Rugby Championship: Ledesma busca mejorar el scrum de los Pumas en la despedida contra Australia

Los forwards Lavanini, Zeiss, Montoya y Creevy
Los forwards Lavanini, Zeiss, Montoya y Creevy Crédito: Villarpress
Jorge Búsico
(0)
5 de octubre de 2018  

SALTA.- El scrum vuelve a estar en la cabeza de los Pumas . Luego del "nos sacaron a pasear" y el "nos llevaron en rueditas" con los cuales Mario Ledesma graficó la floja actuación del fijo en el partido del sábado anterior con los All Blacks, el seleccionado tiene una oportunidad de redimirse mañana frente a los Wallabies , el rival que mejor conoce el coach argentino y al que entrenó específicamente en esa formación durante varios años. Pero el scrum no es algo que se pueda mejorar de modo sustancial de un día al otro.

En medio de las virtudes observadas desde que llegó Ledesma a Jaguares y luego a los Pumas, quizás el punto débil sigue siendo aquel en que más se esperaba de él: el scrum. No es un problema solo de Ledesma, sin dudas. La Argentina, cuna de primeras líneas de nivel internacional y escuela de la formación más distintiva del rugby union, viene desde hace rato con problemas, y algunos de sus mejores exponentes que están en Europa son citados para apenas dos partidos debido a la regla que impuso la UAR. Pasó con Juan Figallo, llamado para los encuentros con Sudáfrica (no es casual que el aporte del salteño haya coincidido con el punto más alto del scrum en este tiempo) y ahora con Ramiro Herrera, convocado para esta serie en el país.

La falta de primeras líneas de jerarquía coincide también con una decisión de la UAR de limitar el scrum (se puede empujar hasta un metro y medio) dadas las graves lesiones que hubo. Es la manta corta: se beneficia por un lado (el principal, la salud de los jugadores) y se perjudica por el otro (el juego de alto nivel profesional). Los Pumas lo han sentido. No hay muchos misterios en este retroceso, al margen de que tampoco se puso énfasis en esa formación en los últimos años.

Un dato como para entender la importancia que sigue teniendo el scrum: los All Blacks no perdieron ninguna pelota propia en los dos últimos Rugby Championship y encabezan esa tabla desde que nació el torneo, en 2012.

Los entrenadores ya definieron las formaciones. Michael Cheika vuelve al eje 10-12 con Bernard Foley y Kurtley Beale, que hizo estragos en el Mundial. Australia está muy lejos de aquella versión subcampeona, pero tiene herramientas como para complicar a los Pumas, que deberían hacerse fuertes desde el scrum, punto flojo también de los oceánicos.

El cruce de mañana, que empezará a las 19.40 y cerrará el Championship, es uno de los grandes atractivos de una de las provincias que más crecieron rugbísticamente, sobre todo porque este juego es deporte en las escuelas. Decenas de esos chicos acompañaron a la mañana el último entrenamiento de los Pumas, en el club Jockey salteño. Y la gobernación apostó: para la organización destinó dos millones de dólares.

Las alineaciones

Los Pumas: Emiliano Boffelli; Matías Moroni, Matías Orlando, Jerónimo De la Fuente y Ramiro Moyano; Nicolás Sánchez y Gonzalo Bertranou; Javier Ortega Desio, Marcos Kremer y Pablo Matera; Tomás Lavanini y Guido Petti Pagadizábal; Ramiro Herrera, Agustín Creevy (capitán) y Nahuel Tetaz Chaparro. Suplentes: Sebastián Cancelliere, Santiago González Iglesias, Francisco Cubelli, Juan Leguizamón, Matías Alemanno, Santiago Medrano, Santiago García Botta y Julián Montoya.

Australia: Dane Hayllett-Petty; Israel Folau, Reece Hodge, Kurtley Beale y Marika Koroibete; Bernard Foley y Will Genia; David Pocock, Michael Cooper (capitán) y Ned Hanigan; Adam Coleman e Izack Rodda; Taniela Tupou, Folau Faingaa y Scott Sio. Suplentes: Tom Banks, Matt Toomua, Nick Phipps, Caleb Timu, Rory Arnold, Rob Simmons, Allan Alaalatoa, Sekope Kepu y Tolu Latu.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.