Suscriptor digital

Emma Watson y su contundente carta a favor de la despenalización del aborto

Fuente: Archivo
(0)
1 de octubre de 2018  • 15:47

La voz de Emma Watson cada vez suena más fuerte en las discusiones que están haciendo caer algunos paradigmas sobre el rol de la mujer en el mundo y que ponen de relieve la desigualdad y la violencia de género en todos los ámbitos. Es que la actriz que se hizo famosa por ser una de las protagonistas de la saga Harry Potter, es además una activista con enorme repercusión. Sus palabras causaron ahora un fuerte rebote en la opinión pública cuando aceptó una propuesta de la revista Net-A-Porter para escribir unas líneas en homenaje a Savita Halappanavar, una mujer que falleció en 2012 en Irlanda, tras varios días de agonía por una infección derivada de un problema que interrumpió su embarazo a las 17 semanas de gestación. Aunque su vida corría peligro, en el hospital se negaron a practicarle un aborto para salvar su vida.

El caso de Savita Halappanavar, de origen indio y residente en Irlanda, conmocionó al mundo y desató un movimiento imparable en ese país en favor de los derechos reproductivos de las mujeres: en mayo pasado, tras un referéndum, se despenalizó el aborto y a fin de año ya estará reglamentada la ley que lo permitirá en ese país. Savita había acudido a un hospital con un problema en el cuello de útero que hacía que perdiera líquido amniótico y hacía inviable la continuación de su embarazo, pero los médicos se negaron a practicarle un aborto. La mujer permaneció internada a la espera de que el corazón del feto dejara de latir para que pudieran inducir el parto. Cuando eso ocurrió ya era demasiado tarde: Savita murió por una septicemia.

En su carta, publicada en la edición de octubre de la revista Porter, Emma destacó la lucha que desató el precedente de Savita y cuántos países quedan aún por aprobar el aborto -entre los que mencionó a la Argentina-, y dijo sentirse honrada por rendir homenaje a Halappanavar.

"No querías convertirte en el rostro de un movimiento. Querías una intervención que te salvara la vida. Cuando las noticias sobre tu muerte salieron en 2012, la necesidad de entrar en acción por parte de las activistas irlandesas resonó en todo el mundo: derogar la Octava Enmienda de la Constitución Irlandesa. Una y otra vez, cuando nuestras comunidades locales y globales lloran una trágica muerte fruto de una injusticia social, rendimos tributo, nos movilizamos y proclamamos: 'descansa en poder'. Con una promesa para las fallecidas y un grito a la sociedad, decimos: nunca más. Pero rara vez la justicia prevalece para aquellos cuyas muertes llegan a simbolizar la desigualdad estructural. Más raro aún es una histórica victoria feminista que anima la lucha por la justicia reproductiva en todas partes".

"Hay una nota en tu memorial en Dublin que dice 'Por haber cerrado tus ojos, muchos de nosotros despertamos'. Que la octava enmienda permitiera valorar la vida de un feto no nacido por sobre la de una mujer viva fue una llamada al despertar de una nación. Para vos, y por aquellas obligadas a viajar al Reino Unido para acceder a un aborto seguro y legal, la justicia ha ganado. Desde Argentina hasta Polonia, la leyes restringen el aborto, castigan y ponen en peligro a niñas y mujeres embarazadas. En tu memoria y de cara a nuestra liberación, continuamos luchando por la justicia reproductiva".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?