El renovado Rafael Borré: la ayuda que recibió de Gallardo y cómo es la dura competencia con Scocco, Pratto y Mora

Borré en el empate 0 a 0 en el Monumental ante Argentinos Juniors; el colombiano siempre exige en el área contraria
Borré en el empate 0 a 0 en el Monumental ante Argentinos Juniors; el colombiano siempre exige en el área contraria Crédito: Hernán Zenteno
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
2 de octubre de 2018  • 07:31

Pocas carreras futbolísticas pueden tener la vertiginosidad como la que tiene la de Rafael Borré . Desde su debut a los 17 años hasta su presente con 23, fue dos veces campeón con Deportivo Cali en Colombia, participó del Mundial Sub-20 con la Selección Colombia, emigró a Atlético Madrid por seis millones de euros, jugó un año a préstamo a Villarreal y en agosto de 2017 desembocó en River para transformarse, de a poco, en una de las piezas claves en el esquema de Marcelo Gallardo: hoy acompaña a Lucas Pratto en la habitual delantera titular, aunque sabe que debe ganarse su puesto día a día. Detrás tiene a Ignacio Scocco y Rodrigo Mora, dos nombres de peso.

"La competencia interna es muy linda. De todos, soy el más joven y a diario trato de aprender de los tres. Son delanteros de mucha talla internacional y se puede aprender mucho de ellos. Estoy muy agradecido de poder tenerlos de compañeros, porque cada uno tiene una virtud diferente y eso me ayuda a crecer. Me ha venido muy bien tener esta competencia", cuenta Borré en diálogo con LA NACION, a horas del duelo con Independiente por la Copa Libertadores .

Las cifras de su pase fueron exorbitantes: River pagó 3,5 millones de euros por el 50% de su pase y tendrá que desembolsar la misma cantidad por un 25% más si no lo vende en enero por al menos 14 millones. Pero el colombiano responde: acumula 10 goles en 46 partidos (1962 minutos, con un promedio de casi un gol cada dos juegos), ganó dos títulos en el club y se consolidó tras una adaptación que debió ser más rápida de lo pensado tras la partida de Lucas Alario. Hoy, esa etapa parece haber quedado atrás.

Borré encabeza el entrenamiento de River en Cardales
Borré encabeza el entrenamiento de River en Cardales Crédito: @carpoficial

-¿Qué cambió del Borré que llegó a River al Borré actual?

-Me sirvió conocer un poco más a los compañeros, adaptarme a la idea del equipo y del entrenador. Influyó mucho eso, saber qué tipo de cosas y movimientos le gusta más a los que juegan a mi lado. En ese aspecto hoy me siento mucho más sólido y mucho más completo.

-¿Cuánto te ha ayudado Gallardo en ese camino?

-Marcelo ha sido importante en mi crecimiento aquí en River. Es un entrenador que ha tenido mucha confianza en mí, me ha dado mi lugar y ha intentado siempre sacar todo el potencial que yo sé que tengo. Él me ha permitido ir evolucionando en este tiempo en el club.

-Jugaste tu primer partido en la Bombonera, ¿qué tan valioso es el triunfo que consiguieron?

-Ganar en la Bombonera es algo muy lindo. Para mí fue mucho más especial porque era la primera oportunidad que tenía de jugar allí y quería tener un lindo recuerdo. Fue muy importante para nosotros porque nos da un plus para enfrentar lo que viene. Anímicamente nos viene muy bien, especialmente haberlo ganado con la autoridad que tuvo el equipo.

-Se viene Independiente por la Libertadores, ¿cómo viviste el primer partido y cómo creés que va a ser el de vuelta?

-En el primer partido con Independiente tuvimos una estrategia muy clara, tratamos de maniatar al rival y que no se sintiera cómodo en ningún momento. Fue muy abierto, en el primer tiempo tuvimos muchas opciones para irnos arriba en el marcador. Luego ellos estuvieron más acertados y también tuvieron opciones. Pero el 0-0 deja la llave abierta y ahora en nuestra casa será un partido que con nuestra gente saldremos a poner las condiciones.

-Has jugado con distintos roles a lo largo de tu primer año, ¿cómo te definís vos?

-Soy un delantero mixto con mucha movilidad, que quiere aprovechar los espacios libres y que trata de juntarse con sus compañeros. Si me ubico como único delantero, puedo jugar estirando la defensa, siendo apoyo y pívot, llegando al área. Pero cuando juego con otro, me puedo desenvolver saliendo a buscar la pelota, dándole creatividad al mediocampo y enlazando al equipo con la punta. También puedo ir a la banda para desbordar, me adapto a lo que se necesite.

-Tuviste a Simeone como DT, ¿qué diferencias y similitudes encontrás con Gallardo?

-Ambos manejan muy bien el grupo y el vestuario, saben cómo llegarle al jugador, cómo hablar, corregir y meterse dentro de ellos para que hagan lo que quieren. Y también la forma de vivir el día a día. Son personas muy intensas y siempre quieren que des el máximo. Cuando estás cansado, te alientan a que puedas dar un poco más. Esa intensidad te ayuda a mejorar mucho. Después, tienen estilos diferentes. A Gallardo le gusta tener el balón, dominar el juego, recuperar rápido la pelota y ser un equipo intenso para presionar. Simeone quizá se siente más cómodo con el equipo replegado, recuperando, saliendo rápido y haciendo un fútbol más directo. Pero son estilos que se rescatan y ambos dan muy buenos resultados.

Con la nueva camiseta violeta de River, Borré ante San Martín de San Juan
Con la nueva camiseta violeta de River, Borré ante San Martín de San Juan

-¿Es muy diferente el fútbol sudamericano al europeo?

-Acá en River es parecido. Buscamos tener el balón, recuperarlo rápido, ser intensos. la idea del entrenador es muy similar a lo que yo vi en Europa. Eso sí, allá me hacía mucha falta la pasión con la que vive el sudamericano el fútbol. Eso era muy importante para mí y me costó adaptarme a cómo lo viven allá.

-¿Por qué elegiste River?

-Lo que más me motivó fue el llamado de Gallardo. Tenía motivos para quedarme en el fútbol español, pero cuando apareció River me gustó mucho poder venir a un club tan grande. Cuando me cruzaba a Teo o a Falcao, siempre me contaban lo lindo que era jugar acá, que les permitía conseguir grandes cosas y que eran muy queridos. Cuando surgió la chance, supe que era mi oportunidad para pelear cosas importantes.

-¿Qué te sorprendió al llegar?

-Cómo viven el día a día, la forma de trabajar y la grandeza de la hinchada. Me fui adaptando de a poco a la vida de una institución que quiere ganarlo todo. Pero siempre estuve tranquilo porque sé que tengo compañeros que me respaldan.

Borré nació en Barranquilla en 1995 pero, debido a la separación de sus padres, gran parte de su infancia la pasó en Valledupar, al norte de Colombia. Y su descubrimiento futbolístico se dio casi de casualidad: "Tenía 11 años y fui de vacaciones a Barranquilla para visitar a mi madre. Un entrenador me vio jugar y me convocó para un torneo. Yo no quería porque tenía equipo en Valladupar, pero fui y me vio el veedor del Deportivo Cali. Preguntó por mí porque le gustó cómo jugaba, me siguió y me llevó al club. Se quedaron conmigo tras un gran primer año, empecé a vivir en una pensión, me pagaron los estudios y allí crecí hasta el equipo profesional", cuenta Rafa.

-¿Cómo viviste esos años antes de ser profesional?

-La llegada a Cali fue muy dura. Yo era muy chiquito y me costó mucho adaptarme. Por suerte tuve gente que siempre estuvo pendiente de mí, y entrenadores que confiaron en mi capacidad. Pero el primer año a los 12 años fue durísimo. No me sabía manejar en la ciudad,

tenía que tomar decisiones con mis padres lejos. pero tuve compañeros que me ayudaron mucho, eran mayores y me hicieron crecer.

-Tu carrera fue frenética, ¿imaginabas todo lo que te sucedió?

-Nunca pensé que a mi edad iba a estar en clubes tan grandes del mundo. De niño, solo quería llegar a ser profesional. Desde que empecé en el Cali, me tracé esa meta: jugar en los mejores equipos del mundo y ser un jugador que marcara mucha diferencia. Gracias a Dios pude estar en equipos por los que han pasado leyendas y están en lo más alto. Ahora quiero empezar a marcar mi historia y dejar mi país y el nombre de mi familia bien alto.

-En un mundo tan difícil como el del fútbol, ¿sentiste en algún momento que te confundías?

-Siempre fue muy importante Ana, mi mujer. En el momento en que empecé a jugar en Cali, a hacer goles y me empezaron a llamar a la Selección yo tenía 17, 18 años. Era muy niño y ya estaba con Falcao, James, Cuadrado. gente que recorrió el mundo en los mejores clubes. Empecé a marearme con el tema de la fama y el ego, pero tuve a mi mujer y a la familia, que me hacían aterrizar y a estar tranquilo para tomar decisiones acertadas. Y eso trato de decirles a los chicos que vienen en camino: yo quiero que vean en mí una imagen que les sirva para lograr sus sueños, con una línea de trabajo que los lleve a grandes cosas sin enloquecerse.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.