Suscriptor digital

El Banco Mundial prevé este año una recesión del 2,5% en la Argentina

Fuente: Archivo
Rafael Mathus Ruiz
(0)
5 de octubre de 2018  • 11:00

WASHINGTON.- El Banco Mundial ofreció el pronóstico más pesimista conocido hasta el momento sobre la Argentina, al estimar que la economía caerá un 2,5 por ciento este año, y un 1,6% el año próximo, según un informe sobre América latina.

El pronóstico del organismo es peor que la visión del "mercado" en la Argentina, que prevé una caída del 0,5 por ciento del producto bruto interno (PBI) el año próximo, según el último relevamiento de expectativas del mercado (REM) del Banco Central .

El Banco Mundial consideró que la situación en la región "sigue siendo preocupante" a pesar de que prevé una expansión del 1,6 por ciento para 2019.

El organismo advirtió sobre "una considerable incertidumbre política en Brasil, un probable recrudecimiento de la actual recesión en Argentina", dudas sobre la sustentabilidad de algunas reformas claves en México, donde a principios de diciembre asumirá la presidencia Andrés Manuel López Obrador, y "guerras comerciales que estallan con alarmante frecuencia".

El informe del Banco Mundial se conoció a días de la reunión anual del organismo y el Fondo Monetario Internacional ( FMI ) que se realiza en el otoño boreal, que este año se realizará en Bali, Indonesia. Tradicionalmente, ambos organismos difunden su visión sobre la economía global antes de ese encuentro.

Al referirse a la economía argentina, el Banco Mundial mencionó el "nerviosismo en los mercados", que ha afectado este año a los mercados emergentes, y sugirió que uno de los motivos por los cuales la crisis golpeó al país se debió a que el Gobierno no logró cerrar la brecha fiscal debido, en parte, a la inflación y la devaluación del peso.

El Banco Mundial dijo que "los ajustes fiscales están avanzando en forma más bien lenta en toda la región", y, respecto de la Argentina, indicó que "los esfuerzos del gobierno por reducir el gasto público en el 2016 y el 2017 no se tradujeron en una mejora de la situación fiscal debido al impacto de la alta inflación y de la depreciación del peso sobre las pensiones públicas, la nómina salarial y el servicio de la deuda, y reformas impositivas que implicaron una pérdida de ingresos".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?