Soja: la cadena expresó su preocupación por los cambios en las retenciones

Debate en el seminario de Acsoja
Debate en el seminario de Acsoja Fuente: LA NACION
(0)
6 de octubre de 2018  • 01:00

La cadena de la soja realizó un congreso en Rosario en el que planteó sus preocupaciones por el presente, pero dejó en el claro las perspectivas positivas que presenta para el futuro si se corrigen diversos aspectos que la afectan.

Uno de los testimonios que se destacó fue el del jefe de Gabinete de la Secretaría de Agroindustria, Santiago del Solar, quien reconoció que las retenciones, que se aumentaron con las últimas medidas oficiales, contradicen el objetivo de querer ser "supermercado del mundo". Como lo había hecho el presidente Mauricio Macri, el funcionario señaló que se trata de un impuesto "pésimo", pero dijo que la última suba de las retenciones "se trata de una emergencia".

"Es contradictorio querer ser el supermercado del mundo con estos derechos de exportación", indicó.

En el seminario, entre otros temas, el presidente de Acsoja, Luis Zubizarreta, también se refirió entre otros temas a las retenciones. Después de valorar la mejora en infraestructura que está llevando adelante el Gobierno, dijo: "La cadena es eficiente pero los costos no son competitivos. La presión impositiva es sofocante", dijo.

En este contexto, señaló que aunque se entiende que las cuentas deben estar equilibradas, el aumento de retenciones es algo que debe corregirse, ya que, indicó, pone en peligro a la cadena y representa "comernos la gallina de los huevos de oro".

"Los competidores juegan en forma agresiva; industrializan la soja y en la guerra comercial entre EE.UU. y China y ante las maniobras arancelarias de los adversarias terminaremos desprotegiendo a la cadena", sostuvo el presidente de Acsoja

En un panel de industriales y exportadores se expresó la preocupación que tienen por la eliminación del diferencial arancelario con el poroto de soja y los efectos que tiene sobre la actividad. Al respecto, Sergio Gancberg, Glencore, dijo: "estamos en una condición de emergencia; todo el desarrollo sojero del norte de Brasil se debe a que Argentina durmió la siesta durante muchos años. Ahora estamos durmiendo siesta con las industrias".

En tanto, Raúl Padilla, de Bunge, destacó que "el factor que permitió que se generen inversiones en el polo industrial argentino fue una coherente y consistente política de Estado en base a la exportación, lo que ha permitido competir con los países consumidores."

Según el directivo la industria logró "convencer a las distintas administraciones sobre la importancia de una herramienta que compense este diferencial, lo que ha logrado que podamos competir. Esa coherencia de distintos gobiernos y partidos lo pudimos mantener pero con este gobierno perdimos la consistencia, nos hemos equivocado. Deberíamos tener una presencia muy clara en el mercado y hemos perdido consistencia", dijo.

En tanto, Fernando Cozzi, de Cargill, explicó que "hoy el mercado tiene segmentación de la demanda, lo que lo hace impredecible. Por eso no es bueno que una industria esté desarrollada en un solo sentido, a un solo destino".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.