Mejorar la diversidad, la oportunidad que tienen las empresas para adaptarse al nuevo contexto social

La Business Women Leaders Task Force del G-20 organizó el evento Wo-Men bajo el lema inspirando a líderes futuros
La Business Women Leaders Task Force del G-20 organizó el evento Wo-Men bajo el lema inspirando a líderes futuros Crédito: Prensa Business Women Task Force
Julia D'Arrisso
(0)
4 de octubre de 2018  • 17:12

El edificio de Cancillería Argentina reunió a hombres y mujeres en pos de mejorar políticas que alientes la diversidad y la perspectiva en el Wo&Men, el evento de la TaskForce del G20 que convocó a empresarios y emprendedores para debatir sobre la inspiración para futuros líderes corporativos.

"Queremos construir un empresariado mejor. Inspirar jóvenes y ambientes respetuosos. Que las compañías cuiden la diversidad y la ecología humana", dijo Clarisa Estol, chair del business women leaders task force.

El acceso a activos financieros y recursos para las empresas, la brecha salarial, el valor de la diversidad en la economía y la incorporación de políticas de género fueron las temáticas principales que atravesaron el debate. Allí se manifestaron casos de compañías e historias personales individuales y de parejas que trabajan juntas, y otros sobre sectores que han comenzado a mirar la cuestión de género con mayor detenimiento.

En general, los participantes del encuentro coincidieron en que el principal problema que hoy atraviesan las compañías es la representación femenina en puestos directivos y que la inclusión de un equipo diverso mejoró el desempeño de las empresas.

Un ejemplo fue el que manifestó James Scriven, CEO de Inversiones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), quien alegó que hay suficiente información técnica que avala la necesidad de contar con mujeres líderes para tomar decisiones más sólidas. "Si Lehman Brothers hubiera sido Lehman Sisters no se hubiera caído", bromeó.

Quienes expusieron su caso personal fueron Claudia Sender, CEO de Latam Brasil, y Jean-Claude Ramírez, socio y director de Bain & Company en San Pablo. Ellos son marido y mujer y analizaron los pequeños sucesos que les ocurrieron como pareja, siendo ambos ejecutivos.

"Existen micro agresiones, sesgos inconscientes", dijo Ramírez. Allí enumeraron acontecimientos en los que ella sufrió diferencias en el trato y la consideración por ser mujer: desde la inscripción en eventos hasta anotarse para tomar un taxi, siempre quedaba por debajo de su marido. La pareja explicó que ambos aprendieron a complementarse para fomentar el crecimiento de sus trabajos y propusieron la paridad de género a la hora de evaluar empleados de sus compañías.

Otra de las cuestiones que más se puso en debate fue la existencia de los llamados techo de cristal y de cemento. El primero refiere a la dificultad de las mujeres de alcanzar puestos gerenciales y el segundo se define como el que se imponen las mujeres a ellas mismas por falta de confianza. Además, también se planteó dejar atrás la problemática de balancear la vida personal y el trabajo, y complementar ambas actividades tanto para hombres como para mujeres.

Kumjoo Huh, directora de Kyobo Life Insurance, por su parte, habló sobre la incorporación de un programa inclusión y diversidad en las compañías, que incluya mujeres y jóvenes de todas las nacionalidades. "Descubrirse, crear tu fuerza y ser positiva son las actitudes que debemos tomar", resumió. Sergio Kaufman, CEO de Accenture, coincidió: "Cuando hay crisis, la solución debe ser con un equipo diverso".

Entre los expositores se encontraron Gina Diez Barroso, CEO de Grupo Diarq, Gianfranco Casati ( group chief executive de Accenture), Susan Segal (presidenta de Americas Society/Council of the Americas -AS/COA-), Pamela Scheurer y Andrés Jara (creadores de Nubimetrics), y Hernán Vázquez (presidente de Volkswagen Argentina)

Para finalizar, el último panel estuvo a cargo de la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley; el senador nacional de Cambiemos, Esteban Bullrich; Sergio Kaufman, CEO de Accenture y Rosario Altgelt, CEO de Latam Argentina.

Kaufman reconoció que "hoy las mujeres perforan a los hombres en todas las disciplinas" y que es necesario que el sector privado acompañe los cambios sociales. En tanto, Altgelt dijo que los cambios en torno a las cuestiones de género sólo ocurrirán a partir de una discusión profunda que debe darse en los lugares de toma de decisiones.

"La ley sirve, pero el problema de fondo es cultural. Cada uno de los gestos, chistes, programas de televisión y decisiones de trabajo avalan la vergonzosa relegación de la mujer y eso hay que cambiar", dijo el senador Bullrich.

En igual sentido, la ministra Stanley hizo hincapié en la necesidad de que hombres y mujeres tomen conciencia sobre las cuestiones de género y se asuman políticas públicas como las licencias compartidas, por paternidad y en contra de la violencia de género que ayuden a reducir las brechas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.