El efecto licuefacción eleva el número de muertos en Indonesia

El pueblo de Wani, en Célebes, arrasado por el tsunami
El pueblo de Wani, en Célebes, arrasado por el tsunami Fuente: Reuters - Crédito: Beawiharta
(0)
3 de octubre de 2018  

PALU, Indonesia (DPA).- El balance de víctimas a causa de los dos terremotos y el tsunami que asolaron la isla indonesia de Célebes ascendía ayer a 1347, una cifra aún provisoria ya que se estima que bajo los escombros de las casas colapsadas y del lodo hay más cadáveres.

Además, hay más de 800 heridos y al menos 113 desaparecidos. Cerca de 61.000 personas tuvieron que abandonar sus hogares. La mayoría de las víctimas fueron producto del terremoto en sí y de un subsecuente tsunami que arremetió contra la costa de la ciudad de Palu. Pero cientos de personas fueron enterradas vivas por la licuefacción del terreno, que se produce al desprenderse agua debajo del suelo, lo que convierte rápidamente la superficie en una masa espesa. "La parte más dura ha sido caminar por el lodo durante una hora y media cargando cadáveres", dijo la vocera de la Cruz Roja Aulia Arriani, mientras la situación se vuelve cada vez más caótica.

Entre los supervivientes en Célebes aumentan la desesperación y la rabia contra las autoridades debido a la escasez de agua, víveres y combustible, y mucha gente se apostó en las calles con carteles que dicen "Necesitamos comida" y "Necesitamos apoyo".

El Ministerio de Seguridad aseguró que está enviando ayuda alimentaria por mar, aire y tierra, mientras se aguarda la llegada de ayuda internacional, que Indonesia solicitó formalmente anteayer.

Mientras tanto, otra isla indonesia, Sumba, fue sacudida ayer por un nuevo terremoto, de magnitud 6,3. El epicentro se ubicó a unos diez kilómetros de profundidad bajo el fondo del mar y a unos 66 kilómetros al sudoeste de la isla.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.