"Fide´s pintate algo": la movida que invita a pintar un cuadro y tomar una cerveza en un bar

Fide´s pintate algo - Gentileza: Francisca Guemes

1:02
Video
Paloma Suárez Echeverría
(0)
11 de octubre de 2018  • 19:20

El esperado corte de semana se sentía entre los grupos de amigos y parejas que habían llegado antes de la hora prevista. Eran las 21.30 de un miércoles y el bar ya estaba lleno. En unas pocas mesas reposaban 40 bastidores, cada uno con un kit propio de un pintor. Atriles, pinceles, servilletas y temperas de diversos colores en perfecto estado permanecían a la espera de que los "artistas" los usaran para el debut. Las cuerdas de una guitarra comenzaron a acompañar cada movimiento de pincel y las charlas entre mesa y mesa. Segundos después y casi a modo de bendición, la primera bandeja repleta de pintas de cervezas salió de la cocina. Así se dio comienzo a la 47° edición de " Fides Pintate algo".

No es un bar, tampoco un taller de arte, sino una mezcla de los dos. Este innovador concepto combina elementos que parecían no fusionar: tomar una cerveza, escuchar música y pintar un cuadro. ¿La mejor parte? No es necesario saber pintar, ni si quiera haber usado un pincel en la vida. "Es para valientes", resaltó entre risas y con una cerveza en la mano Lucía Rodríguez de la Torre, cocreadora del concepto. "Acá cualquiera puede pintar lo que quiera, no hay indicaciones ni reglas de nada". Las ganas de autodesafiarse son un requisito.

El encuentro cara a cara con el bastidor, aún en blanco, provocaba diversas reacciones entre la gente. Algunos sacaban sus celulares para ver dibujos ya pensados y otros, más atrevidos, mojaban los pinceles para ver qué salía. La gran mayoría se resistía a tomar el pincel, a la espera de indicaciones, sin saber que éstas nunca iban a llegar.

Rodríguez de la Torre, publicista y Agustina Minuto, comunicadora y diseñadora en potencia, son las que crearon esta movida que llama la atención de los jóvenes. Dos veinteañeras y amigas del trabajo, que se describen como un dúo que se complementa. "Es es una dupla donde Agus es la artista y yo manejo más la parte social", explicó Lucía.

La propuesta funciona bajo un concepto "nómade", ya que cada encuentro se lleva a cabo en un lugar distinto cada semana. A través de la cuenta Instagram, la plataforma por la que se puede reservar un bastidor, se publica con una semana de anticipación en dónde tendrá lugar el próximo evento. Cada miércoles rotan por diversos bares de Palermo, San Isidro y Pilar. Se quieren expandir hacia Tigre y Nordelta. Y van por más. Las promotoras confiesan que han recibido varias propuestas interesantes para crecer por Rosario, La Plata y Mar del Plata.

Todo empezó en el patio de una casa. Una tarde, como forma de hacer algo nuevo y distinto, Agustina y Lucía se juntaron a pintar y a tomar un buen vino. Fue entonces que en medio de la conversación, temperas y copas se percataron de que lo que estaban haciendo no existía en otro lado y que lo podían llevar a una escala mayor.

Se contactaron con las personas, librerías y bares necesarios para que el proyecto se pudiera llevar a cabo y "todo fluyó". Al poco tiempo nació el primer "Fides Pintate Algo" en un bar de Belgrano. "Queríamos que todos pudieran vivir algo así sin tener que ser artistas o estar cerca de ello. A mí me gustaba pintar, pero mis amigas no lo habían hecho nunca y a partir de ahí se dieron cuenta de que les divertía", contó Agustina.

El nombre deriva del "apodo" de una de las impulsoras de la idea. El propósito de éste era que fuese fácil de recordar, original, pero sobre todo relajado. Tan descontracturado y coloquial como un "pintate algo" que representa lo esencial del concepto.

En el mediano plazo aspiran adentrarse al mundo empresarial a través eventos recreativos. "Hoy en día muchas empresas quieren brindar un rato divertido a sus empleados y para eso nos llaman", señala Agustina, o "Fides" como le dicen sus allegados.

Los que vivieron esta experiencia aseguran que se respira un ambiente cálido e íntimo en cada encuentro. Esto no solo se logra por los bares que se eligen sino también por un requisito que no puede faltar en cada velada: las bandas que tocan y participan y los valientes del público que al "abrirse el micrófono" se paran a cantar o tocar algún instrumento.

Entre atriles y cervezas

La velada avanzaba y los atriles se llenaban de colores y formas. Las charlas y chistes se cruzaban entre mesa y mesa ya sea para preguntar qué dibujaba el otro o si le prestaba algún color. Cada detalle fue pensado con el objetivo de que se produzca una interacción entre los que eligieron pasar un miércoles por la noche bajo esta oferta. "Nos gustaba la dinámica de poner pocos colores en cada mesa así la gente al necesitar otro color se la pide al de al lado y sin darse cuenta generar charla", confesó Lucía tras explicar los detalles con los que se construye "Fide´s".

Flores, árboles, paisajes y formas abstractas es lo que más se repite. Los más osados se animan a hacer retratos, o llevan ya preparado lo que van a pintar, ya sea en una foto o la idea en la cabeza. Mientras los pintores se concentran en sus obras y toman su cerveza, las anfitrionas se aseguran junto a los dueños del bar que todos estén satisfechos. Mientras, Lucía sacaba fotos con su cámara para publicarlas en Instagram y que los invitados tengan un recuerdo -además del cuadro- en las redes sociales y lo puedan compartir.

En fin una noche distinta, ideal para "romper el hielo" en una primera cita, donde la timidez o la falta de tema puede ser subsanada con la pintura. O simplemente una manera novedosa de cortar la semana con amigos al hacer algo más lúdico y divertido que te distraiga de la rutina y el estrés de la semana.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.