El otro debate: quién es el dueño de las métricas de un atleta

Marcelo Gantman
Marcelo Gantman PARA LA NACION
(0)
1 de octubre de 2018  • 23:59

Los clubes de fútbol de la Argentina todavía están en la discusión sobre si la recolección y análisis de datos de los jugadores saldrá del bolsillo de lo que cobre el director técnico. Cuando eso sucede, el presidente respira aliviado y siente hay un gasto menos para hacer. Pero acaba de sumar un egreso más: cuando el técnico se vaya se llevará toda la información con él y el club tendrá que volver a pagar. O traer a uno que no use nada. En otras partes del mundo, el debate es otro: ¿quién es el dueño de las métricas de un atleta? ¿Es la franquicia o es el deportista?

El contraste se planteó durante unas de las numerosas exposiciones sobre la convergencia del deporte y la tecnología en SportsMediathon, jornadas organizadas por Untref Media y NeoMedioLab. Especialistas de la Argentina y "speakers" internacionales plantearon los nuevos escenarios de la industria deportiva. El campo de las analíticas del rendimiento y del entrenamiento es uno de los más profundos. "Soy un apasionado de la tecnología y nos ha cambiado la manera de entrenar equipos y jugadores. Pero el riesgo es ahogarnos en un océano de datos sin saber analizarlos. Tenemos que capacitarnos para saber cuál es la información relevante y quiénes producen los dispositivos deben saber que en ocasiones, el jugador, le sacará provecho si les damos las dos o tres cosas que necesitan conocer para mejorar", comentó Alejandro Kohan, ex preparador físico de Independiente, River y Banfield.

Rosario Central estaba muy lejos de ser un océano de algo a comienzos de 2015, según la descripción que hizo Federico Massa, director de información de esa institución. "Cuando asumimos el club no estaba informatizado. Las computadoras estaban desconectadas y amontonadas en un cuartito debajo del estadio. No había control de tickets, no sabíamos quien entraba a la cancha. Recién dos años más tarde pudimos empezar a ocuparnos de los datos del fútbol. No teníamos una ficha con las métricas de ningún jugador de inferiores. No podemos salir al mercado a comprar como Boca y River, nuestro diferencial es formar futbolistas. Empezamos ahora a usar las herramientas que nos permitan conocer todas las métricas de rendimiento de nuestros juveniles".

Kostas Pelechrinis es profesor de la escuela de información y computación de la Universidad de Pittsburgh. Su accionar está centrado en el modo en que se analizan los datos del deporte, una especialidad con gran salida laboral en las ligas norteamericanas. El uso de datos en ese medio es tan grande que ya asoman los dilemas éticos. Los atletas profesionales habitan un mundo donde los controles antidoping son compulsivos y están reglamentados. ¿Pero qué pasa puertas adentro de una franquicia? "Las organizaciones conocen todo sobre sus jugadores. Saben como juegan y hasta cómo duermen. Los sindicatos de los deportistas buscaron plantear límites y ahora algunas pruebas, como las de sueño, son voluntarias. Solo se hacen si el atleta lo acepta", dice Pelechrinis.

El otro riesgo que advierte Pelechrinis es cuando algunos equipos buscan "embellecer" los números. "Los datos mal analizados pueden dar una idea artificial de eficacia de un jugador", advierte. Y se pregunta: "¿Los datos miden exactamente lo que un club o entrenador quieren hacer con su equipo?" Sólo los especialistas pueden separar lo que sirve de lo que es inútil.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.