindical (MASA), que lidera Viviani, rechaza al triunvirato y a Moyano. Pide una renovación. La misma postura tienen los gremios más cercanos a Cambiemos

Vínculo con el Gobierno: los dos sectores tienen diálogo, pero no son representativos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.