Dos centenares de libros de escritores argentinos viajan rumbo a Fráncfort

La meca de la industria editorial recibe libros de consagrados, como Piglia y Calveyra, y otros de autores contemporáneos.
La meca de la industria editorial recibe libros de consagrados, como Piglia y Calveyra, y otros de autores contemporáneos. Fuente: Archivo
Daniel Gigena
(0)
3 de octubre de 2018  • 15:52

Del 10 al 14 de octubre, en el stand de la Argentina en la Feria del Libro de Fráncfort se exhibirán más de doscientos libros de autores nacionales ante editores extranjeros, agentes literarios y scoutings. Es la primera vez que la Secretaría de Cultura de la Nación, en colaboración con la Cancillería, realiza una selección de títulos de literatura argentina contemporánea para llevar a Fráncfort. El coordinador de Promoción y Difusión de la Literatura, Mariano Roca, y el director de Asuntos Culturales de la Cancillería, Sergio Baur, idearon esta iniciativa para complementar el trabajo que hace la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional que, también en asociación con Cancillería, lanza cada año una convocatoria para que distintas editoriales nacionales tengan presencia en la feria alemana. Para muchos editores, Fráncfort es la meca de la industria del libro y representa una oportunidad para realizar intercambios valiosos y negocios con colegas extranjeros. Se espera el arribo de trescientos mil visitantes, diez mil periodistas y cientos de representantes de las industrias del cine y los videojuegos. En esta edición, participarán 102 países.

"Hicimos la curaduría junto con los editores Alejandro Katz y Renata Prati. Nuestro objetivo es representar la diversidad del panorama editorial argentino", dijo Roca a LA NACION. Si bien en ese panorama se sufrió en 2018 una tercera caída consecutiva en la producción anual y en las ventas de libros, todavía le caben los atributos de diversidad y calidad. En muchos catálogos de las editoriales independientes se incuba lo más interesante de la literatura nacional. Para comprobarlo, no hace falta más que repasar los libros elegidos en premios internacionales tan relevantes como el Man Booker o el Hispanoamericano de Cuento Gabriel García Márquez.

La Secretaría de Cultura solicitó a 91 editoriales que enviaran un ejemplar de cada título elegido, que van de uno a cinco por cada sello. Están representados muchos géneros, aunque predomina la novela. El cliché que dice que los editores buscan novelas más que cuentos, poemas o crónicas se cumple también más allá del océano Atlántico. Unos pocos editores de las provincias expresaron su disgusto cuando se les comunicó que los gastos de envío a la ciudad de Buenos Aires debían ser cubiertos por ellos. Del total de editoriales elegidas, las provinciales se cuentan con los dedos de una mano.

Derechos para ser leídos

Entre los autores elegidos figuran consagrados ya fallecidos como Ricardo Piglia, Arnaldo Calveyra, Sara Gallardo y Antonio Di Benedetto, con obras clásicas que fueron reeditadas en 2017 y 2018. Por otro lado, varios libros que recibieron críticas elogiosas, como El sentido olvidado (de Pablo Maurette), Magnetizado (de Carlos Busqued), Feminismo y arte latinoamericano (de Andrea Giunta), Hospital Posadas (de Jorge Consiglio), La línea del desierto (de Alicia Genovese) y El artista más grande del mundo (de Juan José Becerra), se expondrán en el stand argentino. Se puede decir que la franja de escritores jóvenes (esto es, menores de cuarenta y cinco años) es la mejor representada por la lista: libros de Walter Lezcano, Pablo Forcinito, Paula Puebla, Diego Meret, Iosi Havilio, Tomás Downey e Inés Acevedo intentarán seducir a editores extranjeros.

En el stand, personal de la Cancillería y de la Secretaría de Cultura brindará información a aquellos que quieran agilizar los trámites de compra de derechos de los títulos expuestos. "Fráncfort es una feria que opera en el mediano plazo", detalla Roca, que fue director editorial de Tusquets en la Argentina durante décadas. "El interés se despierta en esos cuatro días que dura la feria y luego las negociaciones siguen hasta que se concreta la compra de derechos para que la obra sea traducida a idiomas extranjeros". Desde 2009, el país cuenta con el Programa Sur de traducciones, una de las pocas políticas culturales que rinde frutos y atraviesa gobiernos. Ese programa, a cargo de Diego Lorenzo, financia la traducción de autores argentinos en el mundo. Gracias a esos apoyos, obras de Gabriela Cabezón Cámara, Ariana Harwicz y Carla Maliandi (tres de las cuatro representantes argentinas que viajarán este año a Fráncfort) fueron traducidas al inglés, el alemán y el chino.

En la selección se destacan dos aciertos. Uno es la inclusión de novelas gráficas e historietas, que tuvieron un gran crecimiento en el país, sobre todo gracias al trabajo de sellos independientes como Hotel de las Ideas, Sigilo y Maten al Mensajero. Aunque en comparación con otros géneros el número de libros es ínfimo, la presencia de trabajos de gran calidad está justificada. El segundo, si bien es más previsible debido a la importancia que tiene en el mercado editorial local, es que la literatura infantil estará representada por los hermosos libros para chicos de Pequeño Editor, Unaluna, Muchas Nueces, Abran Cancha, Iamiqué, Limonero y Pípala. Por último, muchas primeras novelas de escritores argentinos estarán en los estantes del stand. Títulos de Verónica Boix, Mariana Travacio, Gonzalo Heredia, Virginia Higa y Roque Larraquy (la traducción al inglés de su novela La comemadre está nominada al premio Nacional de Estados Unidos) tentarán a los empresarios del libro que se reunirán en Fráncfort a partir de la semana próxima.

Actividades argentinas en la meca del libro

El discurso inaugural de la feria tendrá lugar el 9 de octubre y estará a cargo de la representante de Política Internacional de la Unión Europea, Federica Mogherini. La escritora nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie dará el discurso de apertura de la feria, cuyo tema central este año es la Declaración de los Derechos del Hombre, puesta en vigencia setenta años atrás.

El miércoles 10, día del inicio de las cerca de cuatro mil actividades culturales de la Feria del Libro de Fráncfort, se presentará ante editores extranjeros el Programa Sur. En una charla con funcionarios de otros países, Baur se referirá a los programas internacionales de apoyo a la traducción y su importancia para la circulación del libro. Más tarde, se dará a conocer el rico catálogo de las editoriales universitarias argentinas; representa al país Francisco Lohigorry, coordinador ejecutivo de la Red de Editoriales Universitarias Nacionales y director editorial del sello de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego e Islas del Atlántico Sur.

El jueves será el turno de la presentación de las cuatro escritoras argentinas en el flamante Pabellón Fráncfort, con más de 500 metros cuadrados para la exposición de libros. También habrá un debate sobre la situación del sector editorial en el país, a cargo de Oche Califa (director institucional y cultural de la Feria del Libro de Buenos), Jorge Gutiérrez Brianza (director comercial de la Fundación El Libro) y la editora Trini Vergara. Esa misma tarde, los funcionarios argentinos que viajan a la feria se referirán a las políticas públicas para el sector editorial. En esa ocasión, además, se presentará el Portal Exportador. El viernes, Vergara (editora de V&R) hablará sobre el futuro de la edición en la Argentina, y Gabriela Cabezón Cámara, Ariana Harwicz, Carla Maliandi y Vera Giaconi conversarán con Victoria Torres (investigadora argentina que trabaja en la Universidad de Colonia) sobre sus obras.

La presencia nacional en Fráncfort cubrirá además cuestiones como los roles de los traductores y los críticos como mediadores literarios y (no podía faltar) los lazos entre fútbol y literatura argentina. Pablo Avelluto, secretario de Cultura de la Nación, no será parte de la comitiva oficial. Desde su organismo informaron que ministros o secretarios de Cultura suelen viajar cuando los países son invitados de honor, como ocurrió en 2010 con la Argentina en esa feria. Este año, el país agasajado en Fráncfort es la República de Georgia.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.