Suscriptor digital

Pilar Rahola: "Me da mucha vergüenza la traición que el mundo le hace a la mujer"

Pilar Rahola, periodista y filióloga catalana
Pilar Rahola, periodista y filióloga catalana Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk
María Ayzaguer
(0)
2 de octubre de 2018  • 13:00

Las credenciales de todos los presentes en las sesiones públicas del W20 , que comenzaron hoy en el Centro Cultural Kirchner ( CCK ), tienen inscripta la frase "Mind the gap", el hashtag oficial -la famosa expresión que alerta del hueco en el subte de Londres- pero que hoy está para hablar de otra brecha: la que existe alrededor del mundo entre hombres y mujeres.

Las primeras palabras de Pilar Rahola, la periodista y filióloga catalana encargada de iniciar las sesiones, refirieron directamente a este asunto: "Me da mucha vergüenza la traición que el mundo le hace a la mujer tantos años después de iniciad la lucha por la igualdad", dijo apenas comenzada la presentación.

Rahola comenzó citando la Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana, un texto fundacional de 1791 con el que llamó al auditorio a preguntarse si 227 años después ya estamos en situación de igualdad.

Para la periodista, aún estamos muy lejos de lograrlo. "No se conformen, no estamos bien, no es cierto que hayamos ganado, no queremos el trocito, queremos el pastel entero. Queremos dirigir la sociedad, pero para hacerlo recuerden ustedes que hoy en el mundo millones de mujeres por el solo hecho de nacer en países en que sus dios les dice que tienen que ser esclavas no podrán trabajar en lo que quieran".

"Estamos mejor formadas, tenemos mejores CVs, pero también menos trabajo, más desempleo, empleo de peor calidad, todas las tareas domesticas y el famosísimo techo de cristal", agregó.

Para Rahola, la mujer en el primer mundo aún está muy lejos de estar en situación de igualdad, y en el tercer mundo ya sufre el doble, triple o cuádruple. "Hoy, ser mujer, pobre y negra en una zona de conflicto es lo peor que se puede ser", explicó.

"En un congreso como este hay que alzar la voz y decir basta, es una vergüenza que en mi ciudad muera alguien golpeada por alguien que dijo que la amaba, o que alguien pierda el trabajo por un embarazo", ejemplificó.

También se refirió al "derecho a la mediocridad" que aún les falta a las mujeres en las sociedades dominadas por el patriarcado: "Ellos pueden ser mediocres, ellas tienen que ser excelentes".

Para Rahola, hasta los dioses han sido creados para dominar a las mujeres, desde la fe cristiana a las dictaduras teocráticas. "No existen los dioses que esclavizan a las mujeres, existen los hombres que usan a dios para esclavizar a las mujeres", dijo, despertando aplausos de todo el público.

"Me siento heredera de las Malalas (por Malala Yousafzai, la joven referente pakistaní) , y de esas mujeres musulmanas que dicen 'amo a mi dios pero nadie puede esclavizarme ni decirme que soy menos que le hombre'", amplió.

Según la filióloga, si el mundo ya pudo decir que los negros tenían los mismos derechos, el siglo 21, que es el de de la lucha de la mujer, tiene que decir que las mujeres tienen los mismos derecho que los hombres.

"Hace 227 años una mujer les dijo a los hombres que eran iguales y la maltrataron. Hoy tenemos que convertir los legados de Malala, Gandhi, y Martin Luther King en la lucha por la libertad y la igualdad", concluyó.

CCK

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?