Marcos Peña defendió el presupuesto frente a las críticas opositoras

El jefe de Gabinete debió ratificar que esperan un dólar a $42 en 2019, ya que su informe escrito aludió a un tipo de cambio a $50, en base a las estimaciones de las consultoras
El jefe de Gabinete debió ratificar que esperan un dólar a $42 en 2019, ya que su informe escrito aludió a un tipo de cambio a $50, en base a las estimaciones de las consultoras Crédito: Prensa Diputados
Gabriel Sued
(0)
4 de octubre de 2018  

Sin levantar el tono y esquivando golpes para evitar la confrontación, el jefe de Gabinete, Marcos Peña , defendió ayer ante la Cámara de Diputados el proyecto de presupuesto 2019 , al que calificó como "austero", ratificó las proyecciones macroeconómicas y, en tono electoral , sostuvo que el objetivo de "este primer mandato de Cambiemos" será "completar las reformas estructurales para crecer de manera sustentable".

"Ratificamos el presupuesto enviado . Tiene coherencia y los valores correctos para encarar este camino hacia el equilibrio fiscal, que nos va a permitir reducir nuestra vulnerabilidad al financiamiento externo", dijo, después de la ronda de preguntas del Frente para la Victoria (FPV). Los diputados de la bancada que preside Agustín Rossi colocaron en sus bancas carteles que decían "Presupuesto. Rehacer", en línea con el reclamo que hicieron el lunes pasado el Frente Renovador y el Bloque Justicialista, luego del nuevo acuerdo con el FMI .

Ratificamos el presupuesto enviado. Tiene coherencia y los valores correctos para encarar este camino hacia el equilibrio fiscal. Estamos ordenando la economía
Marcos Peña

Entre las variables que ratificó el jefe de Gabinete se incluye el tipo de cambio, establecido en 42 pesos para diciembre de 2019 y en un 40,1 promedio para todo el año que viene. En este punto, tuvo que responder no solo las dudas de la oposición, sino también las estimaciones elaboradas por el propio Banco Central , a partir del Relevamiento de Expectativas de Mercado, que proyectó un dólar a 50 pesos para fin del año próximo. El dato figura en la respuesta que Peña envió a la Cámara baja.

"No le pueden pedir a los diputados que aprueben un presupuesto que proyecta un dólar a 50 pesos para el año próximo. Después del acuerdo con el Fondo este presupuesto es un dibujo, nació muerto, todavía no lo votamos y las proyecciones ya no sirven. Rehagan este presupuesto. Porque el que manda en este país es el pueblo, no el FMI", abrió fuego Axel Kicillof (FPV).

Sin subirse al ring con el exministro de Economía, Peña tomó distancia de las estimaciones del BCRA. "El informe [de la Jefatura de Gabinete] cita a un pronóstico del REM; no es un pronóstico del Gobierno ni del Banco Central. Es una encuesta entre consultoras y participantes del mercado. Se aclara además que el BCRA no hace un pronóstico cuando rige un tipo de cambio flotante", dijo, cuando promediaba la sesión, que duró más de 6 horas.

El objetivo de este primer mandato de Cambiemos será completar las reformas estructurales para crecer de manera sustentable
Marcos Peña

Como denunció Rossi sobre el final de la sesión, Peña dejó sin respuesta varias preguntas de los diputados kirchneristas. Una de ellas, la de Rodolfo Tailhade, que mostró una imagen de un encuentro entre el presidente de la Cámara federal porteña, Martín Irurzun, y Fabián Rodríguez Simón, uno de los operadores del Gobierno en el Poder Judicial. "¿De qué estaban hablando? ¿A quién necesitan meter en cana ahora?", arremetió.

En la sesión, el Bloque Justicialista mostró un llamativo bajo perfil.

El jefe de Gabinete había arrancado su exposición con un discurso breve, en el que no dijo ni una palabra sobre la economía. A contramano del que sería el eje central de la sesión, el funcionario prefirió destacar los "avances y desafíos en materia de seguridad, lucha contra el narcotráfico y fortalecimiento de la justicia". A esa omisión recurrió la jefa del bloque del Frente Renovador, para castigar al funcionario, en el cierre de la sesión. "El modelo tiene ganadores y perdedores. Lo que vemos en el presupuesto es que vamos a tener mucha inflación, más aumentos de tarifas, más impuestos, menos obra pública, vamos a pagar mucho en intereses de la deuda, vamos a contraer el consumo interno", advirtió.

Tenemos [con la oposición] distintos diagnósticos de la Argentina. Eso se planteará el año próximo en la arena electoral
Marcos Peña

Empujado a la fuerza a la discusión económica, Peña afirmó que el presupuesto reflejaba las prioridades del Gobierno. "El gasto social o la inversión social representa el 77% del gasto primario, creciendo respecto del 65% de 2015. Con este presupuesto se va a lograr una transferencia automática a las provincias del 47% de la recaudación impositiva, mientras que en 2015 era del 41%", dijo, inaugurando dos datos que usó como escudo ante las críticas por los malos resultados de la gestión y los recortes previstos en programas nacionales destinados a las provincias. La respuesta no calmó los ánimos de la oposición. "Dicen que tienen que sentar las bases para volver a crecer. Lo que tienen que hacer es devolver paz al conjunto de la ciudadanía, devolverle salarios, jubilaciones y pensiones. El próximo presiente va a encontrar la economía peor de lo que la recibieron en 2015", pegó Rossi.

Con la ventaja de tener la última palabra, el jefe del interbloque de Cambiemos, Mario Negri, se prestó al golpe por golpe con el kirchnerismo. "Hablar frente a esta crisis y solamente apuntar al colapso que preanuncian que puede tener el país y pedir que los aplaudan porque dejaron una Argentina mejor, los pone en la vanguardia del atraso", dijo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.