Suscriptor digital

El rol del campo: cuando un poco de coherencia no viene mal

Cristian Mira
Cristian Mira LA NACION
La sequía provocó graves pérdidas en la campaña 2017/18
La sequía provocó graves pérdidas en la campaña 2017/18 Fuente: Archivo - Crédito: Marcelo Manera
(0)
8 de octubre de 2018  • 11:20

En diferentes entrevistas y apariciones públicas, el ministro de Economía, Nicolás Dujovne, explicó que la feroz sequía que afectó a la cosecha gruesa de la campaña pasada fue uno de los motivos por los cuales se desató la crisis cambiaria de abril en adelante. Y que esperaba que para 2019 el ingreso de dólares mejorara por la recuperación de la producción agrícola, con el eventual logro de una cosecha récord.

Las palabras del ministro parecen colocar a la agricultura en un rol central de la vida del país. Algunos creen que esto sería signo de un atraso relativo ya que el agro depende en gran parte de las contingencias climáticas. Esta visión no tiene en cuenta dos aspectos. Uno, que en la actualidad la producción agrícola alcanzó elevados niveles de tecnología en el uso de insumos y en el manejo agronómico. Y el otro es que a países de mayor desarrollo, como Estados Unidos, también los puede afectar una contingencia climática ya que su sector agrícola es clave para el funcionamiento económico. En todo caso, sí, la Argentina tiene un déficit de exportaciones industriales, pero de eso no puede responsabilizarse a la actividad agropecuaria.

Además de esa discusión estructural, las palabras del ministro sobre el rol clave de la actividad agropecuaria en la Argentina no parecen coincidir con la importancia que tiene el sector en el momento de adoptar decisiones. Esto se comprobó en la reimplantación y suba de los derechos de exportación. Es cierto que ese esquema se amplió a la industria y que, esta vez, todos salieron perdiendo. Sin embargo, se recreó la idea de que al campo se le puede extraer con impuestos distorsivos una parte importante de lo que genera. Y tan arraigada está esta idea en el pensamiento político argentino tradicional que uno de los integrantes de la coalición oficialista, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, se animó esta semana pedir que se aumentaran todavía más las retenciones. Omitió nuevamente el mandatario jujeño que los derechos de exportación afectan a quienes producen en su propia provincia como los tabacaleros o azucareros, entre otros.

Es cierto que el salto cambiario mejora los números para exportar. Esta ventaja puede ser de corto plazo ya que los precios de los insumos para producir también reflejan la variación del tipo de cambio. Para comprobarlo alcanza con ir a comprar gasoil para llenar el tanque.

Y el otro aspecto que no se tiene en cuenta es que al mismo tiempo que hay un "dólar alto" las tasas de interés para financiar la producción están por las nubes. De esto dio cuenta la reunión de la Mesa de Enlace del miércoles pasado, que renovó sus encuentros después de concluir las internas de la Sociedad Rural Argentina y de la Federación Agraria Argentina. Al término del encuentro, los dirigentes expresaron su preocupación por la situación financiera. "En particular -expresaron en un comunicado- por las altas tasas de interés y la imposibilidad que implica tomar créditos para producir en estas condiciones". Los dirigentes se comprometieron a trabajar para buscar "mecanismos alternativos de financiamiento, tales como la financiación a valor producto y otras iniciativas similares". La misma preocupación sobrevoló en la reunión de la Mesa Rural bonaerense con funcionarios del gabinete de María Eugenia Vidal y entidades rurales. "Somos conscientes de las dificultades financieras, el campo aumentó sus créditos en el Banco Provincia este año de 40.000 a 46.000 millones de pesos", dijo el ministro de Agroindustria bonaerense, Leonardo Sarquís. "No queremos que se pare la gruesa, estamos trabajando con el Banco Provincia para sostener el financiamiento", añadió. Entre las alternativas disponibles para mejorar el acceso al crédito, Sarquís destacó la oferta del Fondo de Garantías Buenos Aires (Fogaba), que con el respaldo del principal banco provincial, otorga garantías a quienes necesitan respaldo.

Las propias autoridades económicas reconocieron que se vienen meses duros hasta lograr resolver la estabilización de la moneda y del resto de las variables. Si reconocen la importancia que tiene el campo, sería beneficioso que se encuentren soluciones particulares para que la actividad no se vea afectada por la coyuntura. Allí no habría contradicciones

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?