Suscriptor digital

La intimidad de Boca en Belo Horizonte: Darío Benedetto gritó el gol y forcejeó con un asistente de Cruzeiro

Benedetto se cruzó con un asistente del entrenador de Cruzeiro
Benedetto se cruzó con un asistente del entrenador de Cruzeiro Fuente: Archivo
(0)
5 de octubre de 2018  • 08:04

Boca consiguió la clasificación a la semifinal de la Copa Libertadores con un empate en Belo Horizonte. El equipo de Guillermo Barros Schelotto igualó 1-1 ante Cruzeiro, y tras el 2-0 de la ida sacó boleto para meterse entre los cuatro mejores del campeonato.

Cristian Pavón marcó la igualdad del xeneize en el final del partido. Darío Benedetto estaba en los pasillos del Mineirao mirando el partido con algunos de sus compañeros. El delantero de Boca gritó efusivamente el gol y cuando se fue al vestuario, se cruzó con un asistente de Mano Menezes, entrenador del equipo local, quien le reprochó el festejo y comenzó una serie de forcejeos.

Leonardo Jara era uno de los que estaba con Benedetto mirando el partido e intervino para que no pasara a mayores, como gente de seguridad que estaba presente cuando se cruzaron.

Boca vivió un desahogo con la clasificación. Los jugadores que no ingresaron, los que acompañaron al plantel esperaron al resto en la puerta del vestuario y los saludaron uno por uno con gritos de aliento y felicitaciones. El equipo de los Barros Schelotto vuelve a sonreír.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?