Suscriptor digital

Cómo queda la agricultura tras las últimas medidas económicas

Los precios de los insumos siguen la evolución del dólar
Los precios de los insumos siguen la evolución del dólar Fuente: Archivo
Carlos Marin Moreno
(0)
6 de octubre de 2018  • 02:30

Efecto devaluación

A un mes de la fuerte devaluación del peso respecto del dólar y de la imposición de derechos de exportación, el panorama agrícola muestra la siguiente situación, según Nicolás Udaquiola, analista de mercados de la consultora AZ Group. En primer lugar, corresponde recordar que la devaluación genera un impacto positivo en los márgenes proyectados, por reducción de costos pesificados, como salarios o algunos insumos. No obstante, generalmente el efecto es de corto plazo, porque luego impacta en tarifas y en otros ítems afectados por la inflación.

El efecto también se verá en las labores agrícolas. Es muy posible que el costo de siembra se incremente, pero es poco probable que alcance los niveles de la devaluación ocurrida, por lo que este valor debería bajar en dólares.

El costo del flete tiene un escenario similar, pero con más fundamentos de suba, porque la escasa producción 2017/2018 tuvo un impacto negativo, al contar con mucha oferta y baja demanda de camiones. De cara a la nueva campaña, debería ocurrir una corrección de tarifas en dólares respecto del ciclo previo.

Retenciones

Los derechos de exportación, por sí mismos, generan una reducción en los ingresos de los productores, aun con la variabilidad establecida según el tipo de cambio. Este nuevo impuesto generó una reducción en todos los márgenes de los cultivos y el combo final es una disminución de los resultados proyectados, que llega al 50% de lo que se estimaba antes de las retenciones, con variaciones según zona y cultivo.

No obstante, hay que tener en cuenta que parte de la caída también se debe a que se redujeron los valores en dólares de los productos en el mercado internacional por la guerra comercial entre los Estados Unidos y China, y por otros hechos. Por ejemplo, en trigo, actualmente el FAS teórico es 19 dólares por tonelada inferior a lo que hubiera sido con el precio FOB de hoy y las condiciones de mercado de principios de agosto. Esta reducción genera 66,5 dólares menos de resultado por hectárea en zonas de Córdoba con rendimientos de 3,5 toneladas por hectárea presupuestados. Esta caída representa una pérdida de rentabilidad del 60% versus lo previamente calculado.

Aumento de costos

En el caso de la soja, el valor FAS teórico de mayo de 2019 para exportar granos hoy es 20 dólares por tonelada inferior a lo que sería si se partiera del precio FOB actual y las condiciones de mercado previas al cambio de reglas de juego, es decir considerando a cosecha una retención del 21,5 por ciento. La pérdida de ingresos por hectárea provoca que la rentabilidad final caiga del 17 a 10%, con una reducción del 42 por ciento.

Por otro lado, vale aclarar que los cambios de reglas de juego redujeron significativamente las alternativas financieras para adquirir los insumos agrícolas. Los incrementos de tasas de interés en pesos y en dólares encarecieron la inversión por hectárea y obligan a incrementar más los rendimientos esperados para lograr la rentabilidad anterior.

Además, en esta campaña agrícola los productores deberán pagar mayores precios por los fertilizantes nitrogenados y fosfatados, por incrementos en el mercado internacional, y por un aumento del valor del gasoil, que ya alcanzó el 46,5% en pesos en lo que va del año.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?