Suscriptor digital

Alemania necesita mano de obra calificada y ampliará visas a trabajadores extranjeros

El instructor Roy Grambow junto al trabajador Abdi Jami Awal de Somalia, en el centro de entrenamiento de la automotriz BMW, en Leipzig
El instructor Roy Grambow junto al trabajador Abdi Jami Awal de Somalia, en el centro de entrenamiento de la automotriz BMW, en Leipzig Fuente: AP
(0)
3 de octubre de 2018  • 15:38

BERLÍN (AP).- El gobierno de Alemania anunció el martes que expandirá un sistema de visas de seis meses para permitir que personas que no pertenezcan a la Unión Europea puedan buscar empleos en el país. Esto es parte de una gestión para lidiar con la escasez de mano de obra calificada que atraviesa a la nación alemana.

Las visas, actualmente disponibles para graduados universitarios, serán expandidas para inmigrantes con calificaciones profesionales, dijo el ministro del Interior Horst Seehofer tras una reunión de los líderes de la coalición.

Seehofer aclaró que Alemania, la mayor economía en Europa, no quiere una "inmigración al sistema de bienestar social". Los solicitantes tienen que demostrar que pueden sostenerse y hablar alemán.

Al igual que muchos otros países europeos, Alemania está tratando de conseguir un equilibrio entre las necesidades de su mercado laboral, el envejecimiento de su población y las preocupaciones públicas sobre la inmigración.

El ministro del Trabajo Hubertus Heil dijo que el gobierno había acordado además una solución "pragmática" para resolver el status de solicitantes de asilo rechazados que han encontrado trabajo en Alemania y están bien integrados.

Heil dijo que el gobierno busca darles "un status confiable para no enviar a personas equivocadas de regreso a sus países y entonces tratar de reclutar a trabajadores calificados de países del tercer mundo".

No se ofrecieron detalles del plan. El gobierno se limitó a crear "criterios claros" en la ley de residencia en los próximos meses.

La cuestión de si se debe facilitar a los solicitantes de asilo sumarse a la fuerza laboral - y con ello evitar deportación si sus solicitudes son rechazadas - ha sido un punto de disputa entre los socialdemócratas de Heil y conservadores como Seehofer en la coalición del gobierno de Angela Merkel.

"Nosotros mantenemos el principio de dejar separados los asuntos de asilo y laborales", dijo Seehofer.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?