Mourinho en crisis: se expone al segundo despido en 20 años de carrera

El Manchester United de José Mourinho se mide con Valencia en un partido decisivo para el entrenador
El Manchester United de José Mourinho se mide con Valencia en un partido decisivo para el entrenador Fuente: Reuters
Claudio Mauri
(0)
1 de octubre de 2018  • 20:40

En las casi dos décadas que lleva ejerciendo sin interrupciones la profesión de director técnico, el único despido que sufrió José Mourinho fue en Chelsea. Roman Abramovich no toleró en 2015 el peor comienzo de la historia en Premier League , con nueve derrotas en 16 fechas, y se deshizo del portugués, que en la temporada anterior había conquistado en Stamford Bridge el título de la Liga inglesa.

Casi tres años después de aquella cesantía, Mourinho corre el riesgo de repetirla en Manchester United , aunque él la descartó en la tensa conferencia de prensa previa al partido de este martes ante Valencia por la Champions League. Los rumores incluso señalan que Zinedine Zidane se habría comunicado con Mourinho para desmentirle que vaya a ser su reemplazante. Interrogado sobre si existió el llamado del DT francés, Mou fue tan incisivo como acostumbra con la prensa: "Pregúntele al que lo escribió".

El contrato hasta 2020 está amenazado por los flojos resultados, un estilo de juego que no satisface y la tensa relación que mantiene con el plantel, con casos en los que el vínculo está irremediablemente deteriorado, como con Paul Pogba, en un enfrentamiento que suma capítulos. El último fue cuando el volante francés le dio vuelta la cara al ser reemplazado en el segundo tiempo, el sábado, durante la derrota por 3-1 ante West Ham. El cortocircuito se remonta a los cuestionamientos de Pogba a los planteos conservadores cuando el United es local. A Mourinho le sentó mal la crítica, le quitó la condición de segundo capitán -el primero es el ecuatoriano Antonio Valencia- y lo dejó afuera de la formación en la dura eliminación por penales ante Derby County (2a división) por la Copa de la Liga. En el primer entrenamiento posterior a ese partido, Pogba le clavó una mirada fulminante a Mourinho, que le había murmurado algo al paso.

Tras la decepción ante Derby County, encuentro en el que Sergio Romero fue expulsado por cortar un avance con las manos fuera del área, Mourinho responsabilizó a los zagueros centrales Baily y Phil Jones.

Como ya le ocurrió en Chelsea y Real Madrid, las terceras temporadas del portugués suelen ser traumáticas, el desgaste acumulado se hace pernicioso en cuanto los resultados no acompañan. En siete fechas, el United está 10° en la Premier, con más goles recibidos (12) que marcados (10), a nueve unidades de los dos punteros, Manchester City y Liverpool. La última caída, ante West Ham, le agregó otra espina por haber sido ante un equipo de Manuel Pellegrini, a quien despreció cuando convivían en la Liga de España. "Yo nunca dirigía a Málaga", le disparó despectivamente.

Mourinho sufrió la peor derrota como local en su carrera con el 3-0 que Tottenham se llevó de Old Trafford. Ese día, el DT, antes de abandonar intempestivamente la conferencia de prensa, le enrostró a los periodistas que él obtuvo tres Premier, más que las pueden sumar el resto de los colegas que están dirigiendo. "¡Respeto!", exigió mientras se iba hecho una furia.

Este lunes, Mou se agarró a la Europa League que ganó en 2017: "El gran éxito del Atlético de este año es mi éxito de dos años atrás".

Las autoridades del United no quieren despedirlo, pero admiten que la situación se hará insostenible si la situación se agrava. A Zidane no lo fueron a buscar, pero nunca faltan intermediarios que acercan su nombre cuando huelen que un técnico está al caer. También se mencionó a Laurent Blanc, que tiene la ventaja de estar libre. Los que más gustan a Ed Woodward, vicepresidente y mandamás en temas futbolísticos, están ocupados: Mauricio Pochettino , Massimiliano Allegri y Leonardo Jardim.

Lesionado durante más de dos meses, Marcos Rojo solo disputó algunos minutos en el segundo equipo. El chileno Alexis Sánchez, al no ser muy tenido en cuenta, hizo trascender su arrepentimiento de haber dejado Arsenal para sumarse al United de Mou, que también se quejó por la falta de refuerzos (el volante brasileño Fred, en 59 millones de euros, fue la principal contratación).

Recuperado de salud, Alex Ferguson volvió al palco de Old Trafford. Ocupante del banco durante 27 años, en los últimos cinco ya vio pasar a Moyes, Giggs (interino) y Van Gaal. Y Mou parece en tiempo de descuento.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.