Oktoberfest: de Córdoba a Alemania, cinco grandes fiestas cerveceras

Octubre se celebra con cerveza en Múnich, Villa General Belgrano, Praga, Blumenau y Waterloo
Octubre se celebra con cerveza en Múnich, Villa General Belgrano, Praga, Blumenau y Waterloo Crédito: Shutterstock
Pierre Dumas
(0)
7 de octubre de 2018  

1. Múnich, Alemania

Múnich, ciudad pionera
Múnich, ciudad pionera Crédito: Shutterstock

Octubre es el mes de las fiestas de la cerveza. Todo empezó en Múnich hace dos siglos y con el paso del tiempo muchas otras localidades alemanas -o ciudades en el resto del mundo que tienen comunidades o raíces germanas- quisieron emular la Oktoberfest de la capital de Baviera. Pero ninguna le puede hacer sombra. Con siete millones de participantes, es indiscutiblemente la mayor fiesta popular del mundo.

Comenzó en octubre de 1810 con el casamiento de Luis I de Baviera con Teresa de Sajonia-Hildburghausen. Los vecinos fueron convidados a un festejo sobre una pradera, llamada desde entonces el Theresienwiese, o simplemente Wiesn. Es donde hoy todavía se celebra la Oktoberfest, con mucha música, comida y bier bajo inmensas carpas que pueden recibir a miles de personas a la vez. La más importante de todas es la Schottenhamel, donde el alcalde de Múnich lanza oficialmente las festividades al destapar el primer barril al grito de o' zapft is (se puede entender como Que empiece la fiesta). Un rato antes, los propietarios de los distintos puestos de cerveza llegaron al predio con sus carruajes decorados, tirados por caballos. Sus trajes típicos no desentonan con muchos de visitantes, que también lucen ropa tradicional bávara.

Este año, la 185» Oktoberfest de Múnich empezó el sábado 22 de septiembre y termina hoy. A lo largo de las dos semanas hubo muchos eventos, conciertos y desfiles. Para no perderse nada o para organizarse y visitarla del año que viene se recomienda bajar la app oficial Oktoberfest, con datos útiles, mapas, horarios y, sobre todo, consejos. También en español. www.oktoberfest.info

2. Villa General Belgrano, Argentina

En octubre, Villa General Belgrano celebra regada de cerveza
En octubre, Villa General Belgrano celebra regada de cerveza Crédito: Irma Montiel

La mayor fiesta de la cerveza argentina se organiza en las sierras cordobesas. Villa General Belgrano recibió muchos colonos llegados desde Suiza, Austria y Alemania, y cuida el aspecto y el ambiente alpino que ellos le legaron. Las tres principales fiestas locales son marcadamente germanas: una está dedicada al chocolate alpino, otra a la masa vienesa y la tercera -la más popular y populosa- es la Oktoberfest. Empezó a mediados de los años 60 y muy pronto fue declarada Fiesta Nacional. Es la más importante en América Latina luego de la de Blumenau, en Brasil. Como sus pares del hemisferio norte, tiene su lote de rituales y tradiciones; como el espiche, el momento cuando se rompen los barriles bajo presión para dejar salir chorros de cerveza sobre el público.

Otro momento muy esperado es el desfile por la calle principal, que se repite a lo largo de varios días. Los descendientes de los colonos visten trajes típicos y caminan al ritmo de melodías bien alpinas, como la Beer barrel polka, el himno oficioso de cualquier fiesta de la cerveza alrededor del mundo.

Este año la fiesta empezó el viernes y durará hasta el 15. Es la 55º Oktoberfest Argentina. Se realiza en un predio del Bosque de los Pioneros. La entrada se paga los fines de semana y es gratis de lunes a jueves. www.vgb.gov.ar

3. Kitchener-Waterloo, Canadá

Esta pequeña ciudad se encuentra al este de Toronto, entre los lagos Ontario, Erie y Huron. Fue fundada por colonos alemanes y originalmente se llamaba Berlin, un nombre que cayó en desgracia durante la Primera Guerra Mundial y fue cambiado en 1916 en honor a Lord Kitchener (un militar británico que acababa de morir en un naufragio).Es el epicentro del mayor Oktoberfest de Canadá, que pretende ser el segundo más importante del mundo. Fue lanzado hace 50 años y dura nueve días. Las festividades coinciden siempre con el día de Acción de Gracias, que en Canadá se celebra el segundo lunes de octubre. Este feriado ayuda a potenciar la convocatoria de la fiesta y el público se cuenta en cientos de miles de personas cada año.

Como las otras fiestas de la cerveza alrededor del mundo (las hay hasta en China, en Namibia o en Jamaica), todo empieza cuando el maestro de ceremonias destapa el primer barril y deja fluir simbólicamente la cerveza sobre el público. También hay mucha música y las polkas al son del acordeón son moneda corriente, aunque en Kitchener la música country también es preponderante.

Este año se extiende del 5 al 13 de octubre. Como se trata del 50º aniversario, la fiesta tiene trascendencia nacional y los festejos empezaron excepcionalmente el 22 de septiembre con conciertos de las estrellas del country canadiense Dallas Smith y Cold Creek Country. El desfile de Thanksgiving recorre cinco kilómetros. Este año será más importante que nunca con la presencia de un OktoberCorp compuesto por 300 percusionistas. www.oktoberfest.ca

4. Praga, República Checa

En Praga, una fiesta tradicional
En Praga, una fiesta tradicional Crédito: shutterstock

Mucho menos conocido que sus pares germánicos, el festival de la cerveza de la capital checa recuerda sin embargo que ese país tiene el mayor consumo de esta bebida per cápita en todo el mundo: más de 150 litros al año (los alemanes, los irlandeses y los austriacos "solamente" unos 100). ¿Se consume tanto por el tamaño de los vasos? La cerveza se toma en Praga en vasos llamados tuplák, que contienen hasta un litro entero.

La fiesta es bastante reciente y fue lanzada recién en 2008. Para diferenciarse de las demás, se organiza en mayo, en plena primavera. No hace falta esperar esta fecha sin embargo para probar las decenas de marcas nacionales. En la República Checa, la comida se acompaña con cerveza, que cuesta menos que el agua mineral. La pilsener es el tipo más común. Como su nombre da a entender, nació en Pilsen, una localidad de Bohemia. Pero no es la única, como se puede comprobar en las 200 microcervecerías de la ciudad o en los pivovar, restaurantes que producen su propia cerveza. Algunos lo hacen desde hace muchísimo tiempo, como U Fleku, el más antiguo de Praga: 1499. El Monasterio de Strahov honra una tradición cervecera aún mucho más antigua: su producción ya tiene testimonios que datan de 1142.

Para el año que viene, se anunciaron las fechas del 9 al 25 de mayo. www.ceskypivnifestival.cz. Una agencia organiza un tour cervecero por Praga; US$ 35 por persona, dos horas, con degustaciones incluidas. www.prague-beer-tour.com

5. Blumenau, Brasil

En Blumenau la fiesta de la cerveza empezó a celebrarse en 1984 y pronto ganó popularidad
En Blumenau la fiesta de la cerveza empezó a celebrarse en 1984 y pronto ganó popularidad Crédito: Shutterstock

La ciudad fundada por el Dr. Hermann Blumenau hace más de 150 años es todavía hoy como un enclave de Alemania bajo los trópicos brasileños. Con un carácter germánico tan pronunciado, no podía dejar de organizar su propia Oktoberfest y empezó a celebrarla en 1984. Y como en Brasil todo se hace a lo grande, creció muy rápidamente y es hoy una de las principales fiestas alemanas del mundo.

El epicentro de los festejos es un predio con aires de parque temático: la Vila Germánica, réplica de un pueblo alpino de postal, con su calle principal bordeada de casas con techos a dos aguas. Allí transcurren la fiesta y los conciertos de música tradicional. Pero también funciona el resto del año gracias a sus tiendas y restaurantes. El concurso del Chopp en Metro es el distintivo del Oktoberfest de Blumenau. Cada noche, los voluntarios deben tomarse lo más rápidamente posible 600 ml de cerveza con un tubo de un metro de largo.

Este año empezó el 3 y se extiende hasta el domingo 21. Los que llegan en trajes bávaros no pagan entrada en la Vila. Blumenau celebra la cerveza todo el año con una gran variedad de productores locales y en un museo sobre la Praça Governador Hercilio Luz. oktoberfestblumenau.com.br

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.