"Me disparó, me disparó", fueron las últimas palabras del automovilista asesinado en la autopista Illia

El prefecto acusado
El prefecto acusado
(0)
2 de octubre de 2018  • 15:13

"Me disparó, me disparó", repetía la víctima mientras se tocaba el pecho con una mano. Era la madrugada del domingo pasado y Damián Cutrera, de 41 años, era herido mortalmente en el peaje de la autopista Illia después de un incidente de tránsito.

Las últimas palabras de la víctima fueron escuchadas por su concuñada, Erica Rocha, que hoy declaró como testigo ante la jueza en lo criminal y correccional porteña Patricia Guichandut y el fiscal Daniel Pablovsky.

Por el hecho está detenido, imputado por homicidio agravado, el prefecto Daniel de Jesús Acosta, de 28 años.

En su declaración testimonial, Rocha relató que viajaba en el auto que conducía Cutrera, un Renault Clio. En el vehículo estaban su pareja, Paulo Rodríguez, y su cuñada y esposa de la víctima, Mónica Rodríguez, que en la causa fue aceptada como querellante.

Bajo juramento, Rocha afirmó que cuando estaban cerca de la cabina de peaje, a la altura de los reductores de velocidad, "el automóvil rojo" que circulaba delante del vehículo de Cutrera dio marcha atrás y los chocó.

"Arrancó y nuevamente hizo marcha atrás y nos volvió a impactar", afirmó la testigo. Rocha dijo que, entonces, Cutrera se bajó del auto y después hizo lo mismo su pareja, Rodríguez. Fueron a pedirle explicaciones al otro conductor.

La testigo sostuvo que escuchó el disparo, pero que no pudo ver cómo fue la secuencia de lo sucedido. Sí observó que la ventanilla del conductor del otro vehículo estaba baja.

Siempre según la versión de Rocha, Cutrera se tomaba el pecho y repetía "me disparó, me disparó". Ella, según dijo, se bajó del Clio y se cruzó con Acosta. Le preguntó al prefecto por qué había disparado y solo recibió como respuesta: "Le disparé". También afirmó que del otro auto bajaron "una mujer con una bebé en brazos" y que dentro del vehículo quedó otra niña pequeña.

Acosta es defendido por los abogados Ramiro Zoloaga y Ricardo Izquierdo. La familia de la víctima es representada por el letrado Ángel Ramallo.

El imputado, en su declaración indagatoria, había sostenido que su arma se había disparado en un forcejeo con la víctima.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.