Qué son las Leliq, la herramienta del BCRA para controlar la cantidad de pesos en circulación

La entidad que conduce Guido Sandleris apuesta a las Letras de Liquidez para absorber pesos del mercado
La entidad que conduce Guido Sandleris apuesta a las Letras de Liquidez para absorber pesos del mercado Fuente: Archivo - Crédito: Maria Amasanti
(0)
2 de octubre de 2018  • 17:47

Las Letras de Liquidez (Leliq) son un instrumento clave con el que el Banco Central (BCRA) intentará llevar adelante su nueva política monetaria, que tiene como fin retirar dinero de la economía para contener así la demanda de dólares. El objetivo es controlar al tipo de cambio para frenar también a la inflación.

Las Leliq son títulos emitidos por el BCRA. Están nominados en pesos, tienen un plazo de siete días y se licitan diariamente. Son instrumentos de control monetario: al emitir estas letras, el BCRA capta pesos que salen de circulación.

A diferencia de la licitación de las Letras del Banco Central ( Lebac ), que estaban abiertas a cualquier ahorrista -individuos, empresas, entidades gubernamentales y fondos de inversión-, las Leliq solo pueden ser operadas por los bancos. Según explicó el titular de la entidad, Guido Sandleris, el objetivo es que el BCRA vuelva a relacionarse exclusivamente con las entidades bancarias.

Cómo funcionan las Leliq

Las subastas de Leliq son diarias. A las 11 de la mañana, el Banco Central envía un comunicado a los bancos donde los notifica sobre la subasta del día. Allí anuncia el monto mínimo estimado para la operación y la tasa de interés mínima -al menos hasta diciembre no será inferior al 60%, según lo estableció el Comité de Política Monetaria del organismo-.

A las 14.15 comienza la licitación, y se abre el plazo para que los bancos realicen sus propuestas. Entre las 14.30 y las 14.45, se anuncia a las entidades el resultado: cuántos pesos retiró el Banco Central, la tasa promedio y la tasa máxima.

Qué efecto tiene en la economía

El objetivo del BCRA es que la tasa de interés de las Leliq sea suficientemente atractiva para que los bancos mantengan sus inversiones en pesos. Lo que se busca, además, es que las entidades vendan dólares y se hagan de pesos para invertirlos en Leliq.

El BCRA además aumentó al 44% los encajes bancarios -la porción de dinero captado de terceros que deben mantener inmovilizado los bancos- y habilitó a las entidades a que integren esa porción de dinero en Leliq. Los bancos, a su vez, pueden aumentar las tasas que pagan por los depósitos a plazos fijos para tener más pesos para invertir en las letras de liquidez.

Al costo de altas tasas de interés, las Leliq permiten al BCRA retirar pesos de la economía. La contracara de esta política es un enfriamiento de la economía, ya que pedir dinero prestado es muy costoso y eso complica el inicio de proyectos nuevos o inversiones, además de generar dificultades para aquellas empresas que deben refinanciar deudas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.