La soja, sus exportaciones y el futuro de Mauricio Macri

Orlando J. Ferreres
Orlando J. Ferreres PARA LA NACION
(0)
3 de octubre de 2018  • 00:57

En 1958, el Ingeniero agrónomo Zelic Fuch del INTA de San Pedro visitó a mi padre, Joaquin Ferreres, en Santa Lucía. Quería pedirle si podía usar cinco hectáreas para sembrar soja, un nuevo producto que estaba por iniciarse en la Argentina. También le solicitó otras cinco hectáreas para sembrar vicia, otro producto también interesante. Y así lo hicieron.

La soja, que estaba sembrada en el frente del campo, no dio nada; se fue en vicio sin brotar. El ingeniero de INTA regresó, describió lo sucedido, y lo mandó por carta a sus contactos internacionales (en aquel momento no se había inventado ni el fax ni había internet). Al cabo de unos meses, la respuesta llegó: los especialistas informaban que había que inocular la soja para plantarla para que diera granos. Esto se hizo y la producción del año siguiente fue extraordinaria. Y así se siguió en los años posteriores.

La superficie sembrada y la producción de soja fueron las siguientes en el país:

Se puede observar que la producción se comenzó a registrar a partir de 1964, pese a que hubo otras en años anteriores. Ese año, el total fue de 13.700 hectáreas sembradas y 14.000 toneladas de soja cosechadas. En el presente ejercicio de 2018 se produjo una gran sequía y, si bien se sembró algo menos en cantidad de hectáreas que en años anteriores, la producción bajó un 39% en relación al año anterior. Esto significó una gran reducción de la exportación de soja y de sus subproductos que, unida a las caídas de la producción de maíz y de girasol (y otros productos de la cosecha gruesa, como el sorgo granifero), hicieron temblar a los valores de la exportación correspondiente de este año.

¿Qué puede pasar en 2019? Entendemos que la producción va a mejorar mucho, pues se especula con cifras normales de lluvia y se prevén condiciones climáticas normales. Esto implica que la producción de soja pueda ser normal también, lo mismo sucedería para el resto de la cosecha gruesa.

¿Cuánto puede representar en dólares la nueva exportación de estos productos en 2019? Estimativamente va a ser de unos US$10 mil millones adicionales a los de este año para los tres productos (soja, maíz y girasol), pero lo más importante es que, además, va a representar el 2,1% de aumento del PIB general del país. Ese incremento de la cosecha gruesa es porcentualmente mucho mayor que el incremento porcentual del agro en su conjunto.

Con esta evolución, el Gobierno se va ver favorecido también, pues se va a notar la gran mejoría sobre la población en general -sobre todo en las provincias- a partir del segundo trimestre de 2019. Asimismo, en diciembre 2018 y enero 2019 tendremos una muy buena cosecha de trigo, que va ser mucho más alta que la del año pasado, aunque su variación porcentual será menor que en el caso de la soja y del resto de la cosecha gruesa.

¿Qué ocurrirá entonces en 2019 en materia de producción primaria? Una gran recuperación de la producción agrícola, sobre todo la correspondiente a la cosecha gruesa, lo que será muy favorecedor en un año electoral en el que elegiremos al nuevo presidente del país para los próximos cuatro años.

Mauricio Macri ha dicho que él se presentará, aunque no sabemos si eso significa que podría tener buenas perspectivas, y si podría ser competitivo. Se parte de un año en el que el Presidente ha recibido muchas críticas a su gestión por haber realizado una ejecución económica muy lenta, muy gradual, pero estas críticas se irán aplacando con el correr de los próximos meses, pues ahora ha decidido atacar el problema con un gran shock.

El shock ha sido certero y le dará resultados, especialmente a partir de abril de 2019 . La producción de la cosecha gruesa, que es muy importante, y las demás medidas adoptadas en lo macroeconómico que son claves del año 2019 favorecen la expectativa política de Mauricio Macri para las elecciones del próximo año.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.