Los negocios del zar de Retiro con la mujer de un funcionario clave de De Vido

Otero y Llorens
Otero y Llorens Fuente: Archivo
Pablo Fernández Blanco
(0)
3 de octubre de 2018  • 11:13

Los puntos de encuentro entre exfuncionarios kirchneristas y empresarios presos o procesados proliferan a medida que se hurga en la relación entre política y negocios de la última década. A esa lista se suma un vínculo hasta ahora desconocido entre Rafael Llorens, el guardaespaldas jurídico del entonces ministro de Planificación, Julio de Vido, y el denominado zar de Retiro, Néstor Otero.

Dueño de la concesión de la terminal de Retiro y otras licencias públicas, Otero montó una sociedad comercial con María Fernanda Guatri, la esposa de Llorens, quien por entonces era el secretario legal y técnico de Planificación. Es decir, la cartera que debía controlar los negocios de Otero.

Salvo Guatri, los tres varones recién mencionados están detenidos como resultado de las investigaciones sobre la corrupción en el kirchnerismo (Llorens por los cuadernos de las coimas K, al igual que Otero, aunque ahora se le concedió el arresto domiciliario, mientras que De Vido está investigado como actor principal de una asociación ilícita en esa causa y preso desde hace meses por otras investigaciones).

La columna de Pablo Fernández Blanco: El vínculo comercial entre el zar de Retiro y un funcionario c

5:41
Video

Los tres varones recién mencionados están presos como resultado de las investigaciones sobre la corrupción en el kirchnerismo (Llorens y Otero por los cuadernos de las coimas K , mientras que De Vido, investigado como actor principal de una asociación ilícita en esa causa, está detenido desde hace meses por otras investigaciones).

Otero conformó en 2009 la sociedad Agropesur junto a Guatri, una contadora casada con Llorens según consta en las declaraciones juradas de este último. El acta de constitución de la sociedad, que vio LA NACION, es muy sugestiva: no sólo menciona al zar de Retiro, la estación más grande del país, y a la mujer del exfuncionario, sino que nombra al propio Llorens por su vínculo con Guatri.

En la práctica, Llorens era el guardián de la firma de Julio De Vido. Como máximo asesor legal del Ministerio, por ejemplo, tenía el poder de decir qué debía firmar o no el exfuncionario. Además, acompañó a De Vido durante varios años, señal de la confianza que le tenía el jefe de la cartera. De manera que Llorens podía tomar parte en una recomendación que favoreciera a Otero, socio a su vez de su mujer.

El caso emblemático es la propia estación de Retiro. Otero prorrogó la concesión a través de un decreto que firmaron en 2006 el ex presidente Néstor Kirchner , su jefe de Gabinete, Alberto Fernández, y Julio De Vido.Otero, que el lunes obtuvo la prisión domiciliaria por parte de la Cámara Federal, apareció mencionado en los cuadernos del chofer Oscar Centeno. Por eso se investiga el presunto pago de coimas en dólares a laderos de De Vido.

La creación de Agropesur también fue informada en el Boletín Oficial. Según ese registro, el objetivo era explotar la actividad agrícola y ganadera, consignataria, comercial e industrial. La mujer de Llorens fue la primera presidenta, mientras que Otero figura como suplente. Pero la escritura de constitución de la empresa le da un espacio de acción más amplio, que incluye la realización de toda "clase de actividad agropecuaria y/o agrícola", la exportación, el acopio de cereales y hasta el establecimiento de frigoríficos.

El pedido formal de constitución llegó a la Inspección General de Justicia (IGJ), donde se deben registrar todas las sociedades creadas en la Ciudad de Buenos Aires, el 19 de octubre de 2009 bajo la modalidad "constitución de trámite urgente", lo que revela premura de los socios.

La velocidad en la creación de Agropesur es un dato curioso si se lo contrasta con otros. Por caso, la empresa nunca presentó balances ante la IGJ.

La sede social de la firma fue establecida en Lima 385, domicilio también de otras empresas relacionadas con Otero. Para constituirla, el hombre del transporte y la mujer de Llorens pusieron partes iguales.

La sociedad con el zar de Retiro no es la única de Llorens y su círculo íntimo para explotar el negocio agrícola y ganadero. El exfuncionario de De Vido figura como socio en Don Zoilo, definido como un establecimiento agroindustrial, al igual que su mujer, la socia de Otero en Agropesur, según consta en el Boletín Oficial de la provincia de Buenos Aires del 25 de octubre de 2010.

A su vez, Guatri figura como presidente de la sociedad anónima 8 de Febrero, según el Boletín Oficial provincial del 23 de marzo del mismo año. Con sede en Dolores, una zona con alta explotación ganadera, dedicada a la explotación agrícola-ganadera.

Néstor Otero tiene favores probados a funcionarios públicos. Durante años, por ejemplo, le pagó el alquiler de un departamento al por entonces secretario de Transporte, Ricardo Jaime , quien debía encargarse de regularlo.

Además de la concesión de Retiro, Otero tiene un emporio vinculado al transporte con propiedad o participación en las terminales de Once, Santiago del Estero, Villa Gessel, Mar del Plata y San Rafael, entre otras.

La sociedad de Guatri con Otero no es la única experiencia de Llorens en materia de transporte. Varios documentos y testimonios lo señalan como un hombre de trato frecuente con Manuel Vázquez, reconocido testaferro del exsecretario del área, Ricardo Jaime, condenado por la Justicia en la causa que investigó la compra fraudulenta de trenes a España y a Portugal en 2005.

Los vínculos entre ambos quedaron documentados en un intercambio de mails que Vázquez le envió a Llorens el 16 de julio de 2009, 15 días después de la renuncia de Jaime, por la posible compra de aviones para Aerolíneas, como publicó LA NACION.

Con la colaboración de LA NACION DATA

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.