Suscriptor digital

ShowMatch: varios enfrentamientos en una sentencia "a la Gran Hermano", que dejó afuera al Pollo Álvarez

Anamá repitió Aquadance, pero sigue sin convencer al jurado
Anamá repitió Aquadance, pero sigue sin convencer al jurado Crédito: Crédito: Prensa LaFlia
(0)
2 de octubre de 2018  • 02:47

En un año en cual el rating se le presenta algo esquivo a Showmatch , Marcelo Tinelli y su equipo decidieron implementar un nuevo cambio en el Bailando por un sueño. Luego de la poco lucida incorporación del BAR, un agregado que el ciclo no termina de capitalizar, se presentó hoy una nueva forma de nominar a una pareja que no fuera sentenciada previamente.

Mica y Laurita, nuevamente enfrentadas - Fuente: El Trece

00:47
Video

Luego de revelar el voto secreto de Laura Fernández en el aquadance, quedaron en la cuerda floja Gabo Usandivaras, Anamá Ferreyra, Sofía " Jujuy " Jiménez y Marcela Baños. Claro que como suele suceder en esa instancia en la que todas las parejas participantes se encuentran cara a cara, no faltaron algunos encontronazos. Esta vez, el blanco de muchas críticas fue justamente Laurita, que fue duramente cuestionada por muchos participantes que no la consideran lo suficientemente preparada para las devoluciones. Fiel a su estilo, Mica Viciconte protagonizó el cruce más picante. Soledad Fandiño fue otra de las famosas que no tuvo miedo de decirle a Fernández que en sus devoluciones, ella no sabía marcar bien las correcciones pertinentes. Por su parte, Marcela Baños increpó a Marcelo Polino, y si bien lo hizo un poco en tono de risa, no dudó en decirle que recibir un dos de su parte, fue muy poco ("tendría que haberte puesto menos", fue la respuesta del jurado).

Soledad Fandiño también apuntó contra Laurita - Fuente El Trece

02:34
Video

Luego de anunciar a esos cuatro nominados, Tinelli dio paso finalmente al anunciado voto cantado. Esta nueva etapa consiste en que todas las parejas decidan a qué otra pareja les gustaría nominar, y de esa forma los participantes elegidos reciben un voto. El que recibe la mayor cantidad de votos orales, se suma a los ya nominados por su bajo puntaje. Y lejos de hacer una votación en forma anónima, el proceso consiste en que cada una de las parejas pase al frente y en voz alta diga a quién nomina y por qué motivo. Los únicos participantes susceptibles de recibir estos votos, son obviamente las que obtuvieron el mayor puntaje y se encuentran a salvo de participar del duelo. Se trata entonces de una estructura muy similar a la de Gran Hermano, donde los participantes se votan frente a frente, fomentando revanchas y fricciones de todo tipo.

Flavio Mendoza sumó a su lista negra a Jujuy Jiménez - Fuente El Trece

01:25
Video

Este sistema, que algunas participantes como Jimena Barón o Sol Pérez calificaron de poco amable, encontró en el Pollo Álvarez a su primera víctima. A lo largo de la votación, quienes recolectaron mayor cantidad de menciones fueron tres parejas: la del mencionado Pollo, la de Natalie Webber y la de Inés Stork, la mamá de Laurita Fernández. Álvarez recibió varios puntos simplemente porque se ausentó al programa por tener que conducir su propio ciclo, una actitud que generó molestia entre otros participantes que no dudaron en votarlo, como Flavio Mendoza, Cinthia Fernández o Marcela Baños. Inés, por su parte, recibió los puntos en castigo hacia Laurita, como bien lo expresó Mica Viciconte cuando dijo "voy a votar a donde más le duela al jurado". Por último, también se presenció un tenso momento cuando "Jujuy" Jiménez votó a Flavio Mendoza simplemente porque él no tenía ningún punto en contra. Pero el coreógrafo no perdonó la actitud, y Tinelli expresó que, entre susurros, Mendoza dijo: "Cuando pueda, la mato".

Anamá salvada al teléfono - Fuente El Trece

01:52
Video

Con la votación finalizada, el Pollo Álvarez se convirtió en el primer participante en la historia del Bailando en ir al duelo gracias a la votación de sus colegas, y como él no se encontraba en el piso, no pudo repetir baile y por ese motivo quedó en la instancia del voto telefónico. De ese modo, la sentencia entró en su tramo final y el jurado resolvió salvar primero a Usandivaras, luego a Baños y por último a "Jujuy". De esa forma, Anamá y el Pollo Álvarez debieron medir sus fuerzas al teléfono, una instancia en la cual la brasileña se convirtió en la ganadora.

Con respecto al rating, la noche de lunes no fue muy amable con el Bailando. Con un número de 8.8 que dejó Mi hermano es un clon, el ciclo de Tinelli se vio en la difícil tarea de elevar el promedio. Poco antes de las 22:30 había llevado el rating a 10.4, mientras 100 días para enamorarse estaba ubicado en 14.6. Con el correr de los minutos ambos programas subieron su rating, pero el ciclo de Tinelli no pudo superar a la ficción de Sebastián Ortega, y entre ambas había una brecha promedio de cuatro puntos. El pico de la noche lo logró durante el voto cantado entre los participante, logrando 14.3, mientras 100 días marcaba 14.5, una diferencia casi inexistente. Recién con la llegada a Telefe de Todo por mi hija, ShowMatch dio vuelta las posiciones y alcanzó los 12.1, mientras Telefe marcaba 12.0.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?