Suscriptor digital

Triple fuga: puertas abiertas con un objetivo espurio

(0)
2 de octubre de 2018  

LA PLATA.- El exjefe de Gabinete Aníbal Fernández , el exgobernador Daniel Scioli , el exdirector del extinto Registro Nacional de Armas Andrés Meiszner, el exministro de Justicia provincial Ricardo Casal , el exsecretario de Política Criminal César Albarracín y la exjefa del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) Florencia Piermarini serán investigados por el presunto encubrimiento de la triple fuga .

El Tribunal en lo Criminal Nº 1 elevó actas a la Procuración General y a la fiscalía en turno en esta ciudad para investigar también a Manuel Guevara, exdirector de la Unidad 30 de General Alvear, y al exsubdirector de esa unidad Jorge Elicheheribetti, además de al oficial Emanuel Vega y al exoficial César Tolosa.

También se investigará al exasesor del municipio de Quilmes Antonio Solivaret; a la militante del Frente para la Victoria Mirta González (acusados de interceder en la cárcel para que los condenados se retractaran de haber denunciado a Aníbal Fernández por el triple crimen de la efedrina); a Carlos Russo, exdirector de Asistencia y Tratamiento del SPB; a Mario Bolo, exjefe de zona del servicio, y a Martín Alejandro García, Leonildo Cardo, Rotger Marcelo Martin y Pablo Cardozo, guardiacárceles en General Alvear.

La presunción del juez Juan José Ruiz, que dictó la sentencia a los hermanos Lanatta y a Schillaci, es que la fuga solo fue posible porque la permitieron las autoridades del penal. Y que esto solo pudo haber ocurrido, a su vez, por pedido de un sector del poder político que hubiese tenido un interés particular en tener fuera de la cárcel a los tres.

Ahí es donde entronca la denuncia contra Aníbal Fernández que había hecho Martín Lanatta en la recta final de la carrera a la gobernación provincial que el exjefe de Gabinete kirchnerista perdió, a la postre, con María Eugenia Vidal. Fue, por carácter transitivo, un golpe de gracia a la candidatura de Scioli a la presidencia de la Nación.

Los fiscales, seguramente, partirán de la hipótesis que trazaron los propios evadidos: que les abrieron las puertas del penal a cambio de que se retractaran de la acusación contra Fernández, aunque el fin real era matarlos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?