srcset

El juego de las diferencias: en ocho años, así fueron los cambios deco de una casa

Viviana Alvarez
Carolina Otero
(0)
5 de octubre de 2018  

Después de un período de reformas estructurales hace ocho años, volvemos a visitar la casa de Luis Villafañe, creador de Regiacasa Deco & Flores, y su pareja, quienes fueron introduciendo cambios paulatinos y puntuales a través de la decoración.

Un living más armónico

Hace ocho años, otro estilo.
Hace ocho años, otro estilo. Crédito: Daniel Karp

Ahora con sillones en tonos neutros, el living tiene una nueva perspectiva. El foco visual, se lo lleva la pintura de gran formato.
Ahora con sillones en tonos neutros, el living tiene una nueva perspectiva. El foco visual, se lo lleva la pintura de gran formato. Crédito: Daniel Karp

  • Chau, lámina enmarcada; hola, "Helado amarillo", de Ricky Crespo. Encontraron la obra en una feria de arte de San Isidro, conocieron al artista y se sintieron identificados con su mensaje. El tamaño de la tela y la representación gráfica del objeto le dan una nueva perspectiva al living.
  • En el sillón, los almohadones de telar se reemplazaron por otros con estampas de flores (H&M) y verdes (Regiacasa Deco & Flores).
  • Antes había una mesa baja de maderas antiguas y súper resistentes. En su lugar, se colocó una lisa. Sobre ella, fanal geométrico dorado (Regiacasa) y floreros (Anthropologie).
  • En armonía, los sillones (Falabella) y las banquetas son del mismo color; atrás quedaron los verdes de cuero, comprados en un mercado de pulgas.
  • Al principio no pusieron cortinas, obedeciendo esa regla no escrita que últimamente pide ambientes desbordantes de luz. Pero lo cierto es que en este espacio integrado, en verano los mataba el sol. Entonces, rápidamente eligieron unas de gabardina, de piso a techo.

Para los arreglos con follaje y flores frescas, Luis Villafañe, creador de Regiacasa y dueño de casa recomienda especies durables y de hojas grandes como retamina, biznagas o eucalipto, y flores de lisianthus.

En el comedor, más espacio de guardado

Antes.
Antes. Crédito: Daniel Karp

El gran cambio: sumaron el aparador para ampliar el espacio de guardado
El gran cambio: sumaron el aparador para ampliar el espacio de guardado Crédito: Daniel Karp

  • Ciclo cumplido: desde que se mudaron, sabían que las sillas heredadas se iban a ir para dejarles su lugar a las 'Tulip' (Desillas.com). Se mantuvo la mesa con tapa de mármol de Carrara y base de hierro (Mercado de Pulgas de Dorrego), que es una pieza fantástica. Además, como buena mesa redonda, es flexible en cuanto al número de comensales y crea un clima más íntimo.
  • El vajillero de anticuario había formado parte de una oficina de correo. Aquí la vajilla de colección, un juego de té Susie Cooper y una serie de tajines marroquíes (una suerte de olla con tapa cónica). El espacio debajo del mueble se aprovechó para guardar revistas en cajas de hierro rescatadas de una fábrica.
  • La obra de Milo Lockett ganó una posición y ya no hay candelabros esmaltados en el piso. El espacio está más despejado y liviano.

Antes (izq.) y después (der.). La obra de Milo Lockett se mantuvo.
Antes (izq.) y después (der.). La obra de Milo Lockett se mantuvo. Crédito: Daniel Karp

En estos años, aprendimos que es importante incorporar objetos a medida que van apareciendo; esperar a que haya un lugar para cada cosa y comprar cuando es necesario
Luis Villafañe

Apuesta por el color

Miren abajo a ver cómo quedó.
Miren abajo a ver cómo quedó. Crédito: Daniel Karp

La araña con caireles se destaca mucho más contra el nuevo fondo oscuro.
La araña con caireles se destaca mucho más contra el nuevo fondo oscuro. Crédito: Daniel Karp

  • Sabían que quedaban asignaturas pendientes de la primera reforma, pero decidieron darse un respiro para empezar a disfrutar la casa. Tiempo después, modificaron por completo la cocina. Por empezar, eliminaron las banquinas para que todo el piso quedara al mismo nivel.
  • En la alzada, cambiaron los azulejos tradicionales por los tan en boga 'Subway tile'.
  • El impactazo, sin duda, lo da el color. Para los que aún dudan, este gris "no oscurece, todo lo contrario", confirma Luis, tan feliz con el resultado que hasta pintaron las puertas.
  • Ahora, la mesada de Silestone es continua, al igual que las alacenas laqueadas. Más amplitud, coherencia y espacio de guardado. En el sector en que la mesada hace una L se colocaron estantes de madera y, en ellos, copas de cristal verde con bordes dorados (el juego de seis unidades, Mercado de Pulgas de Dorrego), teteras y tazas (Anthropologie). Además, se sumó un reloj heredado y un trabapuertas con forma de gallina (todo de Regiacasa).

Reformas necesarias

Crédito: Daniel Karp

  • En la zona, de la ducha, los azulejos de cambiaron por revestimientos de 5x5 cm. A la mesada se le sumó un mueble con puertas de madera que ordena y amplía el espacio de guardado. También es de madera el panel que se ubicó detrás del espejo y que contiene las luces.

Las tiras de led, como las del espejo, son un recurso eficaz para reforzar la iluminación

Nuevos tonos para el descanso

Antes (izq.) y después (der.) del dormitorio principal. En las dos vesiones, obra de Milo Lockett.
Antes (izq.) y después (der.) del dormitorio principal. En las dos vesiones, obra de Milo Lockett. Crédito: Daniel Karp

  • Muy linda la mesita redonda, pero no le daba lugar al hábito lector. Esta tiene espacio para todos los libros que Luis consulta en simultáneo. Y también para un florero (Regiacasa).
  • El acolchado azul (Falabella), una apuesta más llamativa con un color que siempre es elegante.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?