La importancia del agente marítimo

Julio Delfino
Julio Delfino MEDIO:
(0)
4 de octubre de 2018  

A pesar de ser un eslabón esencial del comercio exterior, no todos saben lo que hace un agente marítimo. Para resumirlo, es el representante legal y comercial del buque en el puerto. A su cargo se encuentran todas las operaciones de carga y descarga, convirtiéndose en un coordinador de servicios en nombre del propietario, operador u armador de la embarcación.

En algunos casos, es quien dispone de la carga para la que fue contratado, atendiendo las cuestiones operativas, comerciales, laborales y de seguridad, entre otras.

El agente marítimo tiene variados interlocutores, entre los que se encuentran autoridades, armadores, cargadores, recibidores, prácticos, remolques, terminales portuarias y demás sectores de la comunidad marítima. Planifica sus tareas con el objetivo de que el buque realice una operación eficaz y eficiente, minimice demoras y costos bajo criterios de simplificación y competitividad. Tiene además una relación legal y comercial con su principal (armador, propietario o capitán) y, de acuerdo con la ley argentina, cumple una función pública como auxiliar de la autoridad. Esta representación lo hace responsable de cuestiones comerciales y privadas. Ante cualquier incumplimiento de su principal, está obligado a hacerse cargo de multas, sumarios y procedimientos que imponga el Estado.

En definitiva, sin agente no hay garantías para el Estado sobre las actividades que realizan los buques y cualquier problema relacionado.

En tiempos en los que se habla y avanza en materia de ventanilla única, el agente marítimo es, en sí mismo, un eslabón donde confluyen requerimientos y saberes legales, comerciales, logísticos y técnicos. Un verdadero pivote, sin el cual el comercio marítimo no podría desarrollarse.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.