10 errores que probablemente estás cometiendo cuando te maquillás

Fuente: OHLALÁ! - Crédito: Latinstock
Lucía Numer
(0)
10 de octubre de 2018  • 16:30

Hay errores que son muy comunes en el mundo del make up, especialmente cuando llegamos a esta edad de alrededor de 30 años, en la que quizás arrastramos técnicas de maquillaje de cuando éramos más jóvenes o creemos que hace falta disimular más cosas y exageramos con las cantidades. La que no haya incurrido en alguno de estos, que tire la primera piedra:

1. Usar delineador en lápiz

Es una costumbre argentina que estoy tratando de desterrar desde hace mil años, y sigo sin lograrlo. El delineador en lápiz se corre, es casi efímero. Te lo ponés, y así como te lo pusiste, al rato empieza a chorrearse o esparcirse por el párpado móvil. Si querés usarlo porque estás acostumbrada y te resulta práctico, es clave que lo fijes con sombra negra.

2. Usar cremas aleatoriamente

Nos compramos cremas prometedoras solo porque lo escuchamos en alguna publicidad y creemos que nos van a hacer bien. Pero, cada piel es un mundo. Es importantísimo empezar a cuidarse la piel con algún profesional y que te recomiende cremas específicas para tu tipo de piel. Así, la base se va a ver mucho más natural, te va a durar mucho más tiempo puesta y probablemente uses una muchísimo más liviana porque vas a tener la piel más unificada en tono y en textura.

3. Usar primers a lo loco

El primer promete hacer que la base dure más o unificar los poros y hacer que la piel se vea más suave. En general los primers están llenos de silicona, que la piel no metaboliza, creando así una lámina que no deja que la base se asiente. Una piel bien cuidada es el mejor primer que podés tener.

4. No retocarse el maquillaje

El labial hay que retocarlo a lo largo del día. ¡Es un error olvidar hacerlo!
El labial hay que retocarlo a lo largo del día. ¡Es un error olvidar hacerlo! Crédito: Pixabay

Todas esperamos maquillarnos a la mañana y seguir igualitas durante todo el día, además de vernos súper naturales y con la piel casi desnuda (lo queremos todo). Si buscamos un maquillaje natural y fresco, vamos a tener que retocarlo como mínimo una vez al día. Cuanto menos maquillaje usemos, más vamos a tener que retocar. Si usamos mucho, va a durar más, pero nos vamos a ver acartonadas y odiamos estar acartonadas. Odiamos.

5. Pintarnos poquito las pestañas

Fuente: OHLALÁ! - Crédito: Latinstock

Pasa muchísimo que nos ponemos la máscara al final del maquillaje y lo hacemos medio a las apuradas. La máscara es lo que más dura puesto y es lo que más nos abre los ojos y nos hace ver descansadas y frescas (mucho más que el delineador). Empezá bien desde la raíz y preocupate por pintar la puntita final de la pestaña, así se van a ver muchísimo más largas y tupidas.

6. Ponerse corrector de ojeras en toda la zona donde debería haber ojera

Tendemos a ponernos corrector en toda la "ojera" porque para eso está hecho. Hay gente que tiene pigmentación más oscura en todo el párpado inferior, pero la gran mayoría solo tiene pigmentación en la zona del lagrimal y hasta la mitad del ojo. Preocupate por cubrir solo esa parte, no sigas para la zona de "patas de gallo" ahí el producto se quiebra y engrosa mucho la piel marcando arruguitas muchas veces inexistentes.

7. Intentar corregir todo

La realidad es que a los 30, 40, 50, 60, 20 a la edad que sea, siempre siempre siempre tenemos mil cosas lindas para resaltar de nuestra cara, si empezamos mirándonos sin amor y concentrándonos en lo que no nos gusta, probablemente terminemos todas tapadas y con la cara rarísima (además de un poco deprimidas). Mirate, encontrá lo que más te gusta de tu cara y resaltalo con toda, vas a ver que esas "imperfecciones" van a pasar a segundo plano.

8. Depilarnos las cejas sin criterio

Típico de la treintañera agarrar la pinza y darle con toda, es muy de nuestra época. Las veinteañeras crecieron con otra cultura cejeril y se nota. Dejalas crecer (sí, es difícil verlas desprolijas pero hay que pasar ese momento de carpincho cejístico) y andá a un buen lugar a que te las perfilen, una ceja bien hecha levanta la mirada, define y te da un efecto de ojo maquillado sin estar maquillada. Vas a ver, palabra de honor.

9. Usar base porque "te llegó la hora"

La base no es siempre necesaria. S i tenés la piel bien cuidada, hidratada y sana, no siempre vas a necesitar base. Probá un día mezclar un poco de protector solar con un poquito de base. Vas a ver lo linda que te queda la piel.

10. Creer que necesitás estar siempre estar maquillada

Fuente: OHLALÁ! - Crédito: Unsplash

La verdad, es que somos divinas tengamos la edad que tengamos. La clave está en disfrutar del aquí y ahora, no intentar volver a los 20 o a los 15. Sonriamos, disfrutemos, rodiémonos de gente que nos tira para adelante. Nada nos hace más lindas que una sonrisa sincera.

¿En qué te ayudó esta guía? ¿Reconociste alguno de estos errores en tu make up? También lee: Entrevista con Kenzo: "Siempre hice lo que quise en la moda"

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.