Suscriptor digital

Detrás de una puerta secreta descubren un millón de cajas de medicamentos valuadas en $150.000.000

Parte de los medicamentos secuestrados
Parte de los medicamentos secuestrados Crédito: Policía de la Ciudad
Gabriel Di Nicola
(0)
2 de octubre de 2018  • 18:19

Meses atrás, personal de la Policía de la Ciudad advirtió que desde una droguería de San Cristóbal se vendían a negocios de la zona y a clientes particulares medicamentos sin la debida autorización. Se inició entonces una investigación que avanzó hasta que, en las últimas horas, detectives policiales y judiciales descubrieron detrás de una puerta secreta y de paredes falsas de aquel local un millón de cajas de remedios, mercadería valuada en $150.000.000 que era comercializada en el mercado negro.

Así lo informaron a LA NACIÓN fuentes policiales y judiciales. La investigación está a cargo de la Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental (Ufema) porteña, a cargo de Matías Michienzi, con la colaboración de la División de Delitos contra la Salud de la Policía de la Ciudad.

En principio, según informaron fuentes judiciales, los medicamentos secuestrados eran legítimos, pero se los comercializada de forma ilegal, sin permisos ni recetas. "No se trataría de mercadería apócrifa. Pero para hablar con certeza debemos esperar los peritajes que hará la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica [Anmat]", explicó un detective judicial.

"Es un procedimiento histórico para la Argentina. No hay antecedentes de un secuestro de esta magnitud. Un gran trabajo de la Policía de la Ciudad y el Ministerio Público", afirmó el ministro de Justicia y Seguridad porteño, Martín Ocampo.

El operativo se hizo en una droguería situada en Cochabamba al 2600, del barrio porteño de San Cristóbal, y en un depósito contiguo.

"La Policía de la Ciudad encontró que en la droguería había un subsuelo con una entrada ciega y, en su interior, más de 375.000 cajas de diferentes medicamentos", explicó la Fiscalía de la Ciudad en un comunicado de prensa.

Pero la sorpresa fue mayor cuando los detectives policiales recorrieron un pasillo y descubrieron que detrás de una estantería había una "puerta secreta" que, según la definición de los investigadores policiales y judiciales, comunicaba con un "búnker" de medicamentos.

Los medicamentos secuestrados
Los medicamentos secuestrados Crédito: Policía de la Ciudad

"Se trataba de un local contiguo, en principio separado de la droguería, al cual se accedía a través de esta puerta escondida. Allí se encontraron más de 400 pallets de cajas de medicamentos sin las medidas de conservación adecuadas. El lugar, además, tenía su propio montacargas con el cual se llevaba la mercadería hacia un primer y un segundo piso. Allí se secuestraron más de 650.000 cajas de remedios", se agregó en el comunicado de prensa del Ministerio Público Fiscal porteño.

Según explicó a LA NACIÓN una fuente judicial, entre la mercadería secuestrada había medicamentos de venta libre, de venta bajo receta y venta bajo receta archivada.

"Los medicamentos estaban guardados sin ningún tipo de protocolo de conservación. Todo lo secuestrado deberán ser destruidos", agregó Ocampo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?