Suscriptor digital

Los 50 mejores superhéroes de película

Rankeamos a los mejores justicieros con capa, a las estrellas del universo de Marvel y a los luchadores contra el crimen que alguna vez adornaron la pantalla grande
Rankeamos a los mejores justicieros con capa, a las estrellas del universo de Marvel y a los luchadores contra el crimen que alguna vez adornaron la pantalla grande
(0)
5 de octubre de 2018  • 00:39

¡Miren el cielo! ¡Es un pájaro! ¡Es un avión! Es un género cinematográfico que conquistó el mainstream de Hollywood y la cultura de los multicines más rápido que una bala. Las películas de superhéroes han realizado una evolución enorme en las últimas décadas, desde éxitos de taquilla hasta franquicias de universos expandidos que imitan historias de cómics seriados con una fidelidad impresionante. Pero no todos los superhéroes cinematográficos fueron creados iguales, incluso si muchas de sus historias originales parecen la misma. Así que rankeamos a los 50 mejores superhombres con capas y a los luchadores contra el crimen en barrios amigables, Avengers y miembros de Ligas de la Justicia, hombres con calzas sin marca y estrellas del universo Marvel y más allá que alguna vez adornaron la pantalla grande.

Una nota sobre las elecciones: relegamos a superhéroes que tuvieron muchos actores detrás de una máscara particular y los redujimos a un sólo intérprete, y les pedimos a los escritores que eligieran cuál de las interpretaciones preferían en la lista; hicimos esto para evitar tener, digamos, seis entradas de Batman. Identificamos la versión particular que destacamos y tratamos de mencionar tantos otros retratos como pudiéramos. También, los supervillanos no eran elegibles (vean el título), pero un supervillano que finalmente se transforma en superhéroe sí se volvía elegible -lo que llamamos el Síndrome Mystique. Lean.

50 El Vengador Tóxico

Conozcan a Melvin Ferd, un conserje debilucho de 45 kilos que, gracias a barril de un líquido radioactivo, se encuentra transformado en el Vengador Tóxico: un buenucho horriblemente deforme que baja narcotraficantes y a quien se cruce en su camino con su trapo de piso y toda la alegría de un delincuente juvenil explotando sapos con M-80s. Su sucia película debut de 1984 ayudó a poner en el mapa a los buenos muchachos de Troma, como proveedores de baratijas de culto de clase Z, pero esta parodia de un luchador contra el crimen salido de un cómic llevó al género a un territorio extravagante, feo como para darte dolor de estómago, y moralmente cuestionable. En otras palabras, fue el superhéroe que necesitaban y merecían los años de Reagan. Sean T. Collins

49 Meteoro

El adorado animé de Tatsuo Yoshida introdujo al mundo a Go Mifune, un joven con corazón puro y una necesidad de ya saben qué; pero quizás ustedes lo conozcan por el nombre que le dio la serie doblada y americanizada. (Una pista: vean el título). La adaptación hipercolorizada y con imágenes generadas por computadora de los hermanos Wachowski nos ofreció a un idealista enérgico representado por Emile Hirsch, que usa su auto de carreras repleto de aparatos para despertar terror en los corazones de los malvados de las corporaciones y sus séquitos en el mundo. Todo a su alrededor puede estar descarriándose, pero Speed mantiene la calma hasta cruzar la línea de llegada, siempre. Es la viva prueba de que una gran parte de ser un superhéroe consiste en mantener la mirada fija en el premio. ¡Vamos, Speed, vamos! STC

48 Nightcrawler

Volvamos a los momentos iniciales de X2, de 2003, en la que vemos al futuro X-Men usar su habilidad para teletransportarse en espacios cortos, infiltrar el Salón Oval e intentar asesinar al Presidente. Pero eso no es lo que es Nightcrawler (en realidad, su mente estaba siendo controlada): gracias a Alan Cumming, nos damos cuenta de que este mutante peludo y azul es un hombre con moral y buen corazón, uno cuyo exterior malvado no deja ver su fe devota. Pasa de antagonista a compañero leal, uno que hace que los demás se escapen del peligro abrazándolos. Es una lástima que el actor escocés nunca haya regresado al papel. Keith Phipps

47 Raphael

Leonardo es el líder. Donatello maneja la maquinaria. Michelangelo es el fiestero (¡fiesta!). Pero si estás buscando a la verdadera estrella de la película original de 1990 Las Tortugas Ninja -no acepten reemplazos-, sólo se necesita uno de los héroes con caparazón. Raphael le dio un carácter callejero a la primera encarnación que hicieron los creadores Kevin Eastman y Peter Laird del grupo salvajemente popular de anfibios rompeculos, agregando algunas ocurrencias excelentes para su público adolescente demasiado cool (a un asaltante con un bate de baseball de José Canseco le tira: "Decime que no pagaste por esto"), mientras se mantenía fiel a los orígenes del personaje, una adorable parodia para la época de los superhéroes sucios y oscuros. STC

46 Gamora

¿Hay algún mejor gag visual en las películas de Guardianes de la Galaxia que Gamora meramente tolerando el sinsentido de Peter Quill? Esta extraterrestre de piel verde tiene una historia trágica de fondo y un deseo de justicia; también es hábil con los cuchillos. Pero Zoe Saldaña representa a esta heroína como una mujer a la que también sorprende descubrir que todavía tiene potencial para divertirse, lo cual es evidente en escenas en las que ella -al principio a regañadientes- entretiene los avances de Starlord. De cualquier forma, no te conviene molestar a esta pendenciera de Zen-Whoberi. KP

45 Flash Gordon

El influyente personaje de Alex Raymond nacido en una tira en un diario -que antes había protagonizado una serie de películas a fines de los años 30- recibió una actualización en plan Pop Art en 1980, cortesía del productor Dino De Laurentiis -amante del buen espectáculo- y de Lorenzo Semple, Jr., el escritor de televisión con tintes kitsch de Batman. Este Flash Gordon (representado por el ex marino y modelo de Playgirl Sam J. Jones) es más que un simple ex jugador de los New York Jets transportado al planeta Mongo; su galán rubio y heroico es un semidios sexy que va de planeta en planeta, listo para enfrentarse a Ming the Merciless y sus secuaces cuando sea necesario. También es un gran recordatorio de que todo caballero blanco debería sentirse afortunado de luchar contra el mal al sonido de la emotiva y devastadora música de Queen. Flash, ¡ahhhhhh! ¡El Salvador del Universo! Noel Murray

44 Quicksilver (Evan Peters)

Hay una versión de Marvel de este hermano acelerado de la Bruja Escarlata, representado por Aaron Taylor Johnson -pero fue la versión "mutante" de Evan Peters la que mejor canalizó el ingenio herido del personaje. Empezando con X-Men: Días del futuro pasado, de 2014, este niño travieso hizo un alegato interesante en favor de la velocidad extraordinaria como un poder tremendo, y también el más cool. En la escena más fantástica de la película-con banda de sonido de "Time in a Bottle", de Jim Croce-, Quicksilver no sólo salva el día y protege a su colega mutante del peligro. El chico también tiene tiempo suficiente como para disfrutar algo de comida y mofarse de sus enemigos. ¿De qué sirve ser un superhéroe si no podés ser un pendenciero mientras alardeás de tus poderes? Tim Grierson

43 Baymax

Big Hero 6, de Disney, empezó su vida como una serie bastante desconocida de Marvel Comics, acerca de un equipo de reparadores inteligentes y nerds con súperpoderes. En la pantalla, en imágenes generadas por computadora de estilo caricaturaresco, los personajes iban de lindos a cool -o ambas cosas, en el caso del gracioso robot inflable Baymax, con talento tanto para la medicina y la psicología como el karate. La película aprovecha su formato animado al 100%, permitiéndole a su estrella mecánica y acampanada moverse de una manera adorable en la que ningún héroe real podría haberlo hecho. NM

42 El Soldado del Invierno

Otros superhéroes de Marvel también tienen historias trágicas, pero uno de los dramas actuales más importantes del universo de Marvel es el legado desafortunado de Bucky Barnes. El querido amigo de Steve Rogers fue considerado muerto tras los acontecimientos de Capitán América 3D; luego descubrimos que había sido rehabilitado y reprogramado para transformarse en el némesis de su viejo compañero en El Soldado del Invierno. Representado por Sebastian Stan, Barnes es un hombre despojado de su humanidad, transformado en una máquina de matar de élite, y su viaje para recuperar sus antiguo yo es el centro del motor narrativo de Civil War. Es una figura singularmente asediada: un buen tipo al que le lavaron el cerebro para ser un tipo malo, y tiene que luchar para volver a ser un héroe. Ni siquiera Hydra podría destruir su decencia inherente. TG

41 Doctor Manhattan

En Watchmen, la innovadora novela gráfica de Alan Moore y Dave Gibbons, el azul y omnipotente Doctor Manhattan representa a todos los súper-científicos distantes de todos los libros de cómics, desde Reed Richards hasta Brainiac. La adaptación cinematográfica del director Zack Snyder se acerca inteligentemente al material de la fuente, manteniendo muchas de las imágenes y los diálogos que cubren los orígenes y la perspectiva de la vida del Doc. También hay que reconocer al actor Billy Crudup, por haber aceptado un personaje que es prácticamente una deidad y haberle dado una personalidad y un cuerpo humanos -y, frecuentemente, un cuerpo desnudo, ni más ni menos. NM

40 Hit-Girl

Chloë Grace Moretz apenas tenía 11 años cuando apareció en la comedia de superhéroes felizmente violenta de Matthew Vaughn, Kick-Ass (2010), en el papel de la justiciera menor de edad que comete asesinatos con alegría. Y más allá de su edad (o quizás por ella), es realmente escalofriante. Bajo el consejo de su padre igualmente arruinado -representado por Nicolas Cage- Mindy Macready, munida de un arma, es malhablada y mortífera, lanzando balas y malas palabras con el mismo ardor. Es 10 veces más, bueno, pendenciera que el héroe adolescente deprimido de Aaron Taylor-Johnson, y la prueba de que los justicieros disfrazados más efectivos son aquellos a los que no ves llegar. Nunca subestimen a una muchacha con un hacha. Jenna Scherer

39 RoboCop (Peter Weller)

A diferencia de muchos de los superhéroes de esta lista, este protector robótico de Detroit no se originó en un libro de cómics. En su lugar, nació en la mente de un guionista joven, Ed Neumeier, que pasó un tiempo en el set de Blade Runner, y se inspiró en la idea de personajes que no sabían si eran hombres o máquinas. De ahí salió el devoto policía Alex Murphy (Peter Weller), asesinado a los tiros por un par de imbéciles, sólo para ser revivido por una corporación malvada y transformado en un cyborg que lucha contra el crimen. Gracias a Weller (actuando esencialmente sólo con los labios), este súper soldado mecanizado tiene una vulnerabilidad emocionante; nunca te olvidás del corazón que late bajo toda esa aleación.

38 Tormenta (Halle Berry)

En general, no te conviene meterte con los X-Men, pero especialmente no te conviene meterte con Tormenta, también conocida como Ororo Munroe. Después de todo, ella puede controlar el maldito clima -convocando una niebla densa, una tormenta de nieve o lluvias comunes y corrientes, dependiendo de su estado de ánimo. Esta eso, y el hecho de que se mantenga siempre apartada de las tonterías telenoveleras de los otros miembros de su equipo (los estamos mirando a ustedes, Scott y Jean). La mutante de Halle Berry fue un punto alto de las primeras películas de los X-Men; la versión más joven y de cresta de Alexandra Shipp también merece una felicitación tremenda. JS

37 The Phantom

Los noventa del grunge no estaban listos para un superhéroe tan felizmente anclado en el pasado como The Phantom. La adaptación cinematográfica de 1996 del cómic clásico de Lee Falk es encantadoramente cuadrada, repleta de aventuras exóticas y de vida nocturna neoyorquina, todo presidido por un hombre enmascarado con un traje violeta estridente. ¿Dentro del disfraz? Billy Zane, un actor increíblemente buen mozo que parecía como si hubiera viajado en el tiempo desde el pico de los estudios de Tinseltown. Sí, es anticuado -pero el personaje es naturalmente hermoso, más allá del traje pegado al cuerpo. NM

36 Doctor Strange

Es el Mago Supremo, un ex cirujano que se transformó en el Maestro de las Artes Místicas. Y gracias a Benedict Cumberbatch, el mago residente del universo Marvel se reveló lentamente como uno de los mejores jugadores de la franquicia de la saga sobre el fin del mundo. Sí, la gravedad con la que el doctor entona "proteger tu realidad", en relación a su propósito en la Tierra, definitivamente está a la altura del sabio serio que inventaron Stan Lee y Steve Ditko hace todas esas décadas. El hecho de que Strange además le diga a Tony Stark que es un "pelotudo" agrega toda una dimensión extra a este superhéroe que cruza dimensiones. Es alguien con encanto e inteligencia, un compañero de los Vengadores que puede enfrentar a demonios del tamaño de planetas y poner en su lugar a alguien como Loki. Ni siquiera el Cruzado Encapuchado tiene una capa tan útil a su disposición. David Fear

35 Ant-Man

Hay una modestia atractiva en un superhéroe que se encoge para luchar contra el mal, y si bien hay razones narrativas complicadas para la ausencia de Ant-Man en Avengers: Infinity War, el personaje está al mismo tiempo cerca y lejos del universo Marvel, es incongruente en el mejor sentido posible. Sus dos películas son las menos jugadas de Marvel, lo cual está reforzado por la lectura de Paul Rudd del personaje como un sabelotodo cool que no padece los tormentos de una historia de origen como sus pares superhéroes. La capacidad de cambiar de tamaño de Ant-Man puede minimizarlo a niveles subatómicos o maximizarlo hasta transformarse en un gigante de 30 metros que usa camiones como patinetas. El hecho de que esto último lo haga tener un poco de sueño es parte del encanto. Scott Tobias

34 Drax el Destructor

Drax flota en el universo Marvel desde 1973, originalmente concebido como una bestia de energía lo suficientemente formidable como para enfrentar a enemigos cósmicos como Thanos; finalmente, el Destructor encontró un hogar permanente junto a los inadaptados de Guardianes de la Galaxia. Su larga batalla contra el villano violeta continúa, tras perder a su esposa y su hija a manos de uno de sus séquitos, pero la interpretación de Dave Bautista sugiere un Hulk más accesible: una bestia imponente con un corazón grande y un humor socarrón natural. Se ocupa de su trabajo en secuencias de lucha, y se roba escenas desde el costado. ¿Su única debilidad? Pezones sensibles. ST

33 Mystique

Empezó como villana, parte de la Hermandad de Mutantes Malvados de Magneto. Pero en cuanto la franquicia de X-Men empezó a ir hacia el pasado y a actualizar a sus superhéroes mutantes, este personaje metamórfico empezó a volverse bueno. Representado por Jennifer Lawrence, Mystique lentamente se transformó en el corazón inverosímil de la serie, convirtiéndose tanto en una líder como una suerte de heroína popular de los mutantes en el proceso, al igual que una ventaja para el Profesor X y compañía, en batallas apocalípticas y en otras más realistas. Es la prueba de que se puede cambiar... a veces, muchas veces en una sola película. KP

32 Domino

No aparece hasta la mitad de Deadpool 2 y solo para un par de escenas, y aún así, esta mutante con suerte en las cartas, el amor y en todo, inmediatamente te deja una impresión lo suficientemente fuerte como para entrar en esta lista. Dotada de una habilidad para hacer que las cosas le salgan bien sin importar cómo, Domino rebosa de una confianza que bordea la arrogancia... aunque, para ser justos, si supieras que, si te tiran de un vehículo en un movimiento, caerías en una pelota gigante de panda, vos también probablemente te moverías con un poco más de arrogancia. (¡Y cómo pelea esta mujer, man!). Representada por Zazie Beetz, de Atlanta, esta integrante de la X-Force se roba la película del antihéroe sabelotodo y con cicatrices de Ryan Reynolds. Dos palabras: película suya. DF

31 Rorsharch

Si la película de Watchmen tiene un centro espiritual, ese es Walter Kovacs, un justiciero acomplejado y violento que camina cansado por los territorios más enfermos de la humanidad para luchar contra el crimen. "Una vez que un hombre ve el oscuro vientre de la sociedad, ya no puede darle la espalda"). Jackie Earle Haley hace del hombre de la máscara cambiante con el cinismo oscuro de un detective noir, junto con un cocktail potente de ira, dolor e inestabilidad mental. Rorsharch está furioso porque todo le importa demasiado: como si hacer el bien suficiente en el mundo pudiera silenciar la angustia en su cabeza. TG

30 Hancock

¿Y si Superman fuera un alcohólico impopular y repulsivo? La comedia de acción oscura y enroscada de 2008 Hancock superó a películas como Kick-Ass y Deadpool con su retrato de un héroe problemático, que tiende a hacer todo peor cuando trata de salvarlo. Representado por Will Smith, esta amenaza accidental para la sociedad puede ser gracioso, pero también es un ejemplo caminante (y volador) de cómo un público voluble puede ser innecesariamente cruel con los famosos. El también podría haber trabajado un poco mejor en sus talentos para controlar gente ("¿Qué querés, una galletita? Salí de acá"). NM

29 Rocket Racoon

El equipo de Guardianes de la Galaxia son un montón de inadaptados y tontos -pero a la hora del sarcasmo, nadie le gana a Rocket. Gracias a Bradley Cooper, este sabelotodo y ladrón que recorre galaxias le da a la franquicia una dosis sólida de energía sin restricciones; en cuanto a la voz, el actor nominado a los Oscar hizo una combinación de lo que según él era "una mezcla entre Gilbert Gottfried y Joe Pesci" para darle al pequeño canalla una actitud extra. Pero cuanto más Rocket se coloca como piloto pendenciero, más obvio resulta que bajo su sarcasmo hay un gran corazón. Véanlo con Baby Groot: esa ramita adorable saca su costado más suave. TG

28 Barbarella

La adaptación clásica y extrema de Roger Vadim de la ópera espacial de Jean-Claude Forest es una mirada fascinante de un mundo hipotético donde el sexo, y no la violencia, es la energía para las aventuras de superhéroes. En el papel que la convirtió en estrella, Jane Fonda es el personaje del título, una heroína que viaja por el espacio y salva el mundo, cuyo verdadero poder es su mezcla de inocencia e insaciabilidad estilo Swinging Sixties. STC

27 Hulk (Mark Ruffalo)

Con todo respeto por los retratos considerables de Eric Bana y Edward Norton del gigante verde de Marvel, Mark Ruffalo se adueñó del papel -y sin siquiera tener el beneficio de una película sólo de Hulk-. Cuando se transforma en el monstruo, su Hulk (con trucos de imágenes de computadoras) es una maravilla atemorizante y violenta. Pero el personaje realmente cobra vida cuando es Banner. Una mezcla de nerd atolondrado, outsider inseguro y hombre recto y experto -sus reacciones impávidas en Thor: Ragnarok son oro-, el científico es lo más cercano que hay a un "tipo común" en todas las estrellas de Avengers. La escena en The Avengers en la que Banner revela que no necesita "ponerse" enojado para activar a Hulk -porque siempre, de hecho, está enojado- muestran al superhéroe bajo una luz totalmente nueva. No es simplemente un bruto increíble. Es un alma atormentada consumida por una ira que no puede contener. TG

26 Okoye

Rápido: nombrá otro superhéroe que pueda usar tanto una lanza como una peluca como armas mortales. No llegás a ser líder de Dora Milaje sin ser una luchadora feroz, y la Okoye que vemos en Black Panther y (brevemente) en Infinity War es lo más feroz que existe. Incluso si viste a Danai Gurira matar zombies durante seis temporadas en The Walking Dead, todavía te vas a sorprender con cómo transforma a esta guerrera de Wakandan en una pendenciera de primer nivel, que funciona mejor bajo presión. Pero es su lealtad a muerte a T'Challa, al igual que su capacidad de criticarle su postura ("No te quedes quieto cuando la ves"), que la hacen tan valiosa para el rey y el país. Es la persona que queremos que nos cuide la espalda en una batalla a todo o nada. DF

25 El Cuervo

El actor Brandon Lee, a.k.a. el hijo de Bruce, parecía nacido para hacer del justiciero zombie del escritor y artista James O'Barr, quien regresa de la muerte para asesinar a todos hasta llegar a la pandilla responsable de la muerte de su novia. Pero más allá de la tragedia en el set que se llevó la vida del actor, Lee ayudó a crear a un héroe sin limitaciones con un aspecto y una onda inolvidables. The Crow no necesita la armadura fuerte ni los aparatos tecnológicos de sus pares: su arma es su cuerpo, y su mera presencia espectral es suficiente para despertar terror en el corazón de los criminales. Atención Batman. STC

24 Juez Dredd (Karl Urban)

Perdón, Sr. Stallone, pero hay un sólo lugar para un "Yo soy la ley" en esta lista -y es para la versión del severo film de 2012, Dredd. Representado con una furia estricta por Karl Urban, ese juez es un instrumento de pena capital tan puro e implacable que nunca le ves la cara -un vengador desconocido e intocable debajo de su casco. Esta deshumanización deliberada enorgullece a los cómicos ultraviolentos originales de John Wagner y Carlos Ezquerra, y cuando este Dredd aparece en la planta baja de un rascacielos, sólo se necesita una mirada para darse cuenta de que va a matar a todos hasta llegar al último piso donde está el jefe de la mafia. Lo cual hace, con honores. STC

23 Neo

"El es el elegido." Representado por Keanu Reeves con su frialdad zen habitual, el hacker devenido mesías vestido de negro de Matrix es el el eje de la mezcolanza visionaria de los hermanos Wachowski de combate wuxia, filosofía cyberpunk y secuencias de acción mejoradas con imágenes de computadoras. Su gracia de ballet durante los tiroteos en cámara lenta, y sus peleas con el Agente Smith, de Hugo Weaving, siguen siendo emblemas de la ciencia ficción y la acción de fines de los noventa -¡vean su último vuelo hacia el cielo, que dispara una revolución!- pero no se equivoquen: esta es una historia de superhéroes. Y Neo no es otra cosa que un Superman en la época del dial-up. STC

22 Blade

Modelado originalmente a partir de íconos afroamericanos de principios de los setenta, Blade es el hijo de una mujer a la que mordió un vampiro. Técnicamente, es un "Dhamphir": una criatura híbrida que es humana pero tiene todas las cualidades fantásticas de un vampiro. y unas cuantas cosas más. Vestido con un conjunto de cuero negro hasta el suelo con un forro rojo sangre, Wesley Snipes hace de este cazador de monstruos con un estilo absolutamente amenazante, bajando vampiros en una misión vengativa de proteger a la gente de sus correligionarios con colmillos afilados. Es incomparablemente bueno en artes marciales y con la espada, con toda la súper fuerza y velocidad que se espera de un héroe de Marvel, pero bueno, más antisocial. Es el matón cool que defiende a la humanidad. ST

21 Thor

El forzudo alpha de los Avengers atravesó un largo camino desde Thor, de Kenneth Branagh (2011), en la que Chris Hemsworth se arreglaba su melena rubia y se quejaba de su lugar en el panteón Norse. Por suerte, las autoridades del universo Marvel descubrieron qué es lo que le da vida a Thor, más allá de sus poderes con el rayo: es decir, alterar sus poderes míticos con comedia, y su poder con dulzura -dos de los poderes de Hemsworth en la vida real-. Y la versión del personaje de Taika Waititi en la eternamente graciosa Thor: Ragnarok (2017), donde se despojó de su martillo, su peinado y su reino, transformó al asgardiano en uno de los personajes más adorados de la franquicia. Lo único más gracioso que una caída es una caída del dios literal del trueno. JS

20 Profesor X (Patrick Stewart)

El es el cerebro telepático detrás del equipo de mutantes bondadosos de Marvel; su compromiso con superar la brecha entre humanos y mutantes (y su bromance intermitente con Magneto) es el corazón de la larga y variada lista de películas de X-Men. James McAvoy hace un trabajo admirable como un Profesor X joven, pero es Sir Patrick Stewart, en el rol de la encarnación mayor, quien le infunde una gravitas shakespeariana necesaria -ya sea como la figura paterna sabia y amistosa de cuando lo conocimos en X-Men, de Bryan Singer (2000), como en el Xavier más roto y amargado de Logan, de James Mangold (2017). JS

19 Violeta Parr

OK, ella no es el miembro más vistoso del equipo conocido como Los Increíbles... pero esa es la idea, ¿no? Brad Bird, de Pixar, diseñó a esta familia superpoderosa para reflejar los rasgos de un hogar americano típico: la mamá flexible, el hermano menor impetuoso, etc. De modo que la adolescente tímida Violeta se vuelve invisible, como incontables adolescentes vergonzosas han deseado. Y gracias a la voz con un apropiado perfil bajo de Sarah Vowell, la Increíble muchas veces invisible es en realidad con la que más te identificás. NM

18 Groot

¿Hubo alguna frase más pegadiza en la historia de las películas de superhéroes que "Yo soy Groot"? El a veces gigante gentil del universo de Marvel es también una de sus creaciones más extrañas: un alien que es básicamente un árbol dotado de conciencia, y el corazón irresistible del equipo espacial de Guardianes de la Galaxia. Con la voz perfectamente cavernosa de Vin Diesel, el héroe es irresistible en todos los tamaños, ya sea en forma de matón enorme, una pequeña ramita que baila en un florero o un adolescente malhumorado que literalmente ofrece su brazo derecho como manija para la nueva hacha asesina de Thor. Sacrificio, tu nombre es Groot. JS

17 Valkyrie

Thor está rodeado de enemigos, todo es desesperanza... de repente se abre una nave espacial y revela una Valkyrie con armadura de cuero y pintura de guerra, y una botella en la mano. "Es mío", gruñe -momento en el que la mujer que está acá para "rescatar" al Dios del Trueno pierde el equilibrio y se cae al piso borracha-. Salvadora y traidora, pendenciera y bufona, la oportunista espacial de Tessa Thompson es normalmente el tipo de papel estilo Han Solo que se reserva para tipos blancos forzudos. Así que felicitaciones para Thor: Ragnarok, que transforma un personaje muchas veces cómico pero pesado en una que se roba la escena con muecas, su contoneo y un talento para ocasionar caos cósmico. El hecho de que además se trate de una guerrera asgardiana exiliada sólo la hace más cool. JS

16 Black Widow

La Avenger de Scarlett Johansson demostró desde el principio que una superheroína femenina podía ser tan desafiante y peligrosa como sus colegas masculinos. (Tampoco necesitábamos que nos convenciera, a diferencia de la compañía que se demoró en aprobar una película de ella sola, y de la gente que fabrica muñecos). Natasha Romanoff aparece primero usando los puños contra unos posibles torturadores rusos, y luego demuestra otros talentos (como hackear computadoras del gobierno y salir volando con motocicletas de aviones); y si bien no es el miembro más grande del equipo de estrellas del universo Marvel, ni tiene los equipos con más trucos, definitivamente rankea alto corriendo, saltando y cagando a palos al departamento de los tipos malos. KP

15 Scott Pilgrim

Bajista de un mediocre grupo de garage de Toronto llamado Sex Bob-Omb, novio de una estudiante de secundario demasiado joven, pasivo al punto de la parálisis. Scott Pilgrim vs. The World, el cómic alternativo de Bryan Lee O'Malley creó un superhéroe alternativo, un haragán de 23 años que conoce a la chica de sus sueños. Hay un problema: no puede llegar a ella sin pelear contra "Siete Ex Novios Malvados". La adaptación cinematográfica de Edgar Wright transforma a su Pilgrim (representado por Michael Cera) en un personaje de videojuegos energizado, goleando al que venga para subir de nivel o conseguir monedas. Para una cierta franja de jóvenes románticos confundidos, es el superhéroe con el que más se pueden identificar -y una buena lección acerca de no enroscarse con la historia romántica de una pareja-. ST

14 Deadpool

¿Se acuerdan de esa primera desafortunada versión de Deadpool, la que apareció en X-Men Orígenes: Wolverine (2009)? Ryan Reynolds estaba decidido a hacerlo bien la siguiente vez. Así que después de presionar para conseguir una película solista, el actor cómico logró ofrecer la versión más picante, sanguinaria, irreverente y vulgar de un superhéroe de Marvel de la historia. Este es el Mercenario Bocasucia que conocemos y adoramos, un asesino con un talento para romper la cuarta pared y mofarse del conformismo de las películas basadas en libros de cómic. La estrella se pasa la mayor parte de la Deadpool original y su secuela detrás de una máscara, pero uno sabe que debajo de ella se está riendo. TG

13 Hellboy

El gigante alegre y colorado del escritor y artista Mike Mignola es una creación en guerra contra su propia naturaleza : un semi-demonio invocado por ocultistas nazis como el arma perfecta contra las fuerzas aliadas, pero eternamente arrepentido por ello. Se lima los cuernos y actúa con una reticencia cómica, más allá de su enorme mano derecha hecha de piedra, y el revólver que destruye la materia que lleva en la izquierda. En dos películas de Guillermo del Toro, el arisco Hellboy de Ron Perlman contraataca a las fuerzas del mal junto a otros afables monstruos de la Oficina de Investigaciones Paranormales de los Estados Unidos. Aún así, él preferiría estar haciendo otra cosa. Como jugar con gatos. ST

12 The Rocketeer

¿Se acuerdan cuando los estudios de Hollywood le arrojaban dinero a películas sobre superhéroes verdaderamente raros? Así fue como llegó a la pantalla The Rocketeer, el personaje adorablemente retro, estilo Commander Cody, del caricaturista Dave Stevens. Luchando contra los nazis con un casco brillante y una mochila de cohete, este personaje podía parecer un anacronismo en 1991, pero como bien saben los fans de las revistas vintage y el glamour de la industria del entretenimiento de los años 30, personajes originales y divertidos como el alter ego del piloto Cliff Secord nunca están fuera de moda. Además, tiene un talento para golpear fascistas -lo cual significa que va perfecto en el paisaje de 2018-. NM

11 Capitán América

No hay superhéroe de película más innatamente bueno que Steve Rogers, un flacucho de Brooklyn que no pudo entrar al ejército y se transformó en un luchador contra el crimen plagado de suero y en Avenger original. "No me gustan los bullies", dice en Captain America: The First Avenger (2011), y esta política es su mantra, ya sea que esté peleando contra nazis en la Segunda Guerra Mundial o contra la corrupción contemporánea. Con su ropa roja, blanca y azul, y una sonrisa tan dulce como una torta de manzana, el Cap representa los ideales de lo que Estados Unidos podría haber sido si su corazón hubiera sido tan puro como el de él. Y retratado por Chris Evans (quien, a juzgar por su cuenta de Twitter, básicamente es Steve Rogers), el buen tipo patriótico es un líder estricto que también es un poco tonto. Todo bien con los superhéroes malhumorados, sarcásticos y supercool; el Capitán América demuestra que es copado ser cuadrado. JS

10 Spider-Man (Tom Holland)

El arácnido de ojos abiertos, una honestidad constante y una ocurrencia siempre a mano de la época de Tobey Maguire demostró que se podía llevar a un Spider-Man de barrio amable a la pantalla grande. Después vino Tom Holland, quien captura perfectamente al adolescente inseguro, atribulado y resuelto Peter Parker de los cómics, y de repente, sentís como si estuvieras viendo al personaje por primera vez. Su novísimo Spidey mezcla una determinación por ser alguien que hace una diferencia con el miedo de que va a arruinarlo todo y decepcionar a todos. Ahí están las salidas sarcásticas, pero también la vulnerabilidad. A veces es difícil darse cuenta de si tenemos que alentar a este joven maravilloso o simplemente darle un abrazo. KP

9 Iron Man

Cuando Marvel anunció que Robert Downey Jr. haría del playboy multimillonario/superhéroe con armadura Tony Stark, algunas personas pensaron que se trataba de una estrategia publicitaria. Claramente, los escépticos jamás habían leído un número de Iron Man: todo lo que hacía que el actor pareciera una elección poco tradicional para hacer de un superhéroe -que fuera cerebral, ocurrente, egoísta medio en broma medio en serio, que tuviera un pasado problemático- lo transformaron en la versión ideal de este industrialista armado que de a poco adquiere conciencia. (Y que también diseña un robot cuya inteligencia artificial lo transforma en un psicópata que odia a la humanidad, pero bueno, eso no importa). El personaje no sólo se volvió un emblema del universo Marvel; este Avenger se profundizó con cada aparición, del mismo modo que Stark se ha vuelto cada vez más consciente de lo que tiene por perder y de lo que ya perdió. KP

8 Elastigirl

Todo está en su nombre: Elastigirl -también conocida como Helen Parr, o como la Sra. Increíble- no puede ser como su desgarbado y agresivo marido, que evita caer en una crisis de mediana edad y en la irrelevancia de su rutina a la fuerza. Ella tiene que ser lo suficientemente elástica como para hacer el papel que cualquier situación requiera, ya sea enmendando los errores egoístas del Sr. Increíble (vean la película original de los Increíbles) o como el nuevo rostro del superheroísmo (vean Increíbles 2), mientras su aptitud estabiliza una confianza pública tambaleante. Con la voz de Holly Hunter, esta ágil salvadora puede hacer de paracaídas o de puente o del pegamento más adhesivo -lo que sea para evitar que el mundo, y su familia, se desmorone-. ST

7 Darkman

Una década antes de que el director Sam Raimi hiciera la primera Spider-Man, metió su pasión por los cómics de Marvel y las películas de monstruos de Universal en un thriller sobre un superhéroe desvergonzadamente no apto para menores. Liam Neeson lo deja todo en el papel de un científico excéntrico llamado Peyton Westlake, quien crea máscaras humanas realistas con una "piel líquida" para vengarse de los criminales que le quemaron la cara. Así nace un justiciero conocido como "Darkman", un cruzado moralista que es brillante, valiente y más que un poco loco- por no mencionar, uno de los mejores héroes sin marca que nos ha regalado el género. Sus talentos incluyen: colgarse de helicópteros, tirar a sus enemigos de edificios y merodear las sombras como El Monstruo de la Laguna Negra. NM

6 Pantera Negra

T'Challa debutó en los cómics en 1966 pero no fue una figura central de un libro de cómics sino hasta los 70, y el campeón número uno de Wakanda llegó a la pantalla grande en Capitán América: Civil War (2016), ofreciéndole a la estrella en ascenso Chadwick Boseman un superhéroe tan silenciosamente magnético como los héroes de la vida real -James Brown, Jackie Robinson, Thurgood Marshall- que había interpretado en biopics. En duelo por la muerte de su padre regente, el hombre detrás de la máscara se pasa casi toda su aventura aprendiendo lo que significa ser un líder -y también, cómo reconciliarse con un pasado que no es tan color de rosa como había creído-. No hay Avenger tan reflexivo como Pantera Negra, ninguno tan noble para tratar de superar sus fallas y ser la figura central que su gente le pide que sea. Es el superhéroe exacto que necesitamos para este momento. TG

5 Mujer Maravilla

Muchos de nosotros estábamos esperando una película de superhéroes centrada en una mujer desde... bueno, desde siempre. Y la Mujer Maravilla de Gal Gadot es todo lo que podíamos haber pedido: una diosa rompeculos con un firme sentido de la justicia y una policía refrescante frente a los hombres que le dicen que se siente. (Respuesta: "Ni loca"). Es poderosa sin perder compasión, enamorada del mundo en ruinas con todas sus violentas imperfecciones. El personaje había sido un ícono del feminismo desde su aparición en All Star Comics hasta la interpretación de Lynda Carter en el programa de televisión de los 70. Pero es la versión de Gadot la que cimentó a la guerrera amazona como la superheroína que merece la época del #TimesUp: fuerte, resuelta, y la clase de persona que defiende lo que está bien, mientras todo le importa un carajo. De maravilla, de verdad. JS

4 David Dunn

A la mayoría de nosotros nos encantaría ser superhéroes -el protagonista melancólico de El protegido (2000) tiene el problema contrario. Representado por Bruce Willis, que se volvió a juntar con el escritor y director de Sexto sentido, M. Night Shyamalan, David Dunn es un guardia de seguridad humilde que trata de esquivar su destino, asustado ante la idea de lo que implicaría tener poderes extraordinarios. La ironía agridulce de la película es que, si bien este hombre ordinario podría ser un héroe prototípico de cómic, él no se siente muy súper: su matrimonio se desmorona, y la enorme atención de los medios hacia él tras sobrevivir a un accidente de tren fatal lo dejó con una crisis existencial. El poder de este drama sobrenatural infravalorado es ver a una persona aparentemente común finalmente aceptar su increíble potencial: no vemos la hora de ver su retorno en la próxima semi-secuela de Shyamalan, Glass. TG

3 Batman (Michael Keaton)

Incluso antes de internet, a fines de los 80, Michael Keaton, en ese entonces más conocido por sus papeles cómicos, era una elección controvertida para hacer de Batman. ¿Cómo el tipo de Beetlejuice nos iba a convencer de que era el Caballero Oscuro de Gotham? ¿La versión de Tim Burton del cruzado encapuchado podía ser un retorno al extremo programa de televisión de los 60? No había que preocuparse. Otros han hecho bien el papel -te estamos mirando a vos, Christian Bale- pero a la hora de capturar la psique rota que puede hacer que un hombre se vista de murciélago, nadie alcanzó a Keaton. En lugar de hacerse el malo, el actor se vuelve loco y obsesivo, y su superhéroe es un hombre que pelea contra el crimen para evitar desmoronarse -un elemento tan central para el personaje como la capa y la capucha-. Desde la primera vez que gruñe "Soy Batman", se adueñó del papel en el original de 1989 y en su secuela de 1992, Batman Returns. Se tomó a su defensor vengativo en serio, abriendo el camino para la explosión de superhéroes de los 2000 y más allá. Sin él, no existirían los Batman que vinieron después. KP

2 Superman (Christopher Reeve)

"Vas a creer que un hombre puede volar." El vehículo de gran presupuesto de Richard Donner para el personaje con el que empezó todo -probablemente, el personaje más reconocible en la historia de los cómics de superhéroes con capas- apostó todo a que los espectadores saldrían de las salas transformados en firmes creyentes. Así fue, y además de los creadores Jerry Siegel y Joe Shuster, esos espectadores tenían a un hombre al que agradecer. Con su aspecto de ídolo de matiné y su encanto cómico audaz, el actor Christopher Reeve era como un protagonista de la Era de Oro de Hollywood transportado a los 70 con un único propósito: darle vida al héroe más valiente, fuerte y verdadero de la historia. Esta fue la película que esencialmente dio nacimiento al género de película de superhéroes, y la versión del fallecido actor del Hombre de Acero con un corazón de oro básicamente estableció el ritmo de cómo llevar fielmente a alguien dedicado a la verdad, la justicia, etc., de las historietas a la pantalla grande. Es un pájaro, es un avión... es una actuación que es 100 por ciento perfección. Nadie más que se haya puesto esa S gigante en el pecho se le ha acercado a su nivel. STC

1 Wolverine

Bendecido con adamantio indestructible fundido en su esqueleto, unas garras afiladas e intimidantes, el poder de curarse casi instantáneamente y el carisma impermeable de Hugh Jackman, este mutante estrella es el mejor jugador del universo de los X-Men de Fox desde hace 20 años, empezando como el antihéroe solitario en la película X-Men original, y terminando con una gloria absoluta en la sombría despedida de 2017, Logan. El personaje finalmente aprende a ser amable con los demás (de algún modo), pero también sigue siendo consistente en su código de honor particular: es un testamento al compromiso de Jackman con el viaje torturado de este mutante para deshacerse de sus demonios que nunca dudemos de que el personaje es enternecedor y feroz. Y es a través de la última aparición de Wolverine, en la que Jackman guía su iteración del personaje hacia un final violento, que también vemos en lo que son capaces de transformarse las películas de superhéroes: parábolas morales capaces de provocar tantas emociones como pensamientos, éxitos de taquilla que reflejan el mundo más allá de la tienda de cómics y de los multicines. Algún día, algún otro actor llevará las garras de este personaje icónico. Cuando pase eso, también tendrá que caminar a la enorme y formidable sombra de Jackman. No los envidiamos. TG

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?