Suscriptor digital
srcset

Juanchi Baleirón: "Me gustaría escribirle una canción a Maradona"

Diego Zwengler
(0)
3 de octubre de 2018  

¿De chico te interesaba el fútbol o ya ibas por el lado de la música?

En realidad me la pasaba todo el día escuchando música, compraba revistas y tocaba la guitarra. La pasión por el fútbol la tuve recién entre los 9 y los 13. De chiquito era de San Lorenzo por mi padre. Después me hice de Boca por mi hermano, pero, ojo, era una época en la que no ganábamos campeonatos.

Tu música es divertida: ¿en el fútbol también te importa el entretenimiento o solo ganar como sea?

Para mí, el fútbol tiene que ser entretenido. Lo profesional a veces va ligado a lo frío, al poco potrero. Cuando voy a un espectáculo quiero entrega, ritmo, pasarla bien, que la alegría no dependa del resultado.

Los Pericos son una fuente de inspiración para las hinchadas

La primera vez que escuchamos una canción nuestra fue en el 88 y fue muy rebuscada y graciosa. Era "Movida rastafari", del primer disco, y obviamente la cantó la hinchada más ingeniosa, que es la de San Lorenzo. Cantaban: "Iele, iele, iele, porro, cocaína, LSD, vamos Ciclón". Cuando hacen versiones nuestras, la sensación es muy linda por el reconocimiento de la gente. Igualmente, el público de la cancha es muy caprichoso para elegir canciones, porque hay megahits que no los agarran y por ahí hacen propio temas que están en una segunda o tercera línea. Me acuerdo de la hinchada de Cambaceres cantando una canción de Elvis Crespo, me matan de amor, son creadores de himnos.

¿Cuál es la diferencia a la hora de hinchar por Boca o de alentar a la selección?

Ser hincha de Boca o de cualquier equipo es incondicional; como un apellido, va ligado a tu corazón, a lo que te marcó. Y la selección te la cargás al hombro cuando jugamos partidos importantes o mundiales. Es una pasión diferente y lo comprobé ahora en Rusia. Tocar ahí no se compara con nada, es indescriptible.

¿Sos cholulo de los jugadores, de quedarte hablando cuando van a tus shows?

La reciprocidad del cholulaje depende del momento de popularidad en el que estés. En la selección tenemos gran onda con el Patón Guzmán. Cada vez que vamos a Monterrey se viene y nos hace un asado. Es un tipo muy conectado, muy sensible y te sentís a gusto charlando, es natural. Esa gente que llega a vos por algún lado y naturalmente conecta. En general, vos no querés hablar de música y ellos no quieren hablar de fútbol, pero el tema sale y es muy divertido.

¿Qué te pasa cuando un jugador festeja el gol con un bailecito?

Me encanta. Le da esa cosa descontracturada que hace falta. A veces se grita con bronca y enojo con su público; otras, con un bailecito simpático, pero siempre tiene que transmitir algo. Uno no deja de ser inocente y quiere que se vuelva a ese espíritu potreril y que se tire magia.

COMPLETÁ LA FRASE

Me gustaría escribirle una canción a Maradona, pero creo que ya le escribieron más canciones a Diego que al amor

Tenés tu bodega. Un vino con alma bostera sería gusto largo en boca, bien estructurado, taninos firmes y acidez balanceada

La hinchada de Los Pericos es parecida a un equipo de fútbol, Nos tienen como un tatuaje y nos siguen con el corazón: Es un amor incondicional

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?