Suscriptor digital

La tasa siguió en alza, pero el dólar dejó de caer por la demanda de coberturas cambiarias

La divisa rebotó luego de tres días de baja y quedó por encima de $39 para la venta al público
La divisa rebotó luego de tres días de baja y quedó por encima de $39 para la venta al público Crédito: Shutterstock
Javier Blanco
(0)
5 de octubre de 2018  

El dólar puso ayer fin a la racha bajista que ensayó durante tres ruedas tras la puesta en marcha formal, el último lunes, del sistema de flotación entre bandas, al rebotar 1,8% y volver a cerrar al público por encima de los $39.

Lo hizo pese a que las tasas de interés que el Banco Central (BCRA) paga por colocar entre entidades financieras Letras de Liquidez (Leliq) a 7 días volvieron a moverse al alza al quedar en el 72,83% promedio anual, 1,6 puntos por encima de anteayer y 12,8 puntos arriba del nivel que tenían antes del lanzamiento del nuevo esquema, Esta costosa aspiradora (mantenerla en funcionamiento ya cuesta unos $900 millones por día en intereses) es con la que la entidad apunta a estabilizar el tipo de cambio y -a la vez- quitar combustible a la inflación por la vía de un fuerte apretón monetario.

El punto en este caso es que, por segunda rueda consecutiva, no pudo absorber circulante en términos netos pese a convalidar otra suba de tasa, ya que enfrentaba un vencimiento algo mayor a los $106.000 millones por Leliq colocadas al 60% hace una semana y solo pudo emitir otras nuevas por $97.700 millones. Así salieron a la calle $8300 millones que se suman a otros $13.800 millones de ayer y reducen a $21.100 millones la efectividad de la aspiradora en lo que va de la semana, pese a que es el instrumento clave con que el BCRA buscará lograr su objetivo de "crecimiento 0" de la base monetaria en los próximos meses.

Con todo, se espera que el BCRA encuentre algo más de espacio para acometer con más fuerza esa tarea la semana próxima, cuando la demanda de dinero caerá porque ya se ha pagado buena parte de los sueldos del sector privado y los haberes, las jubilaciones, los planes y las pensiones del sector público.

Adiós al subibaja

Por lo pronto, lo concreto es que se rompió el subibaja tasa-dólar que se había insinuado en la primera parte de la semana, algo que los operadores adjudicaron a un rebrote de la aversión global al riesgo que, al tender a fortalecer mundialmente al dólar, reactivó la demanda de coberturas cambiarias.

"Casi todas las monedas resultaron afectadas por el reflujo de capitales a EE.UU. ante la suba de la tasa a 10 años, que allí llegó a tocar 3,23%, el mayor nivel desde 2011, antes de cerrar en 3,19%", explicó Fernando Izzo, de ABC, Mercado de Cambios.

El impacto del clima externo (que dejó caídas de hasta 2% en otras monedas de la región, como en el caso del peso chileno) quedó a la vista en el arranque de la rueda cambiaria cuando el billete abrió 0,5% por encima de su cierre previo de $37,69 en la plaza mayorista, movimiento que mantendría con altibajos, pero sin cambio de tendencia hasta el cierre final a $38,30.

También en una demanda más activa que hizo crecer 16% el volumen operado de contado y disparó 60% (de US$502 millones a US$805 millones) el monto negociado en el Rofex con contratos de futuros.

El rebote del billete no debe sorprender en este contexto dado que el esquema de bandas está diseñado para que el tipo de cambio tenga juego para amortiguar socks externos, según explicó días atrás Sandleris a LA NACION al ser consultado sobre la amplitud de la "zona de no intervención" que arrancó el lunes mientras fluctúe entre $34 y 44.

El mal clima financiero global se hizo visible además en la caída de US$2 en promedio que sufrieron ayer los bonos argentinos más negociados en el exterior lo que, a su vez, impulsó un aumento promedio del 5% en la tasa de riesgo país, que cerró en 663 puntos y alcanzó su mayor nivel en 20 días.

La suba del riesgo, que ya está 12% por encima del nivel al que había caído tras el nuevo acuerdo con el FMI, se vincularía con las dudas que el mercado tiene sobre la posibilidad de llegar a un déficit primario 0 en 2019 si la recesión se agudiza y la recaudación lo comienza a sentir, como ya mostraron los datos de septiembre. "Nos preocupa que los técnicos del FMI y del equipo económico hayan subestimado los efectos dominó que la debilidad del peso y la inflación imponen con respecto a la sostenibilidad de la deuda", señaló un reporte de Balanz Capital.

Al golpe recibido por los bonos hay que sumar las pérdidas de hasta 9% que registraron las acciones argentinas en Wall Street, algo que precipitó a su vez un ajuste del 4% en el índice de Bolsas y Mercados Argentinos (ByMA).

Algunos datos claves

  • 1283 puntos básicos: Subió la tasa referencial que el BCRA paga por las Leliq, que pasó de 60 a 72,83% anual
  • $21.100 millones: Aspiró el BCRA en la semana, aunque hace ya dos días que no contrae, pese a subir la tasa
  • 12% - Creció el riesgo país: Tras el acuerdo con el FMI, se teme que la recesión afecte la capacidad de pago

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?