Suscriptor digital

Sábat: la lista de su historia a ritmo de jazz

La música fue fuente de inspiración y compañera indispensable del dibujante a la hora de ejercer su tarea como caricaturista
La música fue fuente de inspiración y compañera indispensable del dibujante a la hora de ejercer su tarea como caricaturista
Humphrey Inzillo
(0)
2 de octubre de 2018  • 16:47

El vínculo del "Menchi" Sábat con el jazz fue sagrado e indisoluble. Clarinetista aficionado, tenía el berretín de emular en su estudio y en entrañables jam sessions con amigos a dos de sus héroes: Sydney Bechet y Pee Wee Russell. Le dedicó al género dos trabajos monumentales e indispensables: Scat, una intepretación gráfica del jazz (1974) y Jazz a la carte (1996). Allí trazó su propia mirada sobre la música de Nueva Orleans y armó una especie de panteón con dioses como Louis Armstrong, Jelly Roll Morton, Duke Ellington, Fletcher Henderson, Fats Waller, Charlie Parker, Benny Goodman, Coleman Hawkins y Charlie Christian, entre muchos otros.

También les dedicó volúmenes a Bix Beiderbecke ( Yo Bix, Tu Bix, El Bix; en 1972); Dos dedos, una interpretación gráfica de Django Reinhardt, en 2004; El pájaro murió de risa, dedicado a Charlie Parker, en 2007, entre otros. También realizó portadas para álbumes del violinista Hernán Oliva, de la Antigua Jazz Band y la Original Jazz Band, del pianista y organista Fats Waller, del cantante cubano Bola de nieve, del grupo The Swing Summit, entre muchísimos otros artistas.

La música fue su fuente de inspiración y compañera indispensable a la hora de ejercer su tarea como dibujante y caricaturista, hasta su muerte hoy . Esta lista abarca buena parte de ese universo sonoro que acompaña la identidad visual de su obra.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?