Suscriptor digital

La sugestiva frase del celular de Stornelli que muestra su bronca por el caso Menem

La sugestiva frase del celular de Stornelli que muestra su bronca por el caso Menem
La sugestiva frase del celular de Stornelli que muestra su bronca por el caso Menem Fuente: Archivo - Crédito: Fabián Marelli / LA NACION
Diego Cabot
(0)
5 de octubre de 2018  • 10:57

La frase es contundente. "De tanto ver triunfar las nulidades, de tanto ver prosperar la deshonra, de tanto ver crecer la injusticia, de tanto agigantarse los poderes en manos de los malos el hombre llega a desanimarse de la virtud, a reírse de la honra, a tener vergüenza de ser honesto". Puesta en boca de un ciudadano es una cosa, puesta en el teléfono del fiscal que tuvo a su cargo la causa de contrabando de armas a Croacia y Ecuador y que actualmente lleva el juicio contra la corrupción más importante que tiene la Argentina, las palabras se tornan lapidarias.

Ayer, poco después de conocer el fallo de la Cámara de Casación que absolvió a Carlos Menem, el fiscal Carlos Stornelli cambió la frase con la que identifica su perfil en WhatsApp. Colocó allí, con fondo negro, la frase de Ruy Barbosa de Oliveira, un jurista y político brasileño que es recordado por un discurso en La Haya en 1907 que le valió el apodo "El águila de la Haya".

La sugestiva frase del celular de Stornelli que muestra su bronca por el caso Menem
La sugestiva frase del celular de Stornelli que muestra su bronca por el caso Menem

No son horas fáciles para Stornelli. Hace más de dos décadas, con apenas un puñado de años en la Justicia, fue el fiscal de la causa del contrabando de armas a Croacia y Ecuador. Más de 20 años después, cuando conoció el fallo de ayer de la Cámara de Casación que absolvió a Menem, pasa sus horas en medio del vendaval que significa la causa de los cuadernos de las coimas.

De tanto ver crecer la injusticia, de tanto agigantarse los poderes en manos de los malos el hombre llega a desanimarse de la virtud, a reírse de la honra, a tener vergüenza de ser honesto
Ruy Barbosa de Oliveira

Durante las últimas horas, la Justicia quedó en medio de una batería de palabras y gestos. Primero fueron las declaraciones del ministro de Justicia, Germán Garavano. "Nunca es bueno para un país que un expresidente esté detenido o se pida su detención. Por el hecho en sí y porque en principio uno tendería a pensar que no debería haber sospecha de que esta persona se fugue o entorpezca el accionar de la Justicia", dijo el ministro, en diálogo con El Destape Radio.

Poco después se desató una cataratas de tuits en los que la diputada Elisa Carrió criticó duramente al funcionario. "Estos dichos de Garavano son una vergüenza para la República y la división de poderes. Puede estar emparentado también con la impunidad de Menem en la Cámara de Casación. Si esto es así es pasible de juicio político", escribió Carrió.

En la justicia federal, los dichos de Garavano pegaron fuerte. A eso se sumó el fallo absolutorio de ayer. Por la tarde, Stornelli, ya había cambiado la frase con al que identifica su teléfono.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?