Suscriptor digital

Contrabando de armas a Ecuador y Croacia: una causa con más de 23 años de marchas y contramarchas

La primera denuncia por el contrabando de armas se realizó en 1995 y Menem estuvo preso cinco meses por la causa
La primera denuncia por el contrabando de armas se realizó en 1995 y Menem estuvo preso cinco meses por la causa Fuente: Archivo
(0)
4 de octubre de 2018  • 19:08

La absolución del expresidente Carlos Saúl Ménem en la causa que se le seguía en la Justicia por el contrabando de armas a Ecuador y a Croacia es el último eslabón de una historia de idas y vueltas judiciales que llevaba más de 23 años y que llegó incluso a poner en prisión al expresidente y actual senador durante cinco meses en el año 2001.

La historia de esta causa comenzó a principios de la década del '90. Menem, el entonces presidente de la Argentina, firmó entre 1991 y 1995 tres decretos en los que se autorizaba al país a vender armas de guerra a Panamá y a Venezuela.

Estas armas, sin embargo, no llegaron nunca a los destinos pautados por el decreto. Fueron, en cambio, dirigidos a Croacia y a Ecuador. Con dos agravantes. Por un lado, que sobre Croacia, en ese momento en conflicto bélico con Serbia, pesaba un embargo para la venta de armas dispuesto por la ONU. Por el otro, la Argentina era garante de paz en caso de un conflicto entre Ecuador y Perú, que en ese momento estaban en guerra por la Cordillera del Cóndor.

Los destinos de las armas que salieron de la Argentina fueron falseados para no informar el destino real de 6500 toneladas de fusiles, balas, cañones, obuses y misiles. Este cargamento se envío a Croacia en siete embarques y a Ecuador en tres envíos aéreos.

En marzo de ese 1995 el abogado Ricardo Monner Sans radica la denuncia en la justicia, que finalmente se tramitó con la carátula de "asociación ilícita, falsedad ideológica y contrabando".

Mientras el fiscal Carlos Stornelli avanzaba en la investigación sobre la venta ilegal de armas, estalló otro coletazo relacionado con el contrabando: el 3 de noviembre de 1995 se produjeron una serie de explosiones en la Fábrica Militar de Río Tercero, en la provincia de Córdoba. El entonces presidente Menem salió rápidamente a decir que se trataba de un "lamentable accidente", pero la justicia estableció tiempo después que se trató de un estallido intencional, posiblemente destinado a borrar pruebas relacionadas a la causa armas.

Venta de armas: cuál es la causa, por qué se investigó a Menem y qué dijo él sobre el tema

06:02
Video

Menem preso

La justicia avanzó en su investigación, hasta que, gracias al trabajo del fiscal Stornelli y con la orden del juez Urso, Menem fue llevado a prisión domiciliaria en el mes de junio de 2001. El entonces presidente permaneció detenido en la quinta de su amigo y expresidente de la Casa de la Moneda, Armando Gostanián, hasta que en diciembre de ese año la Corte Suprema de Justicia ordenó liberarlo porque "no estaba probada la asociación ilícita".

En el año 2011, en un juicio oral que duró tres años, Carlos Menem, el ex ministro de Defensa Oscar Camilión y Emir Yoma fueron absueltos de los cargos de contrabando calificado. En ese momento, exultante por su liberación, Menem dijo a los medios: "No puede estar el presidente de la Nación controlando donde van las armas".

Sin embargo, en el año 2013 se apeló el caso. Entonces, la Sala I de la cámara de Casación Penal revocó las absoluciones. Dicho tribunal, integrado por Juan Carlos Gemignani, Luis Cabral y Raúl Madueño condenaron a Carlos Saúl Menem a siete años de prisión y a Camilión a cinco años y medio por contrabando agravado.

Estas penas dependían de que la sentencia quedara firme luego de la apelación de los acusados. Para ello, Menem apeló a la Corte Suprema de Justicia que ordenó que hubiera un doble conforme en la condena y la causa regresó a la Cámara de Casación, pero a una sala diferente, la I, integrada por los jueces Eduardo Riggi, Liliana Catucci y Carlos Mahiques. Esta fue la sala que hoy determinó la absolución del expresidente porque se incumplió el "plazo razonable" para la realización de un juicio.

En 2017, la justicia volvió a investigar a Menem por la explosión en Río Tercero, ya que habían revocado su sobreseimiento. Sin embargo, la Corte Suprema de Justicia permitió que el riojano, aún con procesos pendientes, pudiera presentarse como candidato a senador en las elecciones de ese mismo año. Resultó elegido y renovó los fueros que impidieron su detención. Ahora fue absuelto.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?