Arrestan a un policía francés por vender información confidencial en la Web oscura

El oficial trabajaba para una agencia de inteligencia y ofrecía información reservada que fue utilizada para falsificar documentos
El oficial trabajaba para una agencia de inteligencia y ofrecía información reservada que fue utilizada para falsificar documentos
(0)
3 de octubre de 2018  • 13:30

Un policía francés fue arrestado tras ser identificado como un vendedor de información confidencial en la Web oscura a cambio de bitcoins. El oficial involcrado trabajaba para la Direction Générale de la Sécurité Intérieure, una agencia de inteligencia especializada en vigilancia de grupos potencialmente peligrosos y para combatir el terrorismo y el cibercrimen.

Sin mencionar la identidad del acusado, las autoridades francesas informaron que se presentaba con el apodo de Haurus en la tienda Black Hand en la Web oscura. Los investigadores creen que la información proporcionada por el policía fue utilizada por organizaciones criminales para falsificar documentos de identidad, de acuerdo a un reporte publicado por Le Parisien.

A su vez, las autoridades señalaron que Haurus ofreció el servicio de localización de dispositivos en base a un número de teléfono móvil, una modalidad que ofertaba a bandas criminales para el seguimiento de familiares y personas con fines delictivos, gracias al acceso a los sistemas que contaba la agencia francesa de seguridad. A su vez, también ofertaba el servicio de aviso de seguimiento por si las autoridades estaban detrás de una determinada persona sospechosa.

La Deep Web, también conocida como Dark Web o Web oscura, suele ser el espacio digital donde se realizan las transacciones de las actividades ilícitas del narcotráfico, el contrabando de armas y el tráfico de datos personales. En su momento fue célebre Silk Road, una tienda de la Deep Web cuyo fundador Ross Ulbricht fue hallado culpable de tráfico de drogas y lavado de dinero.

En este caso, las autoridades francesas pudo arrestar a Hourus tras localizar y dar de baja al portal Black Hand en junio, y luego de identificar y realizar un seguimiento a los documentos fraguados con la información proporcionada por el oficial. Arrestado el pasado 26 de septiembre, ahora enfrenta una condena en prisión de hasta 7 años y una multa de 115 mil dólares.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.