Suscriptor digital

Vecinos y ambientalistas ganaron la pulseada por una autovía en Córdoba

La herida en la montaña por la obra en construcción
La herida en la montaña por la obra en construcción Fuente: Archivo - Crédito: Federico Kopta
(0)
5 de octubre de 2018  • 09:47

CORDOBA. Cuando se esperaba un nuevo conflicto por las obras de la autovía Punilla en las sierras cordobesas -paralela a la ruta nacional 38 colapsada por el tránsito-, el gobierno provincial resolvió cambiar la traza. El nuevo round era previsible por la decisión tomada por una asamblea comunal en la localidad de San Roque que retiró el permiso para el paso, pero los trabajos serán más al oeste no por el pie de la montaña.

Hace meses que los vecinos de la zona y organizaciones ambientalistas de las diez localidades que atravesará la nueva ruta (desde San Roque hasta La Cumbre ) están en estado de asamblea en reclamo por el impacto ambiental de la obra. El tramo más cuestionado era, precisamente, el que ahora se modificó que es el segundo a ejecutar y cruza cuatro localidades.

El biólogo y presidente del Foro Ambiental Córdoba, Federico Kopta, dijo a LA NACION que la decisión de la Provincia es "acertada" porque los kilómetros a ejecutarse desde el sur de San Roque eran "los más cuestionados y ruinosos desde el punto de vista ambiental y social".

El cierre del puente

Hasta ahora, se avanzó en el primer tramo que es el que contaba con licencia ambiental; desde Villa Carlos Paz hasta el sur de la comuna San Roque. Hacia el norte la decisión era ir por el faldeo de la montaña pero ante la oposición y cuestionamientos -fundados en estudios y presentaciones que incluyen a referentes de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC)- la Provincia desistió.

Fernando Barri, investigador de la UNC e integrante de la Asamblea de Punilla, admitió que desconocen si en la resolución oficial hay también cuestiones presupuestarias pero apuntó que entiende que excede ese punto. "Vieron que este trazado era muy resistido, pero también inviable; por el oeste es posible y mejor".

Con la traza al oeste de la ruta 38 en vez de al este (como estaba previsto originalmente) hay menos bosque nativo y el movimiento de suelos tendrá menor impacto. El responsable de dar la noticia fue Jorge Alves, presidente de la empresa provincial Caminos de la Sierras: "La traza definitiva y modificada que nos devolvió el estudio de impacto ambiental nos obliga a bucear nuevas alternativas".

"La decisión del Gobierno es hacer la autopista, eso está decidido", agregó y señaló que una de las opciones para la nueva traza puede ser "la duplicación de calzada de la ruta 55 hasta el río Cosquín " y que los técnicos trabajan "sobre cómo cruzar unos 1200 metros de la zona poblada de Bialet Massé ". Obviamente, implicaría dividir la localidad en dos y hacer expropiaciones. Después, es más simple porque no hay bosque ni población.

"Son cambios que obligaba la Secretaría de Ambiente luego de las audiencias públicas ya que hacen inviable el trazo original", explicó el intendente Dardo Zanotti de Santa María de Punilla. La semana que viene habrá una reunión para avanzar en el nuevo proyecto.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?