Lo convencieron de ir a una cita romántica a través de Facebook: eran policías que querían atraparlo

El sospechoso está acusado de integrar una banda que se dedicada a cometer robos en viviendas y era buscado por las autoridades judiciales y policiales desde hace cinco meses.
El sospechoso está acusado de integrar una banda que se dedicada a cometer robos en viviendas y era buscado por las autoridades judiciales y policiales desde hace cinco meses. Crédito: Policía de la provincia de Buenos Aires
(0)
4 de octubre de 2018  • 11:29

La policía bonaerense detuvo a un delincuente que estaba prófugo desde hacía cinco meses. Lo lograron engañándolo a través de las redes sociales. A través de un usuario femenino ficticio en Facebook, personal policial entabló con él un contacto y una conversación que terminó en una cita: el encuentro se haría en una estación de servicio de Avellaneda. A la hora señalada, el lugar estaba atestado de agentes que simulaban ser playeros o clientes. Cuando el sospechoso llegó lo detuvieron.

El innovador operativo fue coordinado por efectivos de la Dirección de Investigaciones contra el Crimen Organizado, quienes lograron arrestar al imputado tras haberlo citado con "fines amorosos" en una estación de servicio ubicada en Camino General Belgrano entre Víctor Hugo y Blas Parera.

El sospechoso, identificado por la policía como Alan Nahuel Fernández, de 24 años, apodado "Papu", está acusado de integrar una banda que se dedicada a cometer robos en viviendas de la zona sur del Gran Buenos Aires. Era buscado por las autoridades judiciales y policiales desde hace cinco meses.

En mayo pasado cuatro delincuentes irrumpieron en una vivienda de Quilmes y tras apoderarse de elementos de valor huyeron del lugar. No obstante, al otro día lograron ser identificados y tres de ellos fueron detenidos tras un enfrentamiento con la policía.

El restante logró fugarse y permaneció prófugo hasta hoy, cuando pudo ser aprehendido tras un operativo encubierto que incluyó una cuenta de Facebook falsa y policías camuflados como playeros y ocasionales clientes.

La investigación del caso permitió conocer el nombre de usuario que utilizaba el sospechoso en las redes sociales, por lo que los detectives crearon un perfil falso de una mujer y se pusieron en contacto con "Papu".

De esa manera, el sujeto logró ser seducido por la mujer virtual, con quien finalmente pactó una cita para verse cara a cara. Sin embargo, allí lo esperaba un operativo encubierto que permitió su detención.

En el caso interviene la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio (UFIJ) N°7, a cargo de Ximena Santoro, y el Juzgado de Garantías N°3, cuyo titular es Marcelo Goldberg, ambos del Departamento Judicial de Quilmes.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.