Suscriptor digital

Indonesia: el reencuentro feliz de una pareja separada durante dos días por el tsunami

Después de dos días de búsqueda, Azwan encontró a su pareja Dewi
Después de dos días de búsqueda, Azwan encontró a su pareja Dewi Fuente: AFP
(0)
2 de octubre de 2018  • 10:08

PALU, Indonesia (AFP).- Fueron dos días de desesperación y angustia, buscando en las morgues y en los hospitales, pero finalmente Azwan encontró a su esposa Dewi, luego del terremoto de 7,5 grados en la escala de ritcher y del tsunami que arrasaron el viernes a la isla de Célebes en Indonesia y que dejaron un saldo de más de 1200 víctimas.

El funcionario de 38 años contó su historia junto a su esposa, y aunque los ojos se le llenaron de lágrimas, su cara transmitía una felicidad indisimulable. "Estaba tan contento, tan emocionado... Gracias a Dios pude volver a verla", dijo Azwan, quien como muchos indonesios tiene sólo un nombre.

La ciudad de Palu, ubicada en la costa occidental de la isla de Célebes, con más de 350.000 habitantes, tembló el viernes por un violento terremoto seguido de un tsunami devastador. Desde entonces, reinan la desesperanza y el dolor, con más de 1.200 muertos, según el último balance, por lo que la historia de Azwan y Dewi es una excepción.

Dewi estaba registrando a los invitados que iban participar en un festival de un hotel de la costa cuando la tierra tembló. Minutos después se encontraría con un muro de agua. "Llegó una ola que me golpeó fuerte. Cuando retomé la consciencia estaba en la calle, delante del hotel. Recuerdo haber escuchado a la gente gritar ¡Tsunami! ¡Tsunami!'".

Un poderoso sismo desencadenó un tsunami y provocó olas de más de 6 metros de altura, cientos de personas murieron y hay millonarias pérdidas materiales
Un poderoso sismo desencadenó un tsunami y provocó olas de más de 6 metros de altura, cientos de personas murieron y hay millonarias pérdidas materiales Crédito: Antara Foto/Darwin Fatir/vía REUTERS

Dewi caminó por las calles repletas de escombros hasta que llegó a un puesto de evacuación, donde pasó la noche. "Sin comida, sin agua", recordó. "Nos pidieron que esperásemos hasta que la situación fuera segura, pero las réplicas no cesaban".

En la otra punta de la ciudad , Azwan estaba muy angustiado. Había sobrevivido junto a su hija pero no tenía ninguna noticia de su mujer. Al llegar la noche empezó una búsqueda que duró casi dos días, visitando morgues y centros médicos repletos de gente.

"Como no veía a mi mujer en las bolsas [mortuorias], regresé al hospital y verifiqué la morgue", relató Azwan. "Había una cantidad astronómica de cuerpos. Estaba todo desordenado, en la terraza, unos encima de otros".

Por temor a réplicas, las familias pasan la noche en la calle
Por temor a réplicas, las familias pasan la noche en la calle Fuente: AP - Crédito: Tatan Syuflana

Envuelto por un escenario desolador, el domingo, cuando se preparaba para aceptar "la voluntad de Dios", su esposa apareció en el domicilio familiar, en moto. Herida y cojeando, llegó hasta su casa. "Cuando bajó de la moto, fue la euforia", contó Azwan. "Todo el mundo lloraba. Los miembros de la familia estallaron en llantos, la abrazaron".

Si bien todavía le cuesta asimilar todo lo sucedido, Dewi agradece a Dios haber tenido "una segunda oportunidad". "Incluso ahora no logro creer que estoy viva. Todavía estoy traumatizada", confesó.

En tanto, la situación en Indonesia se agrava cada vez más; al menos 1234 personas murieron en el sismo seguido de un tsunami, según el último balance.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?