Suscriptor digital

Los empresarios apoyan el plan económico, pero piden bajar más el gasto público

Lugano (Crea), Lipera, Blanco, Cesario y Vaquer, directivos del Foro de Convergencia
Lugano (Crea), Lipera, Blanco, Cesario y Vaquer, directivos del Foro de Convergencia Fuente: Archivo
El Foro de Convergencia Empresarial destacó la ayuda internacional y reclamó menos presión impositiva; esperan que la política asuma la mayor parte del ajuste
Francisco Jueguen
(0)
4 de octubre de 2018  

Durante años, los empresarios se mantuvieron en silencio, pero esa situación cambió. El Foro de Convergencia Empresarial expresó ayer su respaldo al nuevo programa acordado por el Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y destacó el apoyo internacional logrado, pero volvió a reclamar que el equilibrio fiscal se logre con baja del gasto y no con nuevos impuestos al sector privado en tiempos de presión tributaria récord.

Es una demanda similar a la que había hecho el mismo Foro ya en dos oportunidades y a la que se sumaron la Unión Industrial Argentina (UIA) y la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal), en las semanas previas a la discusión del presupuesto 2019 en el Congreso.

Los pedidos llegan tras la aplicación de retenciones a las exportaciones y la baja de reintegros negociadas entre el Gobierno y la oposición.

"El programa acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI), al garantizar la cobertura de las necesidades financieras del gobierno nacional hasta fines de 2019, y las medidas dadas a conocer por la actual gestión tienen como objetivo dar previsibilidad tanto al conjunto de la sociedad como a los inversores", comienza el comunicado. Y agrega: "Es un importante respaldo del mundo a la Argentina que le da la posibilidad de atacar los problemas estructurales de desequilibrio fiscal y persistencia de altas tasas de inflación. El camino a transitar para lograr este objetivo es duro y difícil, pero imprescindible. La alternativa de no emprenderlo o que fracase por la falta de acuerdo político es muchísimo peor".

Los empresarios remarcaron que en ese camino es necesario, sin embargo, "proteger a los sectores más vulnerables" y reclamaron a las organizaciones sindicales y las no gubernamentales que "se comprometan con el fin de mantener la paz social".

"El equilibrio fiscal debe lograrse principalmente mediante una reducción del gasto improductivo nacional, provincial y municipal, encarando una reforma administrativa del sector público que permita reducir la asfixiante presión impositiva sobre empresas e individuos", dijeron los empresarios.

"Aumentar los impuestos a los sectores más dinámicos de la economía, capaces de crear valor y generar empleo genuino, para mantener privilegios y estructuras empresarias públicas obsoletas es insostenible en las presentes circunstancias. La solución a esta situación que arrastramos desde hace años tendrá mayores probabilidades de éxito cuanto mayor consenso se logre entre los distintos partidos políticos, los representantes sindicales y los empresarios", estimaron, y cerraron: "Estamos ante una nueva oportunidad de encarar la corrección de los problemas estructurales que han originado los inaceptables niveles de pobreza que aquejan al país, y contamos con el apoyo del mundo para hacerlo".

No se trata de un comunicado inocente. Se da en un contexto en el que comenzará una dura batalla en el Congreso por la aprobación del presupuesto 2019, en la que se destaca la intención oficial de alcanzar el déficit cero. Pero, también, el fin de semana ese presupuesto fue atacado por el kirchnerismo y el Frente Renovador, que conduce Sergio Massa , entre otros actores. Además, en pos de lograr el acuerdo político, el Gobierno rebajó reintegros y subió retenciones a todos los exportadores y postergó algunos logros que traía la reforma tributaria al sector privado, como la rebaja del impuesto al cheque o al de sellos (provincial). Por otro lado, las empresas no podrán actualizar sus balances por inflación este año y el peronismo sigue pidiendo una suba del impuesto a los bienes personales para algunos casos específicos.

Por el momento, se mantendrán la rebaja de Ingresos Brutos, la poda de la alícuota de ganancias corporativas (de 35% a 30% el año que viene y a 25% en 2020), la devolución del IVA para nuevas inversiones, y la suba del mínimo no imponible para las contribuciones patronales.

"La negociación con el FMI es una última instancia, pero el gran problema en la Argentina es el gasto público", afirmó a LA NACION Miguel Blanco, presidente del Foro y director general de Swiss Medical. "Si esto no se hace, no sé qué puede llegar a venir después", agregó. Blanco puso como ejemplo de gasto improductivo el Astillero Río Santiago, cuyos trabajadores entraron en conflicto con la provincia de Buenos Aires en los últimos días. "No se pueden seguir cobrando impuestos al sector más dinámico de la economía para mantener eso", dijo.

"Nos preocupa el actual malestar social, pero sobre todo que haya gente que le da manija para desestabilizar", afirmó el dirigente.

Esfuerzo interno

"Lo que vemos es que el esfuerzo fiscal lo hace básicamente el gobierno nacional y no las provincias, que se acomodan, a pesar de que son superavitarias por primera vez en muchos años", afirmó, en tanto, Claudio Cesario, presidente de la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA). Varios de los consultados afirmaron que en diferentes distritos observan con preocupación la suba de las alícuotas de Ingresos Brutos a algunas actividades pese al consenso fiscal firmado.

"Tenemos un apoyo internacional inédito. Toca hacer el esfuerzo interno", dijo Javier Goñi, presidente de IDEA. "La política tiene que lograr el equilibrio de las cuentas públicas. Hay medidas temporarias que no nos gustan, ahora hay que hacer un esfuerzo sobre el gasto. Hay que terminar con la cultura de gastar más de lo que tenemos".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?