Fondos Comunes de Inversión: como atarse al dólar desde home banking

Nicolás Litvinoff
Nicolás Litvinoff MEDIO: Estudinero
(0)
2 de octubre de 2018  • 09:42

Semanas atrás hemos analizado juntos cinco formas de dolarizarte sin comprar dólares, con el objetivo de presentar nuevas opciones parta proteger nuestros ahorros de la inflación y devaluación que azotan nuestros bolsillos.

En la columna de hoy le daremos continuidad a este tópico con una opción muy simple y rendidora: los Fondos Comunes de Inversión (FCI) bancarios, una alternativa que puede implementarse fácilmente desde el home banking e incluso vía Smartphone, y ofrece la posibilidad de "atar" nuestros pesos al rendimiento del dólar, más otros agregados que pueden incluso darle un upside importante a nuestra inversión en el complejo contexto actual.

¿Qué son los FCI?

Un FCI está conformado por los aportes (cuotas partes) de un grupo de personas que tienen idénticos objetivos de rentabilidad y riesgo respecto a las inversiones que realizan.

Los FCI son manejados por un grupo de profesionales expertos que invierten en distintos instrumentos según los objetivos declarados de antemano, tales como Plazo Fijo, Bonos y/o Acciones, Obligaciones Negociables, LETES, LEBACs, LECAP, entre otros.

La mayoría de los bancos cuenta con un menú parecido de FCI, entre los cuales se puede elegir en función de las expectativas de cada inversor. Una vez elegido el FCI, debemos suscribir cuotas partes del mismo (un simple click dentro del home banking) y luego ir monitoreando el rendimiento diario que será calculado por el mismo Fondo.

La rentabilidad de un Fondo para un período determinado equivale al aumento o disminución porcentual en el valor de las cuotas partes del fondo durante ese período.

Al momento de querer "salir" del mismo debemos rescatar las cuotas partes (misma metodología que para suscribir) y entre las 24 a 72 horas posteriores (dependiendo del fondo) tendremos el dinero nuevamente disponible en nuestra cuenta corriente bancaria.

Algunos bancos no permiten invertir más de un determinado porcentaje del total de dinero disponible del cliente, para que el mismo deba diversificar obligatoriamente entre distintos fondos disminuyendo con ello el riesgo, mientras que otros bancos no tienen ese tipo de limitación.

FCI: Los ejemplos "dolarizados" de mayor rendimiento

El Banco Santander Rio presenta información muy útil en su página referida a los rendimientos de los fondos ofrecidos a sus clientes.

En la misma se destaca el "Súper Bonos FCI Cuota A" con 112,53% de ganancia en los últimos 12 meses.

Este fondo está compuesto -en su mayoría- por bonos de corto plazo en dólares emitidos por el Gobierno (Argenbon, Bonar 20 o bono Dual, por ejemplo), pero también tiene en cartera otro tipo de activos como Obligaciones Negociables de YPF (en dólares) o LETES.

En un escenario actual en donde la ampliación del préstamo del FMI aleja los fantasmas del default y, al mismo tiempo, el contexto incrementa las chances de que el dólar aumente, este fondo puede representar una interesante posibilidad, cuyo atractivo aumenta si tenemos en cuenta que ante un deterioro en las expectativas podemos rescatar las cuotas partes y hacernos del efectivo en pocas horas.

Por su parte, el HSBC presenta dentro de su cartera de fondos algunas alternativas similares: " HF Renta Fija Argentina", con un rendimiento acumulado en 2018 del 70,87% en pesos. Las principales tenencias del mismo son Títulos Públicos Nacionales (denominados en dólares) 65% y LETES (34%).

Advertencia, alternativas y conclusiones

Un tema importante a tener en cuenta es que los fondos presentados son volátiles, es decir, el valor de sus cuotas partes fluctúan a un ritmo muy cercano a la variación del tipo de cambio. Si el peso se devalúa 3%, por ejemplo, es probable que estos fondos suban en una proporción muy parecida, aunque la variación en el precio de los bonos del Gobierno también influenciará la cotización en mayor o menor medida.

El mejor escenario a futuro para los fondos analizados consiste en un dólar en alza contra el peso, y los bonos del Gobierno recuperando terreno o estables.

Los dos fondos aquí presentados fueron elegidos al azar entre el amplio menú de fondos ofrecidos por las entidades bancarias y no representan consejo de inversión alguno.

Al mismo tiempo, aquellos inversores que quieran realizar un research más profundo y contar con más y mejores alternativas pueden utilizar el sitio Buscatufondo.com , que presenta muy buenas herramientas para tal fin.

Vivimos un período muy convulsionado en términos financieros, el cual no parece que vaya a mejorar en el corto plazo, según lo que admite el mismo Gobierno.

Frente a esto, aquellos inversores minoristas "expulsados" de la opción LEBACs, o incluso aquellos acostumbrados a la comodidad del plazo fijo (hoy día muy costosa en término de pérdida de poder adquisitivo) pueden encontrar aquí alternativas más que interesantes para diversificar sus carteras desde el mismo home banking.

Seguiremos en busca de más opciones para ofrecer a los lectores en función del desarrollo de los acontecimientos financieros locales.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.