Suscriptor digital

El hijo de Julio De Vido podría ser imputado por supuesto contrabando

En Córdoba gerenciaba una agencia de motos en la que Ricardo Jaime aparecía como "director ejecutivo"
En Córdoba gerenciaba una agencia de motos en la que Ricardo Jaime aparecía como "director ejecutivo" Fuente: Archivo - Crédito: Emiliano Lasalvia
Gabriela Origlia
(0)
3 de octubre de 2018  

CÓRDOBA.- Santiago de Vido, hijo del exministro Julio De Vido , era un habitué de la ciudad de Córdoba, donde gerenciaba una agencia de motos en la que Ricardo Jaime , el exsecretario de Transporte, aparecía como "director ejecutivo". Podría quedar imputado en una causa de supuesto contrabando que se investiga en la Justicia Federal de Córdoba.

Ayer se allanaron propiedades de la familia Jaime también en esta provincia en la investigación por presunto enriquecimiento ilícito y lavado de dinero que el juez federal Luis Rodríguez lleva adelante contra el exfuncionario; su mujer, Alessandra Minnicelli, y sus hijos.

Los allanamientos alcanzaron a 16 lotes en Córdoba, en la zona de Punilla. El nexo entre Santiago De Vido y Córdoba fue Claudio Barrera, un empresario de militancia kirchnerista, extitular de Cerro Motos, quien está imputado y estuvo detenido en el marco de la investigación por presunto contrabando en la que "podría aparecer" el hijo del exministro.

Fuentes judiciales indicaron a LA NACION que "podría estar involucrado en documentación que aún falta analizar y que está en manos del juez". Los funcionarios no descartaron que "surjan nuevos nombres y nuevas imputaciones".

La causa la sigue el fiscal federal Gustavo Vidal Lascano y en las próximas semanas volverá a moverse con indagatorias a los imputados. El juez Hugo Vaca Narvaja declaró una nulidad hace unos días y eso determinó que se hicieran nuevamente las imputaciones.

Barrera, amigo de Jaime, solía participar en la organización de actos kirchneristas en Córdoba. El exministro de Transporte siempre negó su vínculo con Cerro Motos, pero en junio de 2010, en un allanamiento en la casa de su hija Julieta, se secuestraron cinco tarjetas personales de la empresa en las que figuraba como "director ejecutivo". Jaime las quiso hacer desaparecer y fue condenado a seis meses de prisión por "sustracción de documento".

Cerro Motos hasta 2007 fue Cerro Automotores, pero cambió de razón social cuando empezó a importar unidades de China. Fue cuando Santiago De Vido se sumó al negocio -después de la llegada de Néstor Kirchner a la presidencia- y, después de un tiempo, empezaron a declarar ingreso de partes en vez de motos, ya que de esa manera pagaban menos impuestos.

"Santiago fue quien hizo los contactos para que la modelo Eliana Guercio se convirtiera en la 'cara' de la empresa. Buscaban darle más visibilidad a la marca", confió a LA NACION una fuente conocedora del sector.

En 2014 la firma se emplazó en La Rioja con una planta -de la inauguración participó el entonces gobernador Luis Beder Herrera-, pero duró poco más de un año. En noviembre de 2015 la provincia se quedó con la mayoría de las acciones para evitar el cierre y la convirtió en una sociedad con participación estatal.

En esa provincia la empresa fue denunciada por diputados opositores por entender que en 2013 le vendió motos de 250 centímetros cúbicos al Gobierno que fueron ingresadas de China bajo la modalidad "importación temporaria". Desde la firma dijeron que la operación fue en "un marco de legalidad".

En 2015 la Aduana delegación Córdoba denunció presuntas irregularidades, la mayoría entre 2009 y 2015. La maniobra consistía en importar partes de motocicletas, ingresarlas al país etiquetadas como si fueran otros productos y armarlas para su venta. La defraudación al fisco se estima en unos US$11 millones. En un estudio de abogados que trabajó para la firma recuerdan: "Atendíamos a las 3 de la mañana porque llamaban de Shanghai para cerrar operaciones".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?