The Chainsmokers: "El rock fue y será siempre un vector que impacta en nuestra música"

La dupla estadounidense se presenta el domingo a las 21 en el Hipódromo de Palermo. Antes, actuarán Emma Horvilleur, Poncho y Juan Ingaramo
La dupla estadounidense se presenta el domingo a las 21 en el Hipódromo de Palermo. Antes, actuarán Emma Horvilleur, Poncho y Juan Ingaramo Crédito: Gentileza Popart
Federico Martínez Penna
(0)
4 de octubre de 2018  • 14:11

Desde que irrumpió en la escena EDM global con el hit "Selfie" en 2014, The Chainsmokers despegó con impulso meteórico. Vamos a un ejemplo cualitativo concreto: en su primer desembarco sudamericano, el dúo se presentó en horario matiné en el Perry Stage de Lollapalooza Argentina en 2015. Dos años más tarde, cerraba una de las jornadas del mismo evento en uno de los dos escenarios principales después del show de Metallica.

Aunque no todo resultó tan idílico para Drew Taggart y Alex Pall. Bromas desafortunadas (como la vez que insinuaron que en China se comen perros) y comentarios infantiles (una gacetilla de prensa alardeando sobre el tamaño de sus penes), los transformaron en un blanco fácil del odio digital. Sin embargo, a la hora de entrar a la pista no hay juicios de valor. Temas como "Roses", "Don't Let Me Down" y "Closer" picaron en punta en los rankings, poniéndolos en un crossover generacional que se cimentó con la salida de su primer disco, Memories... Do Not Open de 2017.

Bajo un ritmo frenético que los tiene durante casi todo el año de gira, la tercera visita a Buenos Aires -el domingo 7 en el Hipódromo de Palermo- los ubica fuera del cartel de un festival. Pero, ¿eso cambia en algo a la dinámica de la presentación de Chainsmokers?. "En realidad no mucho. Cada show es igual de importante al que le sigue", dice Taggart desde Los Ángeles, mientras anticipa su entusiasmo de tocar en suelo porteño. "No hay dudas en que la energía de Argentina es inigualable."

En tu última presentación en la ciudad, mostraste tu tatuaje con el sol de la bandera argentina. ¿Qué otras cosas recordás sobre tu año de intercambio en El Bolsón?

Fue una experiencia increíble. Sobre todo en cuanto a conocer gente muy interesante, y en ¡especial la comida!. También que en Argentina tenía la oportunidad de salir, algo que no podía en Estados Unidos siendo menor. Gracias a eso pude tener mi primer contacto con la música electrónica y es algo que me impactó hasta el día de hoy.

Recientemente te abriste respecto a tu depresión como efecto del éxito del grupo, algo que retrataron en el último disco. ¿Cuál fue tu camino para salir de eso?

Me siento muy bien ahora, y lo extraño es que no me di cuenta que estaba así de mal mientras atravesaba la depresión. No voy a pretender que soy un experto en la materia, pero si te puedo decir que se trató de un momento oscuro del que puedo hablar bien ahora. Irónicamente mi arte terminó siendo un vehículo fundamental para expresarme y procesar lo que pasaba en mi cabeza.

En cierta forma, Coldplay hizo un crossover en los últimos años hacia la electrónica. Ustedes colaboraron con Chris Martin, tuvieron reuniones con Bono y editaron singles con Steve Aoki que tiene un background en el hardcore y el emo. ¿Qué cosas encuentran en el rock que le aportan al sonido de ustedes?

En general, el rock tiene ese elemento instrumental que le da un carácter muy crudo y auténtico. Inclusive la química que tiene una banda nos resulta muy especial y habiendo crecido con esa configuración de modelo, te terminás identificando emocionalmente. El rock fue y será siempre un vector que impacta en nuestra música.

Calvin Harris dio un giro el año pasado desde el EDM hacia el funk y el disco con Funk Wav Bounces 1. ¿Sienten que hay espacio dentro del contexto de Chainsmokers para hacer algo así?

Ese álbum es brillante. En privado nosotros siempre experimentamos con distintos géneros y artistas amigos. Nos resulta súper divertido y a pesar de que dudo que la mayoría de esas cosas vean la luz del día, nos encanta hacerlo y en general es un disparador de otras grandes ideas.

Usualmente, en sus singles más populares, eligieron trabajar con mujeres como Halsey, Emily Warren, Jhené Aiko, Daya, Rozes, etc. ¿Cómo fue que llegaron a que cantaras más en Memories... Do Not Open ?

Bueno, nosotros escribimos canciones que son personales, así que tener a otros cantando eso le da un nuevo sentido en la manera en que esos colaboradores probablemente no atraviesen las mismas cosas que me pasan a mi. Además, estamos tocando mucho como una banda [En el vivo, músicos invitados suman percusión, batería y teclados para algunas canciones], y poder cantar en directo hace que la performance tenga mayor impacto.

Hablando de colaboraciones, durante un tiempo hubo rumores de que iban a trabajar con grupos como Weezer y Linkin Park. ¿Hay nombres con quienes quisieran hacer algo en el futuro?

Nos encantaría trabajar con ellos y hay otros cincuenta más en lista, pero... no queremos anticipar nada al público porque no tiene sentido. Cuando esté hecho, lo lanzaremos, pero lo que sí te puedo decir es que tenemos varias cosas en camino de las cuales estamos súper entusiasmados.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.