Suscriptor digital

Crece la tensión entre China y EE.UU. por maniobras de la armada norteamericana

El buque de guerra estadounidense Decatur, navegó el domingo 30 de Septiembre cerca de las islas reclamadas por Pekín, en el disputado Mar de China Meridional
El buque de guerra estadounidense Decatur, navegó el domingo 30 de Septiembre cerca de las islas reclamadas por Pekín, en el disputado Mar de China Meridional Fuente: AFP
(0)
2 de octubre de 2018  • 11:44

PEKÍN.- En medio de la creciente guerra comercial entre Estados Unidos y China , en la que se han impuesto aranceles cada vez más severos a las importaciones, Pekín expresó hoy su malestar luego de que un destructor de la armada norteamericana navegara el domingo en el mar de China Meridional.

El buque de guerra estadounidense USS Decatur navegó cerca de las islas reclamadas por Pekín en el mar de China Meridional, lo que generó nuevas rispideces en las relaciones entre los dos países.

Un funcionario estadounidense señaló que el destructor USS Decatur navegó el domingo a 12 millas náuticas de los arrecifes Gaven y Johnson, ubicados en las islas Spratly, y en respuesta un buque chino llegó al lugar obligándolo a cambiar de dirección. La maniobra fue calificada por funcionarios estadounidenses como un choque "inseguro y poco profesional".

La operación fue el último intento de contrarrestar lo que Washington ve como los esfuerzos de Pekín para limitar la libertad de navegación en las aguas estratégicas, donde operan las armadas de China, Japón y de otros países del sudeste asiático.

Según publicó The Washington Post, el Ministerio de Defensa de China sostuvo que el USS Decatur nunca debería haber viajado por esas aguas en su misión de "libertad de navegación", lo que provocó que Pekín ordenara la participación de un buque de guerra para alejar a la embarcación estadounidense de las Islas Spratly.

"El barco chino tomó medidas rápidas e hizo controles contra el barco de Estados Unidos de conformidad con la ley, y le advirtió que abandonara las aguas", dijo el vocero Wu Qian en un comunicado.

La presencia de barcos estadounidenses cerca del archipiélago reclamado por los chinos frente a las costas de Filipinas, Malasia y el sur de Vietnam "amenaza seriamente la soberanía y seguridad de China" y "socava gravemente las relaciones entre los dos países y las dos fuerzas armadas", agregó Wu.

Asimismo, la nota publicada en The Washington Post, sostiene que el enfrentamiento marítimo se produjo una semana después de que los funcionarios chinos cancelaran las conversaciones militares con Estados Unidos, que se suponía tendrían lugar en Pekín a fines de septiembre.

Tanto China como Estados Unidos no han mostrado todavía signos de rendirse ante esta guerra comercial, y por el momento no se conocen negociaciones programadas para intentar poner fin a la batalla. Tanto es así que Pekín canceló ayer una reunión de seguridad, estipulada para octubre, con el secretario de Defensa Jim Mattis, según informó The New York Times.

Agencia Reuters

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?