Suscriptor digital

Eduardo Costantini: "Este es el primer año recesivo para el sector"

El CEO de Consultatio dice que los precios de las propiedades "deberían bajar" y adelanta sus próximos pasos y proyectos
El CEO de Consultatio dice que los precios de las propiedades "deberían bajar" y adelanta sus próximos pasos y proyectos Crédito: Fabián Malavolta
(0)
3 de octubre de 2018  

Dueño de Consultatio y creador de Nordelta, solo por nombrar uno de sus grandes aciertos inmobiliarios, el empresario Eduardo Costantini se hizo presente en la tercera edición del Summit de Real Estate y, en un mano a mano con José Del Rio, secretario general de Redacción de LA NACION, habló de sus últimas inversiones y compras por más de US$200 millones en Puerto Madero y en el Paseo del Bajo, a las que definió como un "error de corto plazo, pero una apuesta a futuro".

-¿Cómo ve el futuro del sector?

-Habrá una recesión profunda. Este es el primer año recesivo para el sector inmobiliario, ya que 2015, 2016 y 2017 fueron tres años de expansión. Esto va a traer secuelas, va a haber una caída del producto de entre el 2% y 2,5%, cuando arrancamos el año con una expectativa de crecimiento del 4%. El año que viene algunos dicen cero, otros dicen 0,5% abajo. Es imposible saberlo. Es como un paciente en terapia intermedia, hay que ir acompañando la evolución de la economía.

-En esa terapia intermedia aparece un dólar que crece. ¿Cómo influye?

-El dólar se había atrasado de manera exagerada y estábamos en un programa económico no explicitado que ahora, con el diario del lunes, era inconsistente. Generaba un desajuste muy fuerte en el sector externo y una tasa de inflación muy superior a la prevista. Con este dólar [actual] el sector externo va a mejorar, esa mejora no la vamos a ver tal vez hasta principios del año que viene, porque tiene un efecto retardo en las importaciones y exportaciones.

-¿Cómo es la relación del mercado de propiedades con el dólar?

-La Argentina es demasiado simple en ese sentido. Cuando el dólar sube, caen todos los bienes ¿Qué es todo? Los bonos argentinos, la paridad, sube el riesgo país, baja la bolsa, bajan las propiedades, baja la inversión de la economía real, baja el nivel de actividad y sube la pobreza. Cuando las cosas cambian para bien, se exacerba. La Argentina es muy cíclica. Distintos motivos, pueden ser políticos o económicos, hacen que haya un cambio de expectativas y se reviertan los flujos, entonces el dólar baja, la gente lo interpreta inmediatamente, porque tiene una gimnasia increíble, y empieza a cambiar dólares por propiedades. Empieza a construir, aparte le bajó el costo de la construcción en dólares, o a comprar acciones, los más sofisticados. Está inversamente correlacionado. Ahora estamos en un momento en el que el dólar mató a todo por afano.

-Cuando uno analiza sus últimas operaciones, ve que compró mucha tierra para construir. ¿Fue un acierto?

-Un acierto no fue. Si uno lo ve en el corto plazo, fue un golazo en contra. Sabía que había un riesgo, porque la propuesta del Gobierno era muy encantadora. Aparecieron terrenos estratégicamente ubicados, vendidos en su mayoría por el Estado y que son irrepetibles. El Gobierno, con un master plan histórico, con el Paseo del Bajo, que hace 20 años se debería haber hecho, crea siete terrenos sobre el agua que pasan a ser primera fila. Eso tiene un valor estratégico y desde ese punto de vista invertimos US$140 millones para desarrollar el proyecto más grande de oficinas del país de 92.000 a 96.000 metros propios. No sabíamos que venía esta crisis, pero Consultatio no tiene deudas. Cuando tengamos documentada la obra, veremos el eventual inicio o no, dependiendo de la realidad del mercado.

-¿Qué puede pasar con el valor de las propiedades?

-Los precios deberían bajar. Lo que ocurre es que los proyectos tienen solvencia en general y son inelásticos a la baja en dólares. Lo típico que ocurre es que disminuye el número de operaciones. El costo de construcción baja en dólares, los precios tienen que bajar en dólares manteniendo la rentabilidad. Sería sano que los precios bajaran y eso invitara a más inversores. Antes el problema era que el costo de la construcción estaba por las nubes y nos quejábamos de eso, pero bajó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?