Suscriptor digital

Bolsonaro saca más ventaja en los sondeos y amplía sus chances para el ballottage

Bolsonaro, en campaña
Bolsonaro, en campaña Fuente: Reuters
Alberto Armendáriz
(0)
2 de octubre de 2018  • 20:28

RÍO DE JANEIRO.- Con viento a favor. El candidato ultraderechista Jair Bolsonaro dio un gran salto en las encuestas y se acerca a las elecciones del domingo en Brasil con una ventaja de entre 10 y 11 puntos sobre Fernando Haddad , mientras recibe más apoyo de sectores clave de la economía pese a su elevado grado de rechazo.

Según la última encuesta de Datafolha, el diputado representante del Partido Social Liberal (PSL) creció cuatro puntos en la última semana y consolidó su delantera con 32% de las preferencias, aunque enfrenta la tasa de rechazo más alta entre todos los aspirantes al Palacio del Planalto: 45%, un punto menos que la que tenía en el anterior relevamiento de la misma firma.

Para satisfacción de Bolsonaro, su principal competidor, el exalcalde de San Pablo Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores (PT), cayó un punto y ahora tiene 21% de respaldo, en tanto que el porcentaje de personas que dijeron que no votarían de ninguna manera por el reemplazante del encarcelado expresidente Luiz Inacio Lula da Silva se disparó del 32% para el 41%.

Un sondeo de Ibope, anoche, ya había marcado las mismas tendencias. De acuerdo a los datos de esta encuestadora, el ascenso de Bolsonaro fue impulsado por avances en grupos sociales donde el excapitán del ejército presentaba dificultades, principalmente entre las mujeres (subió del 18% al 24%), a contramano de las masivas manifestaciones femeninas del sábado pasado en contra de las posturas misóginas del diputado; los negros (del 25% al 28%) y entre las poblaciones más pobres del nordeste (de 13% al 19%).

Por otra parte, Bolsonaro se afianzó entre las clases de mayor poder adquisitivo (pasó del 40% al 46%), que tradicionalmente se inclinaron por candidatos del centrista Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB). Entre estos votantes, el sentimiento anti-PT es fuerte; lo responsabilizan por institucionalizar la corrupción que fue revelada en los últimos cuatro años por la operación Lava Jato y que terminó con Lula preso, así como por el descalabro económico del gobierno de la destituida presidenta Dilma Rousseff, que generó la peor recesión en la historia de Brasil.

"Sufrimos muchos ataques del PSDB, pero eso no está favoreciendo al PSDB, sino al fascismo", destacó a LA NACION Haddad, de paso por Río de Janeiro para visitar el centro de investigaciones médicas Fiocruz, en referencia a Bolsonaro. "Cuando se alimenta el odio, se alimenta el fascismo. Sucedió en Alemania, en Italia. Ahora una parte considerable de la élite brasileña abandonó la socialdemocracia por el fascismo".

En sus proyecciones para un previsible ballottage el 28 de octubre, Datafolha da como favorito a Bolsonaro con el 44% de los votos frente al 42% de Haddad, aunque esas cifras están dentro del margen de error de la encuesta y, por lo tanto, en un empate técnico. Para Ibope, ambos obtendrían 42% de los votos.

Según ambas encuestas, el resto de los principales candidatos de centro se mantuvieron en los mismos parámetros que la semana pasada: el exgobernador de Ceará Ciro Gomes, del Partido Democrático Laborista (PDT), está estancado en 11%; justo por debajo de él se ubica el exgobernador de San Pablo Geraldo Alckmin, del PSDB (8% para Ibope; 9% para Datafolha), y mucho más relegada quedó, con apenas un 4%, la ecologista Marina Silva, de la Red Sustentabilidad (Red).

El firme liderazgo de Bolsonaro en estos últimos sondeos generó una fuerte reacción positiva de los agentes financieros, que ven en el controvertido exmilitar una garantía de que continuará con las reformas que necesita la mayor economía latinoamericana de la mano de su principal asesor en el área, el neoliberal Paulo Guedes. La Bolsa de San Pablo celebró una jornada de amplias ganancias y cerró con un alza del 3,78%, mientras que el dólar retrocedió un 2,51% y terminó el día cotizado a 3,93 reales.

Otras noticia que cayó bien en los mercados fue el anuncio del apoyo a Bolsonaro por parte del Frente Parlamentario de la Agricultura (FPA), grupo que reúne a 261 diputados y senadores que defienden los intereses de este sector clave de la economía brasileña. Para los miembros del FPA, que en 2016 impulsaron el impeachment a Dilma, el crecimiento de Haddad desde que la candidatura de Lula fue impugnada por la justicia electoral causaba "gran preocupación con el futuro del país" y optaron por alinearse detrás de Bolsonaro en la polarización.

Idéntica posición tomaron en los últimos días varios grandes empresarios, como Luciano Hang, de la cadena de tiendas departamentales Havan; Pedro Joanir Zonta, de los supermercados Condor; Meyer Joseph Nigri, de la constructora Tecnisa; Sebastião Bonfim Filho, de la red de tiendas de productos deportivos Centauro; y Afrânio Barreira Filho y Eugenio Veras Vieira, de los restaurantes Coco Bambú.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?